sábado, 22 de febrero de 2020

La Cabalgata abre cinco días de fiesta sin parar en Santa Cruz

RS655317_fp cabalgata 70-2-scrPasadas las ocho de la tarde arrancó la Cabalgata Anunciadora del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2020. La Nifú-Nifá abrió un desfile que encabezó la Reina del Carnaval de Los coquetos años 50, Sara Cruz, luciendo la fantasía que le valió tan preciado premio, Sentir, de Sedomir Rodríguez. La joven derrochó alegría y besos volados a un público que, horas antes del inicio del desfile, ya esperaba a la largo del trayecto de la Cabalgata para ver el despliegue de la fiesta en la calle. Junto a la Reina, su corte de honor, cada una en sus respectivas carrozas, hasta completar las 16 candidatas, que este año sí, han lucido todas en plataformas adecuadas para ellas. Junto al Coso Apoteosis, el de ayer es el único momento en el que el público de pie puede observar de cerca el trabajo que los trajes de las candidatas llevan detrás.

Pero, sin duda, una de las novedades de esta Cabalgata fue el tramo en silencio del que pudieron disfrutar niños con diferentes sensibilidades ante el ruido, como, por ejemplo, los pertenecientes al espectro autista. Desde el parque García Sanabria hasta la calle de El Pilar, las carrozas, las comparsas y los grupos siguieron bailando y saludando, disfrutando de la fiesta, pero sin que sonara la música, ni las batucadas, ni las trompetas. Las distintas asociaciones que representan a las personas con algún tipo de discapacidad celebraron esta novedad que fue aprobada por unanimidad en el Pleno.

Además de la parte oficial de la Cabalgata, también es mucha la gente que se anima a salir en este desfile y sin olvidarse de los personajes del Carnaval que aportan su toque especial y único a la celebración de las carnestolendas en la calle. Una cabalgata que se inició en la plaza de la República, para luego desfilar por las siguientes calles: avenida de la Asunción, Ramón y Cajal, Galcerán, plaza Weyler, Méndez Núñez, Pilar, Villalba Hervás, La Marina, para finalizar en la avenida Francisco La Roche, ya cerca de la medianoche.



En la jornada de ayer también se llevó a cabo el tradicional concurso tanto de las carrozas como de los coches engalanados, cuya valoración se realizó en la avenida de Bélgica.
Cuando la Cabalgata aún discurría por las calles de la ciudad, que todo hay que decirlo, se vio atascada por los cortes de tráfico a los que obligó el desfile.

En los distintos escenarios comenzaron a sonar las primeras orquestas dando la bienvenida definitiva al Carnaval en la calle, ese que se desarrolla más bien de noche y que termina de amanecida. Una fiesta que este año tiene cinco días de celebración consecutivos, con un Lunes de Carnaval festivo en Santa Cruz.

Diario de Avisos

No hay comentarios:

Publicar un comentario