sábado, 11 de febrero de 2012

Las comparsas del Carnaval se van de discoteca

Las comparsas del Carnaval se van de discoteca
 El Carnaval de Cómic de Las Palmas de Gran Canaria cuenta desde la noche del viernes con su comparsa ganadora. Aragüimé obtiene, un año más, el premio de interpretación y de vestuario. Los treinta y cinco componentes de esta formación, procedente de la Villa de Agüimes, lucieron la fantasía Alegría del diseñador y coreográfo Tony Espino, que para esta edición se ha inspirado en los colores y ritmos del Caribe y África. Una puesta en escena llena de color y uno bailes bien coordinados pusieron de manifiesto la veteranía de esta comparsa fundada en 2002.

El jurado, presidido por la bailarina Yolanda Spínola, otorgó también el segundo premio de interpretación con el espectáculo Renacer, querer es poder, a la comparsa Baracoa, coreografiada por Cirenia de León y Neftalí Betancor, y el tercer galardón fue para la comparsa Nuevo Estilo, que interpretaron Las estrellas tienen color y ritmo, de la coreógrafa Nuria Andrés.

En cuanto al segundo premio de vestuario ha recaído en la comparsa Cubatao, con el diseño de Tito Cabrera titulado Suemi. El tercer premio ha sido otorgado a la comparsa Baracoa que ha lucido la fantasía Esplunge, nuestro talento al viento, diseñada por Nauzet Afonso.

Ocho comparsas se disputaban anoche el primer premio del concurso del Carnaval del Cómic, un evento lleno de ritmo, color y baile en el que cada vez más, y van en ascenso, se imponen los ritmos discotequeros en detrimento de los sones salseros y latinos de toda la vida.

Fuera Celia Cruz o Lady Gaga, lo cierto es que los ocho grupos de concursantes animaron a más de 2.000 parroquianos a sentarse en el parque Santa Catalina pese al frío glaciar de anoche. El sacrificio tuvo su premio con un espectáculo de baile y ritmo, con más o menos armonía, en el que participaron más de 220 bailarines y que no se quiso perder ni la Reina del Carnaval, Laura Medina. El concurso fue presentado por la periodista y locutora de Radio Canarias Jezabel Artiles.

Rompieron el hielo -casi literal anoche- la comparsa Son de Ayatima, que, llegados desde Marzagán, desplegaron por el escenario un número titulado Tributo a Ícaro, en el que no faltaron las canciones salseras mezcladas con otras más disco y mucha, mucha pluma.

Tras ellos, uno de los grupos aspirantes a lo máximo anoche, Baracoa, nuevos como formación pero con toda la experiencia de unos bailarines que otros años habían concursado bajo la marca Jaguaribe. No defraudaron anoche y desplegaron en el Parque una espectacular puesta en escena con voz en off, zancudos, bailarinas tapadas sólo con un leve maquillaje corporal y disfraces hechos con revistas, CD, discos y fundas de discos recicladas. Con mezcla de ritmos disco y otros más reconocibles como latinos, Baracoa sacó a escena incluso a una resucitada Celia Cruz y a una altísima bailarina de piel negra embutida en un espectacular traje blanco.

Los Lianceiros tomaron el relevo poco después con una introducción de formato muy parecido al de Baracoa, música sinfónica y voz en off que narra una historia, en este caso la de unos guerreros llegados de Venus. De nuevo los ritmos discotequeros volvieron a enlazarse en el caso de Lianceiros con los más latinos, incluyendo como novedosos varios sones aflamencados en su correcta coreografía.

Cubatao fue la sorpresa de la noche, al menos musicalmente hablando. En un concurso donde la música enlatada es casi unánime, los de Jinámar plantaron en escena a un grupo de músicos y cantantes que sólo entonaron ritmos latinos y brasileños con los que sus 30 bailarines volaron por el escenario con su coreografía
LaProvincia-DiariodeLasPalmas Raúl Gil

No hay comentarios:

Publicar un comentario