domingo, 1 de septiembre de 2019

El Carnaval de boda en La Oliva

Boda carnavalera en La OlivaEn una abarrotada iglesia de La Oliva, Ayoze Sarabia González e Iraya Montelongo Betancor se han casado en la tarde de ayer. Él haciendo honor al nombre guanche del Rey de Jandía y ella a una princesa canaria. Él de El Cotillo y ella de Tindaya.

Ayoze es un conocido personaje en la vida social majorera, director de la murga Los Gambusinos y fisioterapeuta del Club Deportivo El Cotillo. Iraya es una joven empresaria majorera relacionada con la asesoría laboral y fiscal.

La iglesia de La Oliva fue el lugar elegido para la ceremonia religiosa, que desde las 12 de la mañana notaba un trasiego de murgueros: Los Gambusinos, uno de los grupos referentes del Carnaval majorero, ensayaban unas emotivas estrofas dedicadas a la pareja de novios.

Para tan entrañable momento se dieron cita 380 invitados, que entre familiares y amigos esperaban la llegada de los novios en la fachada del templo. Él del brazo de la madrina, su hermana M

Mari Sarabia y ella, una deslumbrante novia, junto a su padrino y hermano Paco Montelongo.

La ceremonia transcurrió animada como suelen ser habituales todas las que oficia el párroco Chema, muy querido en el municipio de La Oliva, y que ha logrado ganarse la confianza de feligreses.



El tenor Besay Pérez reconocido por ser una de las voces solistas del emblemático grupo Los Sabandeños , cantó un Avemaría que dejó sin aliento a los asistente al acto religioso y emocionó no sólo a los novios sino a to las personas que abarrotaban el inmueble eclesiástico. Esta fue otra de las sorpresas de la murga para los novios. Tampoco faltó Pancho González, tío de Ayoze, conocido solista del folclore canario y natural de El Cotillo, que acompañado del afamado timplista majorero Domingo Luis Rodrigues 'El Colorado' , cantó una malagueña, volviendo sembrar de momentos emotivos la ceremonia y logrando sacar más de una lágrima a los presentes.

Hay actos religiosos que tardan en olvidarse. La boda de Ayoze e Iraya es uno de ellos. Emoción desde el primer momento, no sólo en los prolegómenos de la misma sino durante la ceremonia con la intervención magistral, como siempre, del cura Chema, que ha logrado consolidar su objetivo pastoral en el municipio de La Oliva. Chema volvió a demostrar su enorme carisma con los vecinos y feligreses.

El banquete tuvo lugar en el restaurante El Cangrejo Colorado, con muchas sorpresas y una fiesta con conocidos grupos como "Si es tarde nos vamos" y "Mejor con copas" hasta altas horas de la madrugada.

La Provincia - Diario de Las PalmasA. Cabrera/ Sole Aguiar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario