domingo, 21 de abril de 2019

Maduro y Manny Manuel, los Judas que ardieron en Valleseco y Teror

La imagen puede contener: noche y exteriorEl presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el cantante puertorriqueño Manny Manuel fueron los Judas que ardieron anoche en Valleseco y Teror, respectivamente, en uno de los actos más populares de la Semana Santa en ambos municipios. Con aproximadamente una hora de diferencia, el Judas de Maduro empezó a arder, dando paso después a la quema del de Manny Manuel en la localidad vecina. Fue así, una noche víspera del Domingo de Resurrección donde ambos saldaron cuentas con elegidos para arder por sus pecados.

Los vecinos de Valleseco eligieron este año para la Quema de Judas al presidente venezolano, Nicolás Maduro, para mostrar el rechazo al mandatario por la situación insostenible que vive un país muy querido en Canarias. Valleseco vivió desde primera hora de la mañana el recorrido y posterior Quema de Judas, donde el monigote de Maduro, de unos tres metros de altura y que se daba un aire al mandatario venezolano, recorrió cada uno de los barrios que conforman el municipio. El colectivo de natación salió a las calles a pedir monedas pa'l Judas durante todo el día, mientras que los voladores indicaron el recorrido por las diferentes paradas, avisando a la vecindad de la llegada del sucesor de Chavez, donde los vallesequenses admiraron y participaron de una tradición que perdura desde hace siglos.

La Quema de Judas se desarrolló, como es habitual, después de la Vigilia Pascual, pasadas las 21.00 horas, en la plaza de San Vicente Ferrer, para disfrutar de un acto que ha ido pasando de generación a generación. Los jóvenes han tomado el testigo de este espectáculo que, al igual que el municipio vecino de Teror, cierra los actos de Semana Santa, solo a la espera de la celebración del Domingo de Resurrección.

Manny Manuel, el otro Judas

El artista puertorriqueño Manny Manuel fue el personaje elegido en Teror para convertirlo en el Judas de esta edición. Su criticada actuación en el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria le valió este honor, aunque curiosamente fue el artista invitado al cierre de las carnestolendas de la vecina localidad de de Valleseco.



El gigante monigote, del que no se supo su identidad justo antes del inicio del acto para sorprender a los asistentes con la elección, fue paseado anoche por las calles del centro de la villa mariana y del barrio de El Rincón en un camión hasta la plaza de Sintes, donde fue quemado.

La Quema de Judas es una tradición que antiguamente se celebraba en casi todos los pueblos y que en Teror ha perdurado. Hace algunos años, se realizaba en la plaza del Pino de siete a ocho de la mañana, después de la entrada en el templo de la procesión del Resucitado, pero ahora se hace por la noche en la plaza de Sintes. En tiempos anteriores a la Guerra Civil, el Judas de Teror se confeccionaba el Sábado de Gloria por la tarde y por la mañana los jóvenes efectuaban una colecta de dinero y trapos en los comercios para costear su confección; resultaba un Judas gordinflón vestido con colores chillones y cretonas que solían regalar las tiendas de tejidos, rellenado con bombas; después se paseaba por el pueblo al traidor para quemarlo.

En la actualidad, el Judas es confeccionado por un grupo de jóvenes que se reúne en la Semana Santa para la elaboración del muñeco, de más de seis metros de altura. La concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Teror aporta el material y un espacio en los almacenes municipales para su confección. Sin embargo, el personaje es elegido por los jóvenes que elaboran el monigote para su quema.

Después de la Quema, a las 22.30 horas, hubo fuegos artificiales y comenzó la verbena en la carpa instalada en la plaza de Sintes, amenizada por Armonía Show, que cumple sus 40 años.

La Provincia - Diario de Las PalmasPedro Hernández 

No hay comentarios:

Publicar un comentario