domingo, 14 de abril de 2019

Luzardo: "Hay que innovar y darle una vuelta a el Carnaval"

https://www.canarias7.es/binrepository/768x514/0c0/768d432/none/11314/HUDG/documentacion-fotos-1-4683044_4904746_20190412204708.jpgLa nueva candidata del PP a la Alcaldía, tras la salida de las listas de María de la Salud Gil, asegura reunir en su equipo ilusión, capacidad de trabajo, amor por la ciudad y experiencia. Pepa Luzardo (Las Palmas de Gran Canaria, 1963) asegura que sus prioridades serán los barrios y las personas que peor lo pasan, que fueron abandonados, en su opinión, por el actual gobierno tripartito.

— ¿Por qué regresa al Ayuntamiento?
— No me podía negar a la ciudad, a la que quiero, ni al partido, y más en este momento en que es importante remontar. Ni me lo pensé.

— ¿No lo considera arriesgado en un momento en que la marca PP no atraviesa su mejor momento?
— El panorama político no está bien para ninguno, pero eso también es un atractivo. Yo soy una mujer luchadora y soy consciente de que me la juego, pero la ciudad merece la pena, la gente merece la pena, y estoy muy ilusionada. Como no me lo planteaba, para mí es un revulsivo. En los momentos duros, siempre estoy.

— ¿Cree que la ciudad vive un momento duro?
— La ciudad está sucia, está atascada por todos lados y tiene a todo el mundo protestando. Está sin dirección y la gente sabe que el Partido Popular es una apuesta segura. No tengo una varita mágica, pero cuando el PP gestiona, la ciudad mejora. Nosotros trabajamos mañana, tarde y noche. Y mi único compromiso serán los vecinos.

— En qué sentido...
— Hay que apostar por los barrios. La gente no quiere grandes obras, solo pide que la ciudad esté limpia, los parques cuidados y las alcantarillas que funcionen para que cuando llueve no pase nada. Y, sobre todo, la parte social. En estos cuatro años en el Parlamento de Canarias me he involucrado mucho en la parte social. Conozco muy bien las familias que sufren la dependencia y se mueren antes de recibir la ayuda, sé lo que tardan en recibir el reconocimiento las personas que tienen discapacidad, sé que hay mucha gente en situación de riesgo y exclusión social. A mí que las ayudas de emergencia del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria tarden cuatro meses me parece una vergüenza; o que el IBI social de 2016 no se haya pagado, el de 2107 no se haya resuelto y que el de 2018 no se haya convocado me parece una tomadura de pelo. También hay que ponerle las pilas al Gobierno de Canarias. Esa parte social, ahora que tengo un mayor conocimiento, me va a ayudar a ser más exigente y a solucionar los problemas de la gente que peor lo pasa, que la mayoría está en los barrios.


— La ayuda a los más necesitados es precisamente la marca de la que presume este Ayuntamiento...
— Este Ayuntamiento fue incapaz de gastar toda la cantidad de dinero que recibió para la pobreza infantil y devolvió una parte al Gobierno de Canarias. Cuando UNICEF lo supo, se echó las manos a la cabeza. La capital más importante del archipiélago no puede darse el lujo de devolver dinero destinado a la pobreza. Me parece una vergüenza.

— ¿Su idea es mantener las ayudas como el IBI social o el bono social del agua?
— No solo eso. Hay que intentar llegar a todas las personas que lo necesitan, por supuesto con el IBI social. Pero no anunciarlo como medida estrella, sino pagarlo. Vamos a trabajar por las personas. Es lo único que sabemos hacer. Hay que trabajar mañana, tarde y noche. Ahora, lo que hace el Ayuntamiento es generar problemas, en vez de ejecutar soluciones. Por ejemplo, me gustaría saber qué revisiones de muros se ha hecho.

— ¿Abogarían por una rebaja de impuestos?
— Sí y elaborar un plan integral para los barrios y sus gentes. Es la hora de los barrios. No es la hora del Pérez Galdós, El Confital -que me gustaría saber por qué lleva dos años con la bandera roja-, es la hora de las reposiciones. La de Tamaraceite no puede ir tan lenta y la de Las Rehoyas no debe quitar zonas verdes. También hay que conseguir que el Gobierno de Canarias entregue las escrituras a los adjudicatarios de viviendas.

— ¿Cómo se soportan esos costes si rebaja impuestos?
— Si hay actividad económica... Hay paradas licencias desde hace año y medio. Tienen la economía parada. Lo que no es lógico es que termines el año con superávit cuando tienes a la gente pasándolo mal con las ayudas de emergencia o tienes parado el IBI social. Es un problema de gestión. Cuando el PP gobierna, la ciudad mejora y cuando llega la izquierda, la ciudad empeora. Es una regla que siempre es así. Además, la ciudad nos conoce y sabe que no venimos a hacer experimentos. No podemos generar un problema como el del carril bici de Paseo de Chil. Además, hay que hablar con la gente. La demolición del escalextric se hizo sin atascos. La fórmula existe, hay que tener sentido común y no tener toda la ciudad patas arriba.

— ¿Y los atascos de la GC-1?
— Hay que resolver los problemas de Belén María y Torre Las Palmas. El soterramiento de la avenida marítima puede ser una opción para el futuro. Esto sí es una prioridad para la ciudad. Es más urgente que el proyecto de la MetroGuagua, que está generando muchos perjuicios.

— Las soluciones técnicas existen desde hace años pero no llegan...
— Los atascos se han convertido en una prioridad. No puedes estar en una ciudad en la que todos los días te pones de mal humor porque el Ayuntamiento no resuelve el tráfico con el Cabildo y el Gobierno. Los atascos empiezan a ser un problema acuciante.

— ¿Qué propone para la MetroGuagua?
— Pararla y reformularla. Estoy de acuerdo con el proyecto, pero no de esta manera. No se sabe por dónde va, la gente no se ha enterado. Hay que potenciar el transporte público. El servicio está resuelto en la parte baja de la ciudad, pero queda comunicar mejor los barrios. Y no hay que fastidiar a los taxistas. La movilidad necesita sentido común.

— ¿Qué haría con el carnaval?
— Fue una pena quitar las terrazas. Hay que innovar y darle una vuelta. A veces las cosas son mejor más cortas e intensas que no las tres semanas.

— ¿Pudo hablar con Salud Gil?
— Sí, hizo un buen trabajo. Fue de las primeras que me felicitó. Voy a contar con su proyecto de ciudad porque es el del PP. Coincidimos en la parte social y en los desequilibrios de los barrios. Lo que ha ocurrido es que ella decidió renunciar y yo he decidido no decir que no.

Canarias7 Javier Darriba

No hay comentarios:

Publicar un comentario