sábado, 15 de febrero de 2020

Los Chancletas responden tras la polémica

Tras la polémica y la controversia creada a partir de que la murga de Los Chancletas no entrara en la final del concurso de murgas del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria de 2020, motivado por una supuesta descalificación después de que su director (Tito) se quitase el sombrero en mitad del pasacalles, el grupo carnavalero ha decidido formalizar una explicación al respecto para evitar especulaciones en su página de Facebook.

«Ante diversas especulaciones y ataques varios, basados más en no conocer lo que ha pasado, que la realidad, nos vemos obligados a lanzar este comunicado con la sucesión de los hechos que tristemente hemos tenido que vivir en los últimos días. Por respeto, omitiremos nombres (por ahora) a la espera que se termine de aclarar todo», inicia el comunicado.

«Como saben, en la noche del pasado miércoles, no fuimos nombrados entre las murgas finalistas -prosigue el comunicado-, sin embargo, rápidamente multitud de personas del ámbito murguero, se acercaron hacia nuestra murga, especialmente a nuestros directivos, para informarle que estábamos descalificados porque nuestro director se había quitado el sombrero a mitad del pasacalles para poder dar la entrada. Cuestión, que Tito ha hecho toda la vida, y que hasta ahora no había sido ningún problema», destaca la entidad carnavalera.

Ante la duda de si habían sido eliminados por puntuación o conducta, Los Chancletas reclamaron para saber si se debía a una causa de puntuación o por infringir dicha norma. Además aclaran que «en ningún momento hemos pedido que nos enseñen las puntuaciones, jamás, eso es absolutamente falso. Lo único que hemos pedido es que se nos informe si estamos descalificados o no, y el porqué, para poder ejercer nuestro derecho constitucional a defendernos y alegar».

La duda quedó en el aire ante la negativa, pero según explica en el escrito, este pasado jueves recibieron una llamada en la cual la persona al otro lado del teléfono «nos indica rotundamente que Los Chancletas eran una de las 8 finalistas, es decir, que por clasificación habíamos estado entre las 8 murgas que más habían gustado al jurado de murgas de este año, y que se había hecho bastante insistencia para que se nos descalificara».



Ante ciertos comentarios proveniente de diferentes personas, también quisieron explicar que «no culpamos de lo ocurrido al carnaval, ni a su concejala, ni al gerente, ni al coordinador de grupos, y menos a sus trabajadores. Lo que sabemos a ciencia cierta porque habían decenas de testigos, es que la directiva de la Federación de Murgas (FIGRUC), creada para defender los intereses de nuestras murgas, fue la que sin informar a ninguna de las murgas, tomó la decisión de manera independiente, según nos indican «porque le realizaron la consulta». Aún así, no todos los miembros de esta directiva firmaron. Decisión que notificaron a Carnaval, y que Carnaval le pasó al jurado para nuestra descalificación», aseguran.

El resto del comunicado reza lo siguiente: «Por todo ello, y como haríamos cualquiera, optamos por defender nuestros derechos, especialmente porque las bases del concurso indican que en cualquier caso, no se cuentan dentro de mínimos y máximo del grupo ni la percusión, ni el director, ni las abanderadas, ni las mascotas.

Sin embargo, se ha hecho una interpretación parcial de la norma, diciendo que el director sí cuenta pero la percusión no. ¿Cómo es esto posible?, nos planteamos nosotros. La norma o base escrita, está para cumplirse, y si cuenta el director, también lo debe hacer percusión, abanderadas y mascotas, porque seleccionar solo una de ellas es aplicar parcialmente un artículo de las bases, algo injusto de todas todas.

En la tarde noche de ayer, acudieron algunos de nuestros directivos, aconsejados por nuestros abogados, hasta el Parque Santa Catalina, tal y como ha publicado la prensa, ya que se encontraban allí para el concurso de disfraces celebrado anoche.

Nos reunimos con los principales responsables de Carnaval, con el único fin de saber la verdad, ya que al estar descalificados, consideramos que tenemos derecho a saberlo para poder argumentar lo que pensamos. Nos remiten al lunes para conocer si lo estamos o no, una vez que el concurso ya haya sido celebrado y no se pueda reclamar nada, algo que una vez más consideramos injusto, puesto que los más de 80 murgueros y nuestras familias, llevamos un año de sacrificios como para tirar por la borda el trabajo sin antes luchar por nuestros derechos.

Finalmente, tras hablar con el presidente de la Federación de Murgas, se llegó a un acuerdo de que se convoque una reunión para esta tarde, y decidir qué hacer.

Por nuestra parte, lo que pedimos es saber la verdad, que se diga quién o quiénes han estado detrás de todo este lío. No pedimos en ningún caso que se quite a ninguna de las murgas finalistas, que quede claro. Las ocho nombradas el pasado miércoles deben estar en la final.

Lo que pedimos es justicia, y que al igual que se ha sido parcialmente riguroso con Los Chancletas, se explique detalladamente el porqué se aplica una parte de las bases y otras no. No pretendemos que se descalifique a nadie más, al contrario, creemos que se ha obrado mal incluso con los Payasos Alborotados, que fueron descalificados porque a uno de sus murgueros se le cayó el gorro.

Como hemos aclarado en varios puntos, nos defenderemos porque es nuestro derecho, y cualquiera lo haría por su grupo si se enterase de esto mismo.

No estamos reclamando que se nos meta en la final por la cara, o por los disparates que dicen por ahí como «que quieren estar en la final por el aniversario, por Tito, o porque fuimos novenos». Rotundamente no, queremos estar en la final porque nos lo hemos ganado sobre el escenario, y el jurado así lo decidió, porque estamos entre las 8 mejores puntuadas.

Esperemos que esto ayude a aclarar algo. Hay muchas más cosas que nos hubiera gustado decir, pero por respeto y por el bien del concurso, preferimos reservarnos.

Disculpen todos por lo que está pasando, estamos sufriendo realmente con esto, y queremos que acabe cuanto antes».

Juan Pérez Benítez

No hay comentarios:

Publicar un comentario