miércoles, 30 de octubre de 2019

La exconcejala de Fiestas de CC considera ajustado el medio millón de euros pagado al concierto de Guerra y admite un error humano en los pliegos

La exconcejala de Fiestas, Gladis de León, cree que el medio millón de euros abonado al concierto de Juan Luis Guerra en el pasado Carnaval se “movía en las cifras indicadas”, por lo que se llevó a cabo la contratación, admitiendo que existió “un error humano” por el que se envió a través del portafirmas un archivo erróneo a la Gerencia.

En una nota de prensa hecha pública por Coalición Canaria, De León reitera que todo se hizo conforme a la legalidad.

El comunicado es el siguiente:

1. La contratación del cantante Juan Luis Guerra para su participación en la pasada edición del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife se ajustó a la legalidad, cumpliendo así todos los requisitos exigibles, y contó con el visto bueno de la Intervención municipal, como no podía ser de otra manera.

2. Dicha contratación –junto a la del grupo Orishas–, se realizó conforme a la ley 9/2017 de Contratos del Sector Publico. A la vista del objeto y prestaciones para la realización de un evento musical, su calificación corresponde a la de un contrato de servicios. En este caso, su razón es de carácter privado y el procedimiento de adjudicación se efectúa a través de un negociado sin publicidad, como representación artística única, como es el caso de los artistas mencionados, para los que se poseía carta de exclusividad delegada en la persona de don Alfredo Moré Silva, como consta en el expediente, debidamente foliado. Dicho expediente pasó la fiscalización previa de Intervención, igual que los dos pagos posteriores.

3. Dentro de las condiciones pactadas con el representante para España de los artistas figuraba la realización de dos pagos: el adelanto del 50% (250.597,16 euros), destinado a la gestión de pasajes, visados, habitaciones de hotel, etc., correctamente fiscalizado por Intervención, y un segundo pago con el 50% restante, una vez celebrado el concierto en el plan de pagos del Organismo de Fiestas, fiscalizado igualmente por Intervención.



4. Al contrario de lo publicado, en ningún momento se “inflaron” las cuantías, siendo siempre el importe barajado de 501.000 euros. Lo que sí existió fue un error humano, por el que se envió a través del portafirmas un archivo erróneo a la Gerencia, por parte de asesores jurídicos del Organismo de Fiestas. En concreto, se trató de un pliego de cláusulas técnicas que se pasa a la firma sin concluir las negociaciones, obrando las cantidades auténticas en el pliego de cláusulas administrativas debidamente fiscalizado.

5. El Organismo de Fiestas no determina en estos casos el importe de la contratación de los artistas, sino que son sus representantes los que ponen precio para sus actuaciones. Consultados en este departamento municipal presupuestos anteriores y ofertas de artistas similares –incluso de estos mismos–, pudo constatarse que se movían en las cifras indicadas.

6. Una vez comprobado que era don Alfredo Moré Silva quien disponía de la exclusividad para la contratación de estos artistas, el Organismo de Fiestas procedió a los pagos como establece la ley, quedando Radio Club Tenerife dedicada a las labores de difusión y promoción del evento, con acuerdos comerciales con este departamento municipal.

7. La concejalía y el OAFAR buscaron siempre la máxima repercusión de este evento artístico y musical, como posteriormente sucedió, tanto con la masiva asistencia de público, cifrada en 400.000 espectadores, como por la difusión exterior del Carnaval y de la ciudad, así como por el extraordinario impacto económico y social que tuvo en el municipio, con el consiguiente retorno en la economía de muchas pequeñas y medianas empresas, que superó con creces el coste del mismo.

8. La contratación realizada no supuso aumento alguno en el gasto presupuestado por la concejalía de Fiestas, que permaneció igual en los últimos años. Muy al contrario, la participación de estos artistas en el Carnaval de Santa Cruz fue posible gracias a la óptima gestión de ingresos privados efectuada por el organismo, en conceptos como publicidad, ocupación de la vía pública con kioscos, etc. Igual que en el control del gasto, con ejecuciones presupuestarias del 99%, que hicieron posible en 2018 un remanente de tesorería de 2,2 millones de euros, permitiendo afrontar en 2019 el gasto referido.

9. La afirmación del concejal de Fiestas respecto a que el presupuesto del área se ha visto comprometido para llegar a fin de año no se ajusta a la realidad, puesto que el anterior equipo gestor dejó comprometidos, con la financiación correspondiente, actos como el concierto de Los 40 Principales, la Fiesta de la Cerveza, el primer pago a los grupos del Carnaval, el gasto de Navidad y Fin de Año y las fiestas patronales, además de gastos generales y unos 120.000 euros más para imprevistos.

Diario de Avisos

No hay comentarios:

Publicar un comentario