martes, 6 de agosto de 2019

Sin consenso sobre el concurso de hombres en la gala del Carnaval

Resultado de imagen de priscila medina reina carnavalLa polémica no es nueva, pues la exconcejal de Sí se Puede en la capital Asun Frías ya abrió el debate el pasado mandato, pero las declaraciones de la nueva edil de Igualdad de Santa Cruz, edil de Igualdad, Empleo y Participación Ciudadana, Ana Delia Darias, sobre la posibilidad de que los hombres participen en la Gala de la Reina del Carnaval y de "erradicar" este tipo de certámenes en los barrios generó ayer múltiples reacciones.

En general, hay coincidencia en que prohibir, en ningún caso, sería una opción para unos actos que se hacen de manera "voluntaria", mientras que sobre la posibilidad de que los hombres se sumen al acto más internacional de las carnestolendas chicharreras existen opiniones mucho más diversas.

Guillermo Díaz Guerra, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Santa Cruz, reconoció ayer que abrir la gala a los hombres es una idea "novedosa", que si va a generar economía "sería estupendo", pero de la que habría que analizar aspectos como la duración. Es decir, si sería un concurso incluido dentro de la propia Gala de la Reina o si sería un concurso paralelo. "Está bien innovar, pero no perder las tradiciones", advirtió.

"Lo que no sería aceptable es imitar la Gala Drag Queen, ya consolidada en Las Palmas, sino una gala masculina que podría ser un nuevo foco de atracción turística, de interés y de generación de economía", subrayó el edil del PP.

Díaz Guerra pidió huir de discursos que pretendan hablar de la "cosificación" de la mujer. "Los concursos de belleza femeninos existen y deben seguir existiendo igual que los masculinos, así que no hay que demonizar", sentenció.



En esta línea, la anterior concejal de Fiestas de la capital, Gladis de León, indicó que ya tenían la idea de hacer "poco a poco" la introducción de los niños en las galas de la reina infantil, como ya se hizo en las Fiestas de Mayo, en las que también se eligió un mago. "Estas cosas hay que hacerlas despacio, desde que son pequeños y con educación", añadió.

Respecto a la adulta, De León reconoció que "no tocaría" la Gala de la Reina, "porque la reina del Carnaval es la reina del Carnaval, y hay que protegerla. Es el icono de la fiesta", sostuvo.

"Sin ser una gala drag, yo no veo mujeres y hombres en la misma gala, al menos de momento. No sé en el futuro, pero ahora la mantendría tal cual", afirmó.

No obstante, sí fue tajante en su rechazo a la supresión de estos actos en los barrios. "Más que impedir, eliminar o prohibir, que no me gusta, que las comisiones de fiestas decidan. "De hecho, ya hay muchas que hacen miss y míster. O sea, que más que prohibir habría que hacer algo más educacional", recalcó.

¿Qué dicen los profesionales?

Enrique Camacho, director de las últimas galas de la reina adulta -también dirigió la infantil en 2015-, remarcó que "no ve la necesidad" de abrir este acto a los hombres, "porque hay una cuestión basada en la tradición y en el realce de una obra artística, como son los trajes que lucen las candidatas".

"Entiendo las cuestiones relacionadas con las políticas enfocadas a potenciar la igualdad, pero creo que se tienen que hacer en otros ámbitos", consideró Camacho. "El Carnaval representa la idiosincrasia de un pueblo y ya está. No hay por qué mezclar", subrayó.

Respecto a los actos de belleza en los barrios, el exdirector artístico de la gala comentó que cree que hay un "error de concepto", pues no se trata de certámenes de belleza, sino fiestas "en las que se une todo un barrio para hacer un espectáculo al que las chicas se presentan voluntariamente". "Y para ellas es un orgullo representar a su barrio", afirmó. "Cosa distinta es que, luego, quieran ir o no a un certamen de belleza", aclaró.

En esta línea, el presidente de la Asociación de Diseñadores, Santi Castro, incidió en la idea de la "voluntariedad" de las chicas que se presentan a este tipo de actos. "Hay certámenes de todo tipo. Nadie les pone una pistola en el pecho", enfatizó el diseñador.

En relación a una gala del carnaval con hombres, Castro se mostró a favor de que se cree un concurso "específico" para elegir a un representante masculino. "Igual que hay una reina del carnaval, ¿por qué no puede haber un rey?", se preguntó. "Pero yo separaría los certámenes: cada uno con sus características y su formato específico", puntualizó. "Ya estamos jugando con desventajas de todo tipo", apuntó.

Y en parecidos términos se manifestó Alfonso Baute, otro miembro de la asociación. "Rey del carnaval sí, siempre y cuando sea en una gala diferente. Pero solo por tradición se debería mantener la femenina", indicó.

"El físico de un hombre, en cuanto a fuerza, siempre será mayor que el de una mujer. Y solo con eso jugarían ya con ventaja; además de por ser una novedad", detalló. "Los diseñadores buscamos siempre que haya igualdad para todos. No vemos lógico volver a empezar con estas historias", se quejó.

Más tajante se expresó la última reina del carnaval, Priscila Medina, quien consideró que los hombres "tienen ya sus actos y eventos". "Somos libres de presentarnos a lo que sea. Y si se creó para la mujer no tiene por qué entrar el hombre en eso", subrayó Medina, quien, en todo caso, "podría pasar" si fueran galas distintas. "Pero en galas juntas no lo veo. Ellos tienen otra fuerza y otro físico", resumió la reina del carnaval, quien rechazó que se prohíba los certámenes de belleza. "Somos libres de presentarnos", insistió.

También secundó estas afirmaciones la presidenta de Reidacan "Regina per semper", Lucía Luisa Ramos, quien recalcó que para ellas es "un orgullo" vestir un traje y representar una ciudad en una gala como la del carnaval. "Mi punto de vista es que un hombre no puede llevar el traje", dijo. "Yo, al menos, no lo veo. Igual que opino que hay cosas que la mujer no debería hacer", apuntó.

¿Y un rey del carnaval? "¿Pero con un traje que sería de reina? Normalmente, cuando haces un traje de reina lo haces para una mujer. Habría que mirarlo, redefinir muchas cosas y hablar desde dónde se parte", sostuvo.

Un debate abierto y resuelto, en parte, en Las Palmas

"La realidad es que ya existen demandas. Soy de los que piensan que las normativas cambian cuando la gente lo pide, al margen de lo que pueda pensar un político o no". Así se manifestó ayer Israel Reyes, director de la gala de la reina del carnaval de Las Palmas, quien recordó que ya el año pasado, en la gala infantil y a petición de un padre, se abrió la participación a los niños. "Se normalizó absolutamente. Ni el niño recibió un trato especial ni las niñas perdieron su papel", apuntó Reyes, quien apuntó también que ya existen demandas por parte de diseñadores de que el concurso de la reina "sea mixto". Es decir, que es un tema que se está valorando "porque hay una demanda real" del sector de los diseñadores y de calle. "Las realidades cambian y si hablamos de igualdad todas las leyes están dictadas para que haya menos eventos sexistas", dijo. "Y si los diseñadores y las empresas hacen una lectura positiva de que es una forma de renovar el concurso y de educar en igualdad, pues iríamos todos en el mismo camino", añadió.

Orlando González

No hay comentarios:

Publicar un comentario