martes, 29 de octubre de 2019

El Ayuntamiento pagó medio millón de euros a un particular por el concierto de Juan Luis Guerra

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife abonó más de medio millón de euros a un particular llamado Alfredo Moré Silva a cuenta del concierto que el artista dominicano Juan Luis Guerra ofreció en el Carnaval de Día celebrado este año en la capital tinerfeña. El expediente, al que ha tenido acceso DIARIO DE AVISOS, presenta posibles irregularidades, entre las cuales llama la atención el hecho de que Moré no acreditase oficialmente ante el Ayuntamiento ser el representante exclusivo de Guerra, así como que la certificación de solvencia económica de este particular sea una carta remitida por la apoderada de Radio Club y directora del Grupo Prisa Radio en Canarias, Lourdes Santana. Aunque públicamente desde Radio Club se reconoce su vinculación con Moré, del que asegura Santana por escrito que trabaja “por nuestra cuenta”, lo cierto es que en el expediente tampoco hay más referencia al nexo existente entre dicho medio de comunicación y el particular en cuestión.

LOS PAGOS
Llama poderosamente la atención la ligereza con que el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife abonó más de medio millón de euros a un particular, así como el elevadísimo importe de la contratación (por mucho que junto a Juan Luis Guerra actuase Orishas), si es que finalmente el número de cuenta que aparece en el expediente oficial corresponde al mismo. Se hizo a través de dos pagos por la misma cantidad cada uno, concretamente 250.597,16 euros. El primero se produjo el 14 de febrero, mientras que el segundo y último pago llegó el 13 de marzo, unos días después de celebrarse el concierto, que tuvo lugar el día 9 del mismo mes. En total, el concierto de Juan Luis Guerra y Orishas costó a los vecinos de la capital tinerfeña 501.184,33 euros.



EJERCICIO DE FE
Semejante cantidad de dinero fue abonada a Alfredo Moré Silva a cuenta de una contratación que se llevó a cabo mediante procedimiento negociado y sin publicidad (lo que popularmente se denomina a dedo). Para justificar semejante comportamiento, el Organismo Autónomo de Fiestas (comandado entonces por la concejal de CC Gladys de León) aseguró que Moré “tiene la exclusiva artística para su actuación en los Carnavales de 2019” de Juan Luis Guerra y Orishas, pero no hay pruebas documentales en el expediente de que así sea. Lo único es una carta del propio Moré en que el interesado aseguró tener dicha exclusiva, pero, como es obvio, en absoluto tiene el valor de una certificación como la que se exige en el pliego de cláusulas administrativas elaborado para esta contratación. Como recuerda uno de los juristas consultados por este periódico, dicha carta de Moré no tiene más valor que el de una “mera manifestación de voluntad propia sin ninguna fehaciencia de lo que dice manifestar”.

EL PAPEL DE RADIO CLUB
La relación entre Moré y Radio Club tampoco queda clara en el expediente, que curiosamente se inició con un pliego de prescripciones técnicas para contratar a Juan Luis Guerra y Orishas “a través de la empresa Radio Club Canarias, por motivos de exclusividad artística”. Sin embargo, a continuación se redacta el ya citado pliego de cláusulas administrativas a nombre de Moré y que se justifica con el mismo motivo: la supuesta exclusividad artística. Tuviera quien tuviera dicha exclusividad artística, ni Moré ni Radio Club aportaron documento alguno como prueba de que alguno estuviera en poder de dicha exclusividad.

Otro de los documentos más llamativos que se incluyen en el expediente es la citada carta rubricada por Lourdes Santana, y que pretende pasar como un Certificado de Solvencia Económica a favor de Moré. En la misma, la directora de Radio Club se limita a decir que Alfredo Moré “ha colaborado con el grupo de empresas de Prisa Radio en Canarias realizando satisfactoriamente la contratación por nuestra cuenta (…)” de otros conciertos anteriores, pero no termina de aclarar cuál es el vínculo entre el medio de comunicación y este particular, ni mucho menos si este, finalmente, cobró a Radio Club por sus servicios o, por el contrario, repartió el dinero pagado por el Ayuntamiento a cuenta del concierto de Juan Luis Guerra y, en caso de ser así, en qué proporción se produjo tal reparto.

TODO SON DUDAS
Tanto los juristas como los políticos y músicos consultados por este periódico muestran sus dudas sobre esta contratación. Grosso modo, a los juristas les llama la atención la ligereza con que actuó el Ayuntamiento, sobre todo porque en el mismo expediente se asegura primero que Radio Club tiene la exclusiva sobre Juan Luis Guerra para, sin solución de continuidad, aseverar lo mismo de Alfredo Moré. Como se ha dicho, ni el citado medio de comunicación ni dicho particular demostraron supuestamente tal exclusividad, cuando justo es esa la justificación para que se contrate a dedo. Para los músicos, la cantidad abonada resulta desorbitante y fuera de mercado, por mucho que se reconozca la categoría internacional de Juan Luis Guerra. Y para los políticos, sus dudas radican en el innegable hecho de que todo esto ocurre justo con motivo de la gran fiesta anual de la capital tinerfeña, celebrada unos meses antes de las elecciones municipales del pasado 26 de mayo (las generales fueron el 28 de abril) y que se preveían especialmente complicadas para Coalición Canaria, como luego se confirmó dado que acabaron perdiendo la Alcaldía.

EL CONCEJAL ACTUAL, ANDRÉS MARTÍN (PSOE): “UN GASTO TAN GRANDE ES UNA IRRESPONSABILIDAD”
“Me pareció una irresponsabilidad el gasto tan grande en el concierto de Juan Luis Guerra, al igual que hubo una gran inseguridad por la masa de gente que se acumuló”. Así respondió ayer el actual concejal de Fiestas y Actividades Recreativas, Andrés Martín Casanova (PSOE) en los micrófonos del programa ¡Despierta Canarias!, en Radio Marca Tenerife (y posteriormente ratificó en conversación con DIARIO DE AVISOS) sobre el dinero que le costó a los vecinos de Santa Cruz de Tenerife el concierto que el pasado 9 de marzo, con motivo del Carnaval de Día, ofreció el artista dominicano en la capital tinerfeña.

“El coste del concierto de Orishas y Juan Luis Guerra fue medio millón de euros, pero hay muchos más gastos alrededor de todo lo que se montó. De ahí que el presupuesto de Fiestas se quedase muy tocado para el resto del año”, explica Martín Casanova, quien reconoció a este periódico que en la actualidad se sigue revisando el expediente por dicha contratación y que, por ahora, no piensa comentar nada más al respecto de las contrataciones en cuestión.

En cuanto a la alusión de Martín Casanova a la inseguridad que pudo darse durante dicho concierto, ya su predecesora en el cargo, Gladys de León (Coalición Canaria), reconoció sus temores a que pudiera pasar alguna desgracia, hasta tal punto que aseguró a los medios de comunicación que no había podido conciliar el sueño durante las tres noches anteriores de aquel Sábado de Piñata.

Hay que tener en cuenta que, según el entonces alcalde, José Manuel Bermúdez (CC), unas 400.000 personas disfrutaron ese día del Carnaval de Día, por lo que la asistencia al concierto de Juan Luis Guerra fue formidable, y de ahí que se llegase a jugar con la idea de que había superado al baile de la mítica Celia Cruz en la Plaza de España.

Felizmente, el tema de la seguridad se quedó en nada porque nada pasó, pero otro asunto es ese medio millón de euros que, según el concejal actual, no fue el único gasto que motivó la presencia del artista dominicano en la fiesta santacrucera por excelencia.

Diario de AvisosTinerfe Fumero 

No hay comentarios:

Publicar un comentario