domingo, 9 de febrero de 2020

Laura García Repo: “La fantasía que luciré está hecha para mí porque va acorde con mi forma de ser”

Esta profesora de gimnasia rítmica de 31 años, que entrena a niñas en el Club Adoney, en Granadilla, se presenta por segundo año consecutivo como candidata a la Gala de Elección de la Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. Y es que Laura García Repo y su diseñador, Borja Abreu, quedaron con un regusto amargo en la edición del año pasado. Ahora más segura de sí misma y con una fantasía hecha a su medida, denominada El Secreto de Lola, representando a la firma Ron Indiana, aspira a ser la Reina del mejor Carnaval del mundo. El año pasado le tocó abrir el fuego, pues fue la primera en desfilar sobre el escenario del Recinto Ferial. Este año será la penúltima, tras tocarle el 15 en el sorteo.

-¿Qué tal la experiencia que vivió en el Carnaval del año pasado?

“Fue una experiencia muy bonita, y aunque el resultado no fue el esperado, lo viví muy intensamente desde que me lo propusieron hasta el día que se celebró la Gala de la Reina”.

-¿Qué le motivó presentarse de nuevo este año?

“El mismo día de la Gala, y después de un resultado un poco triste, el diseñador Borja Abreu me preguntó si estaba dispuesta a presentarme para la siguiente edición. Le dije que si me hacía un traje a mi medida, lo hablaríamos. A los pocos meses me llamó y me dijo que quería que fuese de nuevo su candidata. Tras valorarlo después de un periodo de tiempo, ya que ser candidata conlleva un esfuerzo extra, acepté porque cuento con un equipo de trabajo de lo mejor y por lo bien que me trataron el año pasado”.

-¿Cómo describe la fantasía de este año, denominada El secreto de Lola, del diseñador Borja Abreu?. Lo que se pueda contar…

“Sin desvelar mucho, el diseñador me ha dicho que es una fantasía hecha para mí. Va acorde con mi personalidad y forma de ser. Me gusta muchísimo”.



-¿Qué tipo de preparación lleva hasta que se celebre la Gala de Elección de la Reina?

“El gimnasio que no falte. Ahora ya vengo con el truco aprendido de la edición pasada. El estar en forma y el ensayar me ayudó bastante cuando salí al escenario. También ir al taller para ver cómo va todo lo relacionado con el traje, y ensayar”.

-¿Ha soñado con ser la Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife?

“Por supuesto. Si salgo Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife sería un orgullo tremendo. Este año lo estoy viviendo diferente, pero bien porque no se me ha hecho pesado. Controlo los nervios bastante bien, pero también es verdad que al ver que faltan todavía cosas por hacer, a solo dos semanas de la Gala, me inquieto un poco, pero estoy segura de que el equipo de trabajo lo tendrá todo a punto para ese día. No tengo ninguna duda”.

-¿De qué se va a disfrazar este año cuando arranque el verdadero Carnaval, el de la calle?

“Justo ayer lo estaba hablando con una amiga. Tenemos preparado el disfraz de Maléfica, también de India y otras cosas más preparadas para los días que pueda salir. Si soy Reina o Dama de Honor habrá que acudir a más eventos, pero es Carnaval y hay que vivirlo”.

-El año pasado fue la que abrió el fuego tras salir la primera, y este año será la penúltima en salir al escenario (15). ¿Satisfecha del puesto que le correspondió tras el sorteo?

“Lo que no quería era salir otra vez la primera. El día del ensayo me tocó el número 15 y quedé contenta, y más contenta me puse cuando en el sorteo me volvió a salir el mismo número. Está claro que soy de extremos (risas). De todos modos, da igual en el puesto en que salgas porque si la fantasía gusta al público y al jurado se van a acordar de lo que vieron. Han habido candidatas que saliendo las primeras han sido Reinas. Lo mismo ha sucedido con las últimas en desfilar. Si está para esa persona, sale independientemente del puesto que le haya correspondido”.

-Si sale Reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, ¿a quien se lo dedicaría?

“Primero al diseñador Borja Abreu, al equipo que hay detrás, y a la firma comercial que me patrocina, Ron Indiana. Luego a todas esas personas que me apoyan en mi club (Adoney de Granadilla) de gimnasia rítmica, a mi familia, y a toda la gente que hace posible que yo pueda dejar de entrenar por unas semanas a mi club, para venir a ensayar, ir al taller, ir al gimnasio y atender a los medios de comunicación”.

Diario de AvisosCándido González 

No hay comentarios:

Publicar un comentario