lunes, 13 de mayo de 2019

Maspalomas, arcoíris multitudinario

El orgullo más divertido y colorido del mundo, el desfile de carrozas del Maspalomas Pride, tapiza con los colores del arco iris la zona turística del Sur. La celebración, convertido en el evento más esperado y multitudinario, reúne a miles de turistas procedentes de los más diversos y distantes lugares del planeta. «Aquí hay visitantes de los cinco continentes», señalan los asistentes, quienes consideran que Maspalomas, por este motivo, ya tiene bien ganado el concepto de capital europea del respeto y la tolerancia.

El bullicioso y acalorado desfile de carrozas cuenta con total de 23 vehículos que participan en el colorido recorrido que, como el año pasado, comenzó al final de la avenida de Tirajana (junto al hotel Riu Palace) para continuar hasta la avenida de Gran Canaria y terminar entre la avenida de España y la calle Bonn, en un los alrededores del centro comercial Yumbo, epicentro de todas las actividades festivas del Maspalomas Pride.

Éxito de participación

El Orgullo Gay del Maspalomas Pride, en el municipio grancanario de San Bartolomé de Tirajana, reunió hoy a más de cien mil personas, según los organizadores, en una fiesta que ha llenado las calles de "tolerancia, respeto, fiesta y reivindicaciones".

El desfile, que este año cumplía su edición número dieciocho, no ha contado con más de una veintena de carrozas decoradas para la ocasión.

Con los colores de la bandera arcoíris que representa al colectivo LGTBIQ+, todos se han dejado llevar por un ambiente festivo, protagonista de la jornada desde las 16.00 horas de este sábado.



Bañadores y bikinis, plataformas, arriesgados atuendos de cuero, batucadas, comparsas y todo tipo de accesorios y disfraces marcaron una comitiva variada y llena de color que, como cada año, ha congregado a todo tipo de perfiles, sexos y edades, amantes de la diversidad y la fiesta sin etiquetas.

El ritmo, la música, los pasos de baile sobre tacones infinitos y un derroche de energía y alegría se han instalado en la avenida de Tirajana, arteria principal de Maspalomas.

"Celebramos, nos divertimos y reivindicamos a través de la fiesta", lema de esta edición del Maspalomas Pride 2019 ha sido una orden obedecida por miles de personas en la turística localidad, que se consolida como principal destino LGTBIQ+ en toda Europa.

El objetivo de la fiesta, como ha indicado el organizador del Pride Maspalomas, Fernando Ilarduya, presidente de Freedom Asociación LGTB, es dar visibilidad al colectivo y romper "los prejuicios y barreras a los que se siguen enfrentando gays, lesbianas, transexuales, bisexuales, intersexuales y queers del mundo".

En esta edición se ha prestado atención al colectivo de intersexuales porque "son ellos y ellas los que están más rezagados en libertades y normalización".

Entre las novedades de este año destaca un salto en la calidad del evento, ha señalado Ilarduya, y ha agregado que no han fallado a su cita con el pasacalles veteranos y debutantes de la fiesta, como Arjen y Rens, que viajaron de Holanda y se vistieron de Blancanieves y la Reina malvada.

También hubo debutantes en el Maspalomas Pride como Stephanie, que viajó desde Francia y que ha aprovechado sus vacaciones en la isla para disfrutar esta fiesta, sobre la que ha asegurado que es "mucho más divertida de lo que esperaba".

La fiesta quedará esta noche en manos de Nayala y Sharonne, para regresar este domingo con el cierre de diez días de celebración sin descanso, con el grupo 5West y la popular Conchita Wurst, icono de tolerancia, aceptación y transgresión y rostro televisivo tras pasar por Eurovisión representando a Austria.

Resultado de imagen de logo canarias7Gabriel Suárez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario