lunes, 9 de diciembre de 2019

Caso Juan Luis Guerra: comenzó la investigación interna del Ayuntamiento

El llamado caso Juan Luis Guerra, que ha sido denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción por el Grupo Municipal de Izquierda Unida-Unidas Podemos en Santa Cruz de Tenerife y que es objeto de una investigación interna por parte del Ayuntamiento capitalino, ha provocado un seísmo político e informativo en dicha Corporación local, pero también ha puesto bajo el foco el papel que juega un medio de comunicación, Radio Club-Cadena SER, como productora musical de referencia para Coalición Canaria.

Dado lo enrevesado del asunto (como cualquiera que se base en un expediente administrativo), aquí les resumimos las presuntas irregularidades detectadas hasta ahora y la queja que, a raíz de este caso, ha manifestado el sector ante el Cabildo Insular de Tenerife:

1) En el expediente que consta en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para la contratación de Juan Luis Guerra y Orishas con motivo de un concierto celebrado durante el Carnaval de Día de este año no se acredita fehacientemente, que ni Radio Club Canarias ni el particular que finalmente cobró más de medio millón de euros por dicho concierto, Alfredo Moré Silva, estuvieran en posesión de la exclusividad artística del artista dominicano o del grupo cubano citados.

2) En apenas dos días se redactaron otros tantos pliegos distintos en dicho expediente de contratación, uno a nombre de Alfredo Moré (5 de febrero) y otro a nombre de Radio Club (al día siguiente). Finalmente, fue Moré el contratado.

3) Hay un desfase de 88.815,69 euros entre lo fijado en el Pliego de Prescripciones Técnicas existente y lo que realmente se pagó.

4) El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, entonces gobernado por Coalición Canaria, pagó un cuarto de millón de euros (250.597,16 euros) por adelantado (es decir, antes de celebrarse el concierto) a Alfredo Moré Silva sin que consten las facturas que debía presentar para ello, y que debían corresponder a vuelos, alojamientos, seguros y dietas.

5) Moré no justificó debidamente la solvencia económica requerida, más allá de una carta por parte de la directora de Radio Club Canarias, Lourdes Santana, en tal sentido.



6) Tampoco consta en el expediente que Moré presentase el seguro correspondiente.

7) No figura, igualmente, que Alfredo Moré Silva acreditase la solvencia técnica exigida.

8) Pese a que el Ayuntamiento tuvo un año para gestionar el concierto, finalmente todo el expediente se tramitó en apenas una semana, incluyendo ese primer pago sobre el que ahora se sospecha que no estuvo justificado como se exigía.

9) Según el expediente, Alfredo Moré Silva era un desconocido para el Ayuntamiento de Santa Cruz. Es decir, que nunca se había contratado directamente con él, pese a lo cual se le abonó ese cuarto millón de euros por anticipado.

10) No se acredita que lo abonado corresponda con el caché de los artistas en cuestión.

11) Cuatro meses antes del concierto santacrucero, el Ayuntamiento majorero de Tuineje contrató a Orishas por 42.800 euros, mientras que en la capital tinerfeña se abonaron por este grupo un total de 73.357,20 euros. O sea, un posible sobreprecio de 31.557 euros. Una semana antes de la cita tinerfeña, Orishas cobró del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma 47.123 euros, 26.234 menos de lo abonado en la capital tinerfeña.

Y 12) Un concierto de Juan Luis Guerra celebrado en La Palma cuatro años antes, en 2015, costó unos 170.000 euros, que contrastan notablemente, pese al tiempo transcurrido, con los 427.837 euros finalmente pagados por el Ayuntamiento santacrucero este mismo año.
En cuanto a la queja, fue formulada por los productores musicales isleños, quienes se protestaron, al final de una reunión celebrada el mes pasado en el Cabildo, por la “competencia desleal” de Radio Club, al entender que “un medio de comunicación suplanta el papel de nuestras empresas ejerciendo la influencia de su actividad informativa”.

LO QUE SE PIDE EN LA DENUNCIA QUE AVERIGÜE LA FISCALÍA ANTICORRUPCIÓN

Fue el mes pasado cuando, fiel a su palabra, el concejal de Izquierda Unida y líder de Unidas Podemos en Santa Cruz, Ramón Trujillo, presentó, junto a su compañera de filas, la también concejala capitalina Dolores Espinosa, una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción por el llamado caso Juan Luis Guerra, a cuenta de las presuntas irregularidades detectadas en el expediente de contratación de dicho artista y del grupo cubano Orishas para un concierto del Carnaval de Día celebrado el pasado marzo. En concreto, en dicha denuncia, y tras hacer un breve relato sobre las supuestas irregularidades, se concluye instando a la Fiscalía, que dirige María Farnés en la provincia tinerfeña, a que se libre oficio a la entidad CaixaBank a fin de que remita el extracto de una cuenta entre el 13 de febrero y el 30 de mayo de 2019, con el objetivo de conocer cuál fue el destino final del dinero, cómo fue repartido y si, realmente, fue invertido en su totalidad en la celebración del concierto y sus gastos, o si, por el contrario, se utilizó para pagar “otros compromisos económicos” con Radio Club Tenerife en periodo preelectoral.

Según detalló aquella mañana Ramón Trujillo a los periodistas que le esperaban a la salida del Palacio de Justicia santacrucero, en caso de confirmarse dichas irregularidades, podrían incurrir presuntamente en delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación administrativa.

LA INVESTIGACIÓN INTERNA ORDENADA POR EL AYUNTAMIENTO DE SANTA CRUZ YA ESTÁ EN FUNCIONAMIENTO

El mismo día en que el Grupo Municipal de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife anunció, por parte de su portavoz, Ramón Trujillo, de que presentaría denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción por el caso llamado Juan Luis Guerra, el actual equipo de Gobierno, conformado por el PSOE y Ciudadanos, desveló a través de su concejal de Fiestas, Andrés Martín Casanova, que la Corporación activaría una investigación interna a este respecto. Dichos anuncios tuvieron lugar durante una Comisión de Control municipal en la que tanto Trujillo como Casanova reconocieron su inquietud ante las presuntas irregularidades detectadas en el expediente de contratación de Juan Luis Guerra y Orishas con vistas al Carnaval de Día celebrado el pasado marzo, y que costó a los vecinos capitalinos algo más de medio millón de euros.

Respecto a dicha investigación interna, que ha sido ordenada por la propia alcaldesa, Patricia Hernández, apenas había trascendido (como informó este periódico en su día) que sería dirigida por el oficial mayor del Ayuntamiento, Francisco Clavijo.

Ahora se sabe que los trabajos de dicho funcionario ya han comenzado, si bien el éxito no parece presidir los mismos, dado que algunas de las personas que han sido citadas han optado por no responder a las preguntas que le fueron formuladas. Aunque no ha trascendido quiénes han acudido ya al reclamo de Clavijo, sí se sabe que estaba previsto que tomase declaración a la entonces concejal de Fiestas, Gladis de León (Coalición Canaria); el exgerente de dicho organismo José Ángel Alonso; además del resto de funcionarios que tuvieron algo que ver con el expediente en cuestión. Sea como fuere, se estima que la investigación interna del Ayuntamiento santacrucero habrá finalizado justo después de la Festividad de los Reyes Magos, días en que se espera que Clavijo entregue un informe sobre sus conclusiones.

Resta recordar que, durante la Comisión de Control aludida, Martín Casanova llegó a hablar de “expediente Frankenstein” para calificar cómo contrató el Ayuntamiento capitalino a Juan Luis Guerra, a la par que se asombró de la rapidez con la que se pagó el primer cuarto de millón de euros. “Si siempre pagásemos con esta celeridad, seríamos los número uno”, llegó a bromear el edil.


Diario de AvisosTinerfe Fumero 

No hay comentarios:

Publicar un comentario