jueves, 16 de enero de 2020

Seguridad recorta las previsiones para la final: 7.500 plazas y solo 2.000 de pie

La reunión de coordinación entre el área de Seguridad y la Concejalía de Fiestas concluyó con el cambio de la previsión de la organización del Carnaval para la final de murgas. Aunque el responsable de los actos que arrancan el viernes de la próxima semana, Andrés Martín Casanova, planteaba ampliar el aforo de las 6.437 plazas del año pasado a 9.000, los técnicos de Protección Civil y Seguridad -que autorizan el Plan de Seguridad del concurso- insistieron un incremento más conservador y limitarlo 7.500 en cumplimiento de la normativa de Seguridad.

También se da marcha atrás en la previsión que defendía 4.000 localidades sentadas -1.500 sillas y 2.500 en grada- y 5.000 puestos a pie. Las fuentes consultadas precisaron que de las 7.500 plazas que se autorizarán en el recinto ferial -casi 1.200 más respecto a la última final-, 5.484 son asientos que se repartirán en sillas (3.220) y el resto (2.264) en gradas. Otro cambio sustancial sobre la propuesta de Fiestas: solo se permitirán 2.016 plazas en las dos nuevas áreas de general de pie que se distribuyen a izquierda y derecha de las sillas, frente al escenario que se instala en el recinto ferial. Con la nueva configuración, la final de murgas mantiene su configuración de más asientos que puestos de pie, frente al efímero intento de ofertar 5.000 localidades a pie y 4.000 entre sillas y gradas.

En la reunión de coordinación sobre la seguridad en los concursos se ratificó que todos los asientos que se habilitarán en el recinto serán numerados, tanto en grada como en las sillas.

Los cambios consensuados ayer entre Seguridad y Fiestas para hacer una ampliación conservadora del aforo obligarán a adaptar la venta de las plazas en internet a la oferta real, lo que podría suponer que se retrase a la próxima semana la venta de las entradas, si bien está sujeto a los plazos que le facilite la firma ganadora del concurso de explotación, Eventbrite.



El concejal de Fiestas, el socialista Andrés Martín Casanova, explicó que en la reunión de coordinación con Seguridad se trasladó la propuesta de los técnicos del Carnaval y se decidió ampliar en casi 1.200 plazas la capacidad del año pasado del recinto ferial. Aunque inicialmente se había planteado 9.000 localidades para la final de murgas, los criterios de seguridad y la opinión de los representantes de grupos que inicialmente dieron su aprobación y luego pidieron cautela "nos llevaron a poner en marcha una experiencia piloto menos ambiciosa de lo que inicialmente se planteó". Martín Casanova destacó que por primera vez en la historia las localidades serán numeradas, lo que garantizará la comodidad y la seguridad para el público.

Respecto a la venta de entradas, Andrés Martín insiste en que todo depende en el tiempo que precisa la empresa que vende las entradas por internet para adaptar las localidades a la capacidad consensuada: 7.500 plazas. "Si no fuera posible ponerla a final de semana, se anunciará conforme a los plazos". El concejal sí precisó que, además de tomar la decisión de numerar todas las localidades, también se pidió a Eventbrite que la venta de entradas se oferte de forma escalonada. Así, el primer día se ofertarán las localidades del concursos de murgas -fases, final y bonos- para contribuir con esta medida a evitar que se colapsen los servidores; Fiestas ha pedido a la empresa que garantice la venta de mil entradas al minuto.

Otra de las decisiones acordadas entre Seguridad y Fiestas es sacar a las carrozas de la zona de Villalba Hervás para favorecer el descanso de los vecinos al comprobar que el 70% o 80% de las incidencias registradas el año pasado en este lugar eran se debían a incumplimientos atribuidos a las carrozas; se dio el caso de participantes que querían dejar el recinto antes de que expirara el plazo fijado, las 6:00 horas. Fiestas se ha comprometido a buscar acomodo a las carrozas en el Carnaval de Día por primera vez

El DíaHumberto Gonar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario