lunes, 9 de septiembre de 2019

Cierra Distraídos, la murga infantil que revolucionó el concurso

Tana Rodríguez López, presidente y alma mater de la murga infantil Distraídos, y su inseparable mano derecha, Nahimir Álvarez, acudieron en la mañana del sábado a retirar algunas cosas de la sociedad después de haber acordado la noche del viernes no volver a participar en el Carnaval. Y se marcharon de vacío a sus casas con lágrimas en los ojos, embargados por la pena de una decisión que supone el cierre a una institución que nació hace catorce años y que en la última década revolucionó el certamen.

Aunque se ha dejado pasar unos días desde que la directiva tomó la decisión de cerrar definitivamente la murga por si reconsideraban la postura, el presidente de Distraídos asegura que todos están de acuerdo en finalizar un ciclo, una etapa, a pesar incluso de las innumerables llamadas y mensajes que han recibido de aquellos compañeros de otras murgas y excomponentes que agradecen la entrega durante estos catorce años. Más de ochocientos niños han pasado por las filas de Distraídos, la murga que cantó sentada con pupitres un año o como gigantes, sobre plataformas de dos metros y medio, e incluso obligó a cambiar a Fiestas las bases para poner coto a sus "locuras".

En su lenguaje, la palabra más repetida en estos catorce años ha sido innovar. Y así lo han hecho, con el ingenio de Tana Rodríguez López y su ejército de colaboradores. Así, cada vez que subían a cantar Distraídos, los niños contaban con casi tantos colaboradores como componentes que les repartían todo el atrezzo que utilizaban para la parafernalia.

Junto a Tana Rodríguez López, han sido piezas fundamentales en el último Carnaval Nahimir Álvarez, Dani de la Cruz, Texenery, Betuel, Aythami, Iraide, Yurena, Julio Alfonso y Lucía Nuez, la directora de cuna de Distraídos. Ella comenzó siendo bebé y desde 2018 está al frente de su murga.



Tana Rodríguez es categórico sobre el cierre. "Si me desvinculo este año, con lo que ha costado sacar la murga, no creo que cerrando ahora y volviendo dentro de doce meses logremos reunir a cuarenta niños. Aunque también es verdad que nunca se puede decir que es una decisión imposible de cambiar, pero ahora mismo se cierra este año y es una decisión para siempre".

La falta de componentes justifica el "cien por cien" de la postura que ha adoptado la directiva de Distraídos. En lista eran dieciocho y a la primera reunión fueron once. "Igual tiramos la toalla muy rápido, no lo dudo, pero para sacar una murga en estas condiciones prefiero cerrarla para evitar hacer sufrir a los niños que están ensayando y los enfados de los mayores, que vemos que no va hacia adelante", precisa.

La decisión es relevante para el concurso por cuanto supone la ausencia de Distraídos, y en particular en la vida de Tana Rodríguez López. "Llevo veintiún años en el Carnaval, y de ellos catorce en Distraídos, y no me voy a desvincular por completo de la fiesta. Tendré que cambiar mi forma de vida", comenta con emoción.

Tana Rodríguez insiste en la falta de compromiso de los niños para sacar Distraídos en 2020. De hecho, ya tenían hablado que Julio Alfonso Plasencia repetiría en la dirección musical y Airam Bazzocchi se había comprometido a hacer las letras, en sustitución de Carlos Casanova, que anunció su desvinculación. El resto del equipo de colaboraciones, el buque insigna de Distraídos, también habían confirmado su participación.

Mirando a los orígenes de la murga, Tana Rodríguez López recuerda: "Distraídos surgió de la misma forma que la acabamos a cerrar: sin querer. Un día un grupo de amigos de las murgas nos fuimos un fin de semana al Sur y allí decidimos crear Distraídos, muchos de Melositos y también de Pita-Pitos y Bambas".

Distraídos se funda en 2006 y se estrena en el Carnaval 2007, con letras de Airam Bazzocchi y el montaje musical de Yeray Martín. Se estrenan y logran un accésit de interpretación.

A la edición siguiente, 2008, viven un año "raro", coincidiendo con el nacimiento de Los Mismos de Siempre (murga adulta a la que se vinculan algunos directivos de la murga) y Tana Rodríguez sale en Triqui-Traques.

En 2008 y 2009, Carlos Casanova asume la elaboración de las letras. En 2009 remontan vuelo y, aunque no cogen un premio oficial, reciben La Sonrisa de un Niño, de Triqui-Traquitos.

2010. Regreso de Airam Bazzocchi a las letras, en tándem con su director musical: Yeray Martín. Los Distraídos "dan un manotazo sobre la mesa" en el concurso y se hacen con un tercer premio de interpretación y un segundo de presentación, así como el Criticón por Los superestar.

La revolución llega en 2011, coincidiendo con el esplendor de Gianni Pérez, que se estrenó la edición anterior, pero fue este año cuando asume la dirección artística en plenitud. Primer premio de interpretación y Criticón por Los parques. Llamó la atención su puesta en escena porque cantaron sentados, con pupitres.

De los pupitres, a los gigantes Distraídos de 2012, con los niños cantando sobre unas bases de hierro de dos metros y medio. Primer premio de interpretación, también obra e ingenio de Bazzocchi.

Los niños de Tana Rodríguez López se alzan en 2013 con el tercero de interpretación, con la letra Niños en construcción, aunque se quedan con la miel en los labios y no revalidan por tercera vez consecutiva su primero de interpretación.

En 2014 cuentan con el apoyo musical de Óscar Gómez y cosechan el tercero de interpretación y accésit de presentación en el estreno de Josué Quevedo como diseñador de un grupo de Tenerife, con un fantasía de domadores. Fue la puerta de entrada al grancanario que de cara al Carnaval 2020 es el diseñador de Mamelucos y Mamelones y también será regidor en las galas de María Díaz y Marcos Marrero.

2015. Distraídos consigue el tercero de disfraz, con otro diseño de Josué Quevedo, con un repertorio que llevaba la firma de Yeray Martín y letras de Airam Bazzocchi.

A la siguiente edición, el tándem Yeray y Airam revalida y logra el tercero de interpretación.

Carlos Casanova regresa a Distraídos en 2017, con el montaje musical de Lolo Tavío, y la murga se hace con un tercero de presentación.

En 2018, también con repertorio escrito por Carlos Casanova, y montaje de Yeray Martín, logran un accésit de interpretación y tercero de presentación.

El pasado febrero, en su último año de participación, Distraídos repite su apuesta por Julio Alfonso, y consiguen un tercero de presentación. Tanto en 2018 como en 2019 el diseñador de la murga infantil es el propio Tana Rodríguez López.

El presidente de Distraídos asegura que la clave del éxito es armar un grupo joven y con ganas: la fórmula para hacer un buen papel. A eso se suma nunca perder la ilusión. Y explica de nuevo: Distraídos no desaparece porque haya perdido la ilusión, sino por falta de componentes. De hecho, todos los colaboradores de la murga piensan participar en el concurso de disfraces y salir en la cabalgata, así como en el Carnaval de Día. Es la herencia que deja la murga infantil que revolucionó el Carnaval.

Humberto Gonar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario