martes, 17 de octubre de 2017

“Me alegra que mi cartel tenga polémica porque así no pasa desapercibido”

Nareme Melián, graduado en Bellas Artes por la Universidad de La Laguna, es el creador de La guardia del cetro, cartel ganador del próximo Carnaval 2018 de Santa Cruz de Tenerife. El procedimiento para presentar su trabajo, las técnicas utilizadas y la polémica que generó una falta de ortografía, son algunos de los asuntos que aborda en esta entrevista.

Cuéntanos un poco cómo fue el procedimiento para presentar el cartel… “A mediados del mes de mayo el Organismo Autónomo de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife publicó que el concurso sería público y que cualquier persona o agencia de publicidad podría presentarse. Por vía Facebook y Whatsapp amigos y compañeros de trabajo me convencieron para que me apuntara. Estuve un par de días con dudas hasta que me decidí. Me puse manos a la obra y el 25 de julio lo entregué en sobre cerrado”.

¿Cuáles son las técnicas que empleaste para diseñarlo? “La técnica de la obra consta de dos pasos: uno, el diseño previo de los bocetos de los personajes y redibujarlos; y dos, digitalizar cada personaje para luego colorearlos con diferentes gamas cromáticas, texturas y estampados”.

¿Existe una gran diferencia entre la idea principal del cartel y el resultado final? “Muy poca, y eso es raro en mí. Siempre tuve clara la idea. Sólo varía a la hora de la composición de algunas hadas”.



¿En qué te inspiraste para hacerlo? “En la propia alegoría del Carnaval 2018 (La fantasía). Busqué un icono representativo o más bien que fuera una imagen fácil de reconocer y asociar con la fantasía”.

¿Qué mensaje quisiste transmitir con el cartel? “Como ilustrador siempre quieres contar una historia y, en este caso, quise homenajear a un icono clave del Carnaval chicharrero: el cetro de la reina, ya que en carteles anteriores no se había hecho”.

¿Por qué decidiste llamarlo La guardia del cetro? “Porque las hadas son la guardia y custodia del cetro”.

¿Esperabas ganar? “Para nada. En esta clase de concurso nunca sabes lo que puede pasar. Siempre estás con la duda del sí o el no. Me enteré que fui el ganador al mismo tiempo que el público reunido en la Plaza del Príncipe”.

 ¿Las claves de su éxito? “El cartel es muy colorido y su composición fue diferente a la del resto de mis compañeros finalistas”.

¿Era la primera vez que te presentabas a un concurso de este estilo o ya habías participado en otros? “Sí, la primera vez. Nunca me había presentado a esta clase de concurso porque no me sentía preparado. En este caso, el mundo de la fantasía siempre ha estado presente en mi obra y es un estilo con el que me siento cómodo”.

He leído que estuviste desde junio inmerso en este cartel. ¿Fue un camino difícil de recorrer? “Más bien laborioso. Al final me metí tanto en el desarrollo de los personajes que cada uno de ellos tiene bastantes detalles y eso hizo que me divirtiera. Intento pasarlo bien en cada uno de los trabajos que hago”.

¿Volverías a presentarte? “Supongo que sí, aunque la espera se hace muy lenta. Ja, ja, ja…”.

¿Qué fue lo que te dio fuerzas para seguir adelante en los momentos más difíciles a la hora de crear el cartel? “Pues el trabajo que ya estaba hecho. Si hubiera parado sería como echarlo al olvido”.

Tu cartel ha dado mucho de qué hablar, no solo por ser llamativo, sino también porque se presentó con una falta de ortografía… “Me alegra que mi cartel tenga algo de polémica porque así no pasará desapercibido. Dentro del diseño gráfico hay ciertas licencias que te puedes permitir y a mi modo de ver, una de ellas es poner en mayúscula o minúscula algunas letras para jugar con el tema de composición. Se ve claramente que en Interés Turístico Internacional cada palabra está en mayúscula, ya que aparecía como obligatorio en las bases. Es por eso que  me permití poner Febrero en mayúscula, aunque sé que los meses del año se escriben en minúscula”.

¿Pretendes solucionar ese “Febrero”? “Al día siguiente ya estaba solucionado y entregado de nuevo al Ayuntamiento”.

¿Qué es lo que más te gusta de la ilustración? “Pues el enfrentarte a esa hoja en blanco y ver como tu mente empieza a imaginar e inventar cosas sin saberlas previamente y ver como uno mismo se sorprende. Para mí eso es pura magia”.

¿Cómo comenzaste a interesarte por este mundo? “Desde pequeño siempre me ha gustado dibujar. Empecé los estudios de Bachillerato en la Escuela de Arte Fernando Estevéz y luego cursé la licenciatura de Bellas Artes en la especialidad de Dibujo e Ilustración”.

¿Qué es lo peor y lo mejor? “Lo peor, y creo que es algo muy común en las profesiones de cualquier ámbito artístico, es la inestabilidad. Hay momentos en los que te puedes ver saturado de trabajo y en otros en los que escasea. Y lo mejor, es que es una profesión muy gratificante para uno mismo porque cada proyecto es un reto al que siempre hay que superarse”.

¿En qué trabajas en la actualidad? “Trabajo como concept art para La Casa Animada, un estudio de animación ubicado en Tegueste, donde constantemente entran nuevos proyectos audiovisuales. En este momento estamos preparando una nueva serie de animación infantil. También ilustro para editoriales. Dentro de poco se sacarán dos diseños míos de portada para la editorial 7 islas. En este sentido, para la editorial Diego pin ediciones, ilustré un libro sobre leyendas canarias llamado Voces del Malpaís. También soy el creador del cartel de Festival Internacional del Cuento Los Silos 2017″.

¿Un consejo para los que quieren dedicarse al dibujo? “Sonará a tópico pero creo que es el más efectivo: creerse las cosas que uno hace y valorarse uno mismo. Si no lo haces tú mismo, ¿cómo te va a valorar el resto? Otra cosa muy importante es ser constante con el trabajo porque ahí es donde se ven los buenos resultados”.

LogoIru Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario