miércoles, 10 de abril de 2019

El PP pide explicaciones al Ayuntamiento de Las Palmas por el "grave riesgo" en la seguridad durante la Cabalgata del Carnaval

Gran Cabalgata del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. (Alejandro Ramos).El PP en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha pedido este martes al alcalde Augusto Hidalgo que explique qué riesgos hubo en la seguridad en el desarrollo de la Cabalgata del Carnaval 2019 tras conocerse los informes policiales emitidos de la celebración del evento.

Ese dictamen demuestra que hubo "grave riesgo" -expresión literal utilizada por el cuerpo policial en sus informes- para la seguridad de miles de personas por negligencia de quienes organizaron la cabalgata, "el gobierno PSOE-LPGC Puede-NC", destaca un comunicado del PP.

En esa información no solo se plasman conclusiones, como que "hubo grave riesgo de atropello para las personas participantes y para el público asistente", sino que también apuntan que "las carencias en las medidas de protección de la cabalgata obligó a destinar recursos policiales que desatendieron zonas donde se producían reyertas".

"Ahora todos sabemos por qué el trío Hidalgo-Doreste-Quevedo estaban escondiendo los informes policiales de cabalgata solicitados oficialmente por el PP desde hace un mes", destaca la nota.

En su opinión, Hidalgo ha intentado ocultar los "graves riesgos de seguridad" al que fueron sometidos durante la cabalgata a "miles de padres y madres que tenían a sus hijos en ese evento", quienes a su entender "merecen una explicación urgente y, sobre todo, que se asuman responsabilidades".

Joel Arias, será el nuevo director de Redoblones

La imagen puede contener: una persona, sonriendo, de pieLlegó el final de Zeta Zetas 2019 y con él, el hasta luego de nuestro pequeño gran Joel, que como ya saben, el próximo año pasará a dirigir la Murga infantil Los Redoblones.

Joel es ese niño que como tal lo vive todo al máximo y que al verlo sobre un escenario no puedes dejar de alucinar al ver con las ganas, intensidad e inocencia (bendito tesoro que tienen los niños con su edad) que interpreta actuación tras actuación. Hijo de Roberto Arias y hermano de de Tati Arias, es decir, de grandes murgueros, ahora le toca seguir creciendo "lejos" de Zeta Zetas, aunque sabemos que siempre que su nuevo cargo como director se lo permita estará con nosotros y con el resto de esa espectacular cantera que tenemos.

Cualquier evento en la capital debe contar con un limitador de sonido

Cualquier evento que se celebre en Santa Cruz de Tenerife que incluya un escenario o actividades con sonido debe contar con un limitador de ruido. Y este, además, no puede ser un limitador “cualquiera”, sino que debe disponer de un “sistema de registro de actividad para controlar los posibles incumplimientos”. Así lo explica el concejal de Medio Ambiente y Sanidad, Carlos Correa, del PP, quien aclara que se trata de una obligación que el Ayuntamiento capitalino estableció desde hace unos tres años, aunque “aún nos encontramos con problemas en cuanto a su instalación”.

“No se trata de que los promotores de los eventos no instalen los limitadores con registro, sino que en la mayoría de las ocasiones, estos no se configuran bien. Antes no se exigía que estos aparatos tuviesen registro, pero ahora sí es obligatorio que se cuente con este sistema, pues este permite a los técnicos municipales saber cuando se ha producido un incumplimiento. Se sabe si el ruido se ha producido en horarios no autorizados o si en algún momento se han superado los decibelios permitidos”, apunta el concejal.

Con respecto a esto, Correa recuerda que, en líneas generales, para los eventos que se repiten cada año en Santa Cruz, “como los Carnavales, Plenilunio, Fiestas de Mayo o fiestas patronales”, se puede llegar hasta los 96 decibelios, “excepto en las zonas consideradas como de mayor conflictividad con los vecinos, como calles estrechas, con gran cantidad de viviendas residenciales o en las que se hayan registrado numerosas denuncias, en las que no se pueden superar los 85 decibelios”.

Primera ruta motera Ni Fú Ni Fá

La imagen puede contener: 9 personas, personas de pie y exterior
Y todos los que fuimos a esta Primera Ruta Moteros Nifú Nifá regresamos sanos y a salvo.

Con esta primera iniciativa del mundo de las dos ruedas, hemos demostrado que la amistad está por encima de todas las cosas. Somos componentes de la Fufa y amigos

 ¿Qué más podemos pedir?

El domingo fuimos pocos porque el deber llama a algunos, la próxima seremos 100 ¿te apuntas?

Un informe de la Policía Local denuncia los riesgos de seguridad de la cabalgata

El comisario principal jefe de la Policía Local, Carlos Saavedra Brichis, ha dirigido un «informe/denuncia» a la concejala de Seguridad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Encarna Galván, sobre el «grave incumplimiento» en la implantación de los planes de autoprotección de la cabalgata de carnaval y del entierro de la sardina, «con el consiguiente riesgo que ello supone para los objetivos del plan de prevención y protección antiterrorista del Ministerio del Interior y, como consecuencia, para la seguridad de los ciudadanos».

El documento, que tiene veintinueve páginas y está fechado el 19 de marzo, hace un recorrido por las exigencias de seguridad que impone el plan de prevención y protección antiterrorista, asumidas en los planes de autoprotección de las dos cabalgatas de carnaval, así como a los informes desfavorables de la Policía Local sobre la cabalgata de carnaval (de 6 de marzo y 8 de marzo), y los informes favorables condicionados de la cabalgata (de 8 de marzo, esto es, horas antes de la celebración, pues se emitió a las 18.00 horas) y del entierro de la sardina (de 7 de marzo, tres días antes).

La denuncia policial recoge también los certificados expedidos por el ingeniero técnico industrial -contratado por el Ayuntamiento- sobre la efectiva implantación de los planes de autoprotección, tanto en materia de recursos humanos como materiales. En estas certificaciones se menciona la seguridad privada, algo que fue criticado en su día por los sindicatos por una supuesta suplantación de funciones ante la que el Ayuntamiento aún no ha dado explicaciones.