jueves, 24 de octubre de 2019

La familia, protagonista de las bodas de oro de Diablos Locos.

Diablos Locos está de fiesta por partida doble. Las bodas de oro de la fundación de la murga de la Cuesta de Piedra en 1971, de la mano de Tom Carby -célebre por su rubia peluca y su patada al aire-, coinciden con los 25 años de Masi Carvajal El Canilla en la dirección artística, tándem que forma desde entonces con el responsable musical Víctor Asensio El Maestro.

La sociedad ha elaborado un programa de actos conmemorativo de su cincuentenario que tiene a la familia como protagonista, como explicó el directivo Moisés Rodríguez, que abarcan desde una convivencia de los componentes en compañía de sus parejas e hijos a un trónicopateo por Anaga. La solidaridad, otro de los valores que los caracteriza, motivará la participación de los 120 componentes en una recogida de juguetes.


En la agenda trónica de oro destaca la presentación de la fantasía prevista para el sábado 25 de enero en la plaza de la Candelaria, de entrada libre; la murga estará representada en la gala infantil, como ocurría en antaño, con una candidata que lucirá un diseño de Cavi Lladó; mostrará su historia e idiosincrasia en una exposición prevista de enero a mayo próximo en la Casa del Carnaval y contemplan la edición de un libro que muestre sus entrañas -que se resumen en el lema de las bodas de oro: Amor, corazón y punto-. Más que historia quieren abrir su corazón desvelando anécdotas publicables, precisó con humor El Maestro.



Diablos estará en los actos patronales con una cruz de flores en la Rambla de las Tinajas y una candidata a reina de Mayo, más una programación de verano y el cierre de los actos en septiembre, que supondrá el inicio de la etapa de Tomy Carvajal al frente de la murga que dirigió su abuelo hasta el 31 de octubre de 1994, cuando entonces tomó el relevo su padre.

 Humberto Gonar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario