martes, 18 de febrero de 2020

Sara Cruz Teja: “Después del listón que se dejó el año pasado, me tiene que salir igual o mejor”

Dice que el siete, posición en la que le corresponde salir en la gala santacrucera, le dará suerte. Desde muy pequeña sueña con ser Reina, y el ahora diseñador de su fantasía, Sedomir Rodríguez, que le arrebató la corona infantil años atrás, es su principal aliado para conseguirlo en categoría adulta.

Además, cuenta con una motivación especial: que su abuela, antigua líder de la Agrupación Musical Chaxiraxi, tenga un recuerdo de esos que, pese a las inclemencias del tiempo y el mal del olvido, queden grabados en la memoria.

-¿Cómo afronta estas últimas horas?
“En el taller. De momento, bien. Supongo que el día de la Gala tendré más nervios, pero ahora mismo lo que tengo son ganas de subirme al escenario y vivirlo al máximo”.

-¿Siente alguna presión por el hecho de que su diseñador se coronara el año pasado?
“Presión no, pero después del listón que se dejó el año pasado, tengo claro que esta vez tiene que salirme igual o mejor”.

-¿Qué puede decir de su fantasía?
“Es muy bonita. Creo que va a gustar mucho, tiene mucho significado y va a hacer que a la gente se le erice la piel”.

-Ya se había presentado anteriormente, por lo que no es una experiencia del todo nueva para ti.
“Sí, pero de pequeña. Me presenté tres veces a la Gala de Elección de la Reina infantil. El primer año, no quedé nada; el segundo, primera dama, que, de hecho, la Reina de ese año era de Sedomir; y el tercero, segunda dama. Me quedé con la espinita de ser Reina”.



-¿Y esta vez será la buena?
“Voy a luchar por ello”.

-¿Cómo conociste a Sedomir?
“No lo conocía personalmente. Lo había visto en Tenerife Moda porque me dedico al mundo del modelaje y alguna vez desfilé para su firma, pero personalmente no tenía trato con él. Vi el casting de Alcampo, y, la verdad, siempre ha sido uno de los diseñadores que más me ha gustado. Decidí probar suerte y la hubo”.

-¿Siente nervios?
“Sí. Pero yo siempre lo digo: forman parte de esta experiencia. Tienes la incertidumbre de lo que pueda pasar, aunque me lo tomo con mucha filosofía porque de imprevistos está llena la vida, en general. Lo que quiero es vivirlo y estar lo más segura posible”.

-¿Cuál ha sido su preparación para la Gala? ¿Muy diferente a las otras veces que ha desfilado?
“Sí, porque en el mundo del modelaje no se le da la misma importancia al peso que en el Carnaval. En la Gala llevas una cantidad de peso bastante elevado y hay que estar preparado, para no tener ningún tipo de inconveniente y que todo vaya sin problema”.

-¿Su principal motivación?
“Me presenté tres veces de pequeña porque mi abuela era la presidenta de la Agrupación Musical Chaxiraxi, entonces llevo mucho tiempo metida en este mundillo. Una de mis principales motivaciones es ella, porque el año pasado le diagnosticaron Alzheimer; decidí que este año quería vivir la experiencia, para que, dentro de lo que cabe, ella pudiese ser consciente. Si tengo alguna bajona o me viene a la cabeza ‘madre mía, la que se me viene encima’, pienso en ella”.

Diario de AvisosDaniel Tovar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario