sábado, 16 de noviembre de 2019

“La fiesta del Carnaval es un mecanismo que permite crear la identidad de los tinerfeños”

Dos de las representaciones más importantes del patrimonio inmaterial de Santa Cruz de Tenerife centraron ayer la segunda de las jornadas que el Ayuntamiento de Santa Cruz y la Fundación General de la Universidad de La Laguna han querido dedicar a conocer mejor los tesoros de la historia de la capital. Las Fiestas de Mayo y el Carnaval protagonizaron la clausura de un encuentro celebrado con motivo del Día Internacional del Patrimonio, que se celebra hoy.

El encargado de acercar un poco más las Fiestas de Mayo al público asistente fue el folclorista Antonio Espinosa Batista, y lo hizo hablando de una parte muy concreta de la celebración, la musical, y más concretamente las parrandas. Espinosa disertó sobre la forma en la que las parrandas han logrado mantener la tradición de estas fiestas. Tras su charla, se celebró una mesa redonda en la que participaron Antonio Díaz Hernández, miembro del grupo Tajaraste, y el músico Anatael Herrera.
Tras esta primera parte, fue el turno para el Carnaval. La charla corrió a cargo de la profesora de la ULL, Carmen Marina Barreto, y llevó por título La sostenibilidad del patrimonio inmaterial y las semióticas turísticas. El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. La educadora es una profunda conocedora de la fiesta chicharrera, sobre la que desarrolló su tesis doctoral. En ese trabajo, Barreto realizó un análisis del proceso social y simbólico de los carnavales de Santa Cruz. Se recoge la evolución social e ideológica de esta ciudad, diferenciando dos etapas: desde el siglo XVIII, coincidiendo con las primeras referencias sobre la fiesta, hasta finales de los años 70 en el siglo XX, y, desde 1979 hasta 1992 cuando las empresas participan, así como las relaciones y el comportamiento entre el Carnaval popular y el oficial y entre las diferentes clases sociales; los procesos y mecanismos que caracterizan a los grupos sociales que participan en esta fiesta, el proceso de urbanización dentro de la capital, el origen de las agrupaciones, la economía sumergida, política oficial, etc.



PATRIMONIO INMATERIAL

Afirma Carmen Marina Barreto que “el Carnaval es un lenguaje simbólico y utilitario, en el que se expresa la imagen del mundo, estructurada por la cultura y en el que se apoyan las relaciones funcionales del ámbito social. Los tinerfeños a través de la dramatización festiva configuran la cultura propia y diferencial. El Carnaval es un mecanismo que les permite construir su identidad”. Parte de este análisis lo expuso ayer la profesora en su participación en las jornadas que se celebraron en el Museo de Bellas Artes, tras la cual hubo una mesa redonda.

Aunque las Jornadas de Patrimonio propiamente dichas se cerraron ayer, hasta el mes de diciembre seguirán celebrándose actividades relacionadas con las mismas, como las rutas por el municipio para conocer su rico patrimonio material e inmaterial. Su directora, Diria Morales, quiso destacar una de estas rutas, la destinada a yerbatear, término usado para referirse a las visitas que se hacían al monte para recoger hierbas medicinales. “Este es el quinto tema recogido en el Atlas del Patrimonio Inmaterial de Canarias, en el que nos hemos apoyado para hacer el guion de las jornadas. Por eso -explicó Morales-, una de las rutas se va a desarrollar por Chamorga, en Anaga, de la mano de un biólogo, que irá explicando las plantas y sus usos”.

Este es uno de los trayectos para las que se necesita inscripción previa. Hoy tendrá lugar el primero, de siete recorridos propuestos, y que en este caso no necesita de inscripción previa. Comenzará a las cinco de la tarde en la plaza de la Candelaria y durante dos horas recorrerá los principales edificios del patrimonio arquitectónico capitalino.

Diario de AvisosNatalia Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario