jueves, 27 de febrero de 2020

Nueva Canarias acusa a Leticia Padilla de "mentir" sobre el Carnaval Arrecife

A través de un comunicado, la formación política con representación en el gobierno del Ayuntamiento de Arrecife relata que "en esta ocasión ha acusado a la Concejalía de Turismo de Arrecife de montar una fiesta para “cargos públicos y amigos privilegiados con pulseras”. Igualmente, dentro de la campaña de mentiras y 'Fake News' que la concejala se inventa, también asegura que hubo “Alcohol y DJ pagados con el dinero de nuestros impuestos”.

Para Armando Santana, concejal de Turismo y coordinador de Nueva Canarias en Lanzarote, "en primer lugar decir que la carroza del Ayuntamiento de Arrecife no se usó para ningún cargo público, es más se llegó un acuerdo con los hoteles capitalinos para que invitaran a sus huéspedes a ver el carnaval desde dentro, en una iniciativa inédita en nuestro desfile de carrozas. Es cierto que se usaron pulseras, pero no para invitar a VIPS a beber sino para controlar el aforo de la propia carroza, por medidas de seguridad".

"La cuestión del DJ, también debemos afirmar que existió, pero que en ningún momento cobró dinero alguno, sino que voluntariamente pinchó música de forma desinteresada, un aspecto a reseñar y por el que le estamos muy agradecidos. Evidentemente no se merece este ataque miserable, con el único objetivo de insultar a personas que participan en la más importante fiesta de nuestra capital. Finalmente, el ayuntamiento no pagó alcohol a los asistentes, e invitamos a la señora Padilla a una pronta rectificación , lo que sucedió es que algunas de las personas que estuvieron presentes si llevaron bebidas y comida por su cuenta, sin que esto fuera un cargo al ayuntamiento de Arrecife", señala.

En definitiva, que lo que ha sido una bonita experiencia en carnavales, "Padilla pretende convertirla en un hediondo caso de escándalo público: “a mi me huele a las políticas rancias y corruptas..” terminaba insultando la concejal".



Desde Nueva Canarias, denuncian que esta actitud de ataques crueles contra técnicos y personas honradas a los que se les acusa de lo que nunca ocurrió, "constituyen en sí un acto corrupto. Porque se usa la notoriedad del acta de concejal que el pueblo le concede, y además su salario, el dinero público de nuestros impuestos, para mentir descaradamente, con el único fin de insultar y humillar a personas honradas".

Revista Lancelot

No hay comentarios:

Publicar un comentario