viernes, 5 de abril de 2019

Bermúdez promueve que una ley proteja el Carnaval en la calle

"Ante los anuncios de la asociación de que van a iniciar acciones judiciales para que se produzca la sustitución de los espacios públicos tradicionales de la celebración del Carnaval en la calle, he dado instrucciones al secretario del Pleno para que realice una propuesta de modificación normativa para proteger el Carnaval". Esta es la decisión adoptada por el alcalde de Santa Cruz, José Manuel Bermúdez, ante el anuncio realizado por la asociación de vecinos de El Perenquén para exigir el traslado de la fiesta de la máscara a la zona del puerto tinerfeño.

El regidor precisó que se acudirá a la modificación de una ley o a una proposición de ley en el Parlamento de Canarias para "la protección, en primer lugar, de la forma de celebración del Carnaval, donde la calle es la principal característica, y, lo segundo, de los lugares tradicionales de celebración, donde se han ubicado los principales escenarios: la plaza del Príncipe, la plaza Candelaria, la avenida de Anaga?, de tal manera que se proteja la celebración del Carnaval en las calles de Santa Cruz".

Junto a la modificación normativa, que se tramitará a través del Grupo Parlamentario de CC y que buscará el apoyo de otras formaciones, el alcalde también ha dado instrucciones al Organismo Autónomo de Fiestas para que intensifique la declaración por parte de la Unesco del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y, por si existiera otra posibilidad, Bermúdez deja abierta una tercera vía para que "se valore igualmente cualquier declaración que ayude a proteger los valores y espacios tradicionales de nuestro Carnaval".

Desde la Alcaldía se reitera el compromiso de mantener el cumplimiento de las medidas correctoras que se precisen. Bermúdez pone de ejemplo la sentencia que se dictó en 2007 y que dio pie al acuerdo de las medidas que se han puesto en marcha desde la Corporación para la conciliación del derecho al descanso y al ocio. Fruto de ese acuerdo se fijó el cierre de los bares a las seis de la mañana los días más importantes del Carnaval, o la limitación de los decibelios, según las zonas de la ciudad, entre las medidas que se pactaron entre vecinos y Ayuntamiento.



"Llevo tiempo preocupado por las propuestas de la asociación de vecinos de El Perenquén y sus propuestas de traslado del Carnaval a otras zonas de la ciudad. En un momento dado hablaron de Cabo Llanos, ahora hablan del enlace puerto-ciudad. Y se refieren a esos espacios no en calidad de ampliación, sino de traslado de las zonas tradicionales de la celebración del Carnaval", reconoce el alcalde.

José Manuel Bermúdez aseguró que, como ayuntamiento, "estamos abierto al diálogo con cualquier asociación de esta ciudad, represente a uno, a veinte o al número de vecinos que sea".

"Me preocupa también la condescendencia de la oposición sobre la propuesta del colectivo El Perenquén, un asunto que se ha llevado al pleno de la Corporación, e incluso ha intervenido la representante de la asociación. La oposición da la impresión de que mira para otro lado", valoró el regidor municipal.



Bermúdez reiteró una y otra vez su rechazo al traslado del Carnaval a otro lugar; independiente es que también se celebre en la nueva zona portuaria, sin que vaya en detrimento de los "altares" tradicionales de la fiesta.

"Tampoco estamos de acuerdo -añadió el regidor municipal- con que una persona no se pueda tomar un refresco en la calle en Carnaval, o que no haya música en la calle en nuestro Carnaval. La música y el ruido van unidos a la idiosincrasia donde hay miles de personas disfrazadas en la calle. ¿Con limitaciones? Pactemos las limitaciones. ¿Con medidas correctoras? Pactemos las medidas correctoras. ¿Con más limpieza? Más limpieza".

El alcalde entiende que hay que fijar medidas correctoras, pero "de ahí a sustituir la idiosincrasia de nuestro Carnaval por otro modelo, no". "Es evidente que el Carnaval que tenemos hoy no es el mismo que se celebraba en 1908, cuando estaba más vinculado a las Sociedades. Nuestro Carnaval ha ido evolucionando y desde hace ya muchísimos años la calle es nuestro principal fuerte. "Que no haya Carnaval en la calle puede significar la destrucción del Carnaval y contra eso voy a luchar".

Preguntado sobre la protección que en 2007 aprobó ya el Parlamento de Canarias en favor de la fiesta, el alcalde explicó que se trata de una protección sobre el ruido, que establece unos parámetros diferentes. En este caso, se plantea una protección para todo el Carnaval en el cuadrilátero y durante la semana que dura la fiesta en la calle, con las medidas correctoras que sean precisas.

También recordó que de las casi cuatro semanas que dura todo el programa de actos de la fiesta, solo del viernes de Cabalgata al domingo de Piñata se celebra en la calle, porque todos los concursos se celebran en el recinto ferial, a diferencia de lo que ocurría tiempo atrás.

"Hay que proteger el Carnaval y la zona donde se celebra; igual que hay una zona de gran afluencia turística -entre el mercado y la rambla, que está declarada por el Gobierno de Canarias-, donde, por ejemplo, los horarios de los restaurantes son diferentes al resto, donde puedes abrir los domingos y tiene una normativa diferente al resto del municipio", puso de ejemplo el alcalde, que insistió en las ventajas añadidas que tendría con la protección de una ley que defienda el Carnaval y sus características.

El mandatario está convencido de que Santa Cruz contará con aliados en esa iniciativa. "No se trata de proteger solo el Carnaval de Santa Cruz, si bien es la principal fiesta que cuenta con la declaración de Interés Turístico Internacional desde 1980". "Hay valores históricos, culturales? más que suficientes para defender lo que planteo", añadió. "No digo que en el Carnaval valga todo, sino que regulemos. Lo que no podemos es sustituir las calles, la zona tradicional de celebración del Carnaval, por otra zona de la ciudad, porque forma parte de la esencia de la fiesta donde se celebra".

José Manuel Bermúdez insiste en que ahora lo que la asociación El Perenquén pretende es el traslado del Carnaval a otra zona, como ya ocurrió en Las Palmas y que "casi ha terminado con aquella fiesta".

Incluso, en la última asamblea celebrada por los vecinos se planteó la posibilidad de contratar a los mismos abogados que consiguieron la suspensión del Carnaval en las calles de Las Palmas. "Ante eso, queremos que la Ley proteja el Carnaval, una protección normativa de nuestro Carnaval, de sus espacios públicos tradicionales y de su manera tradicional de celebrarse. Si hay que limpiar más, si hay que limitar los decibelios o hacer cualquier tipo de ordenanza, estamos abiertos al diálogo".

"No es posible dejar de celebrar el Carnaval en la calle Valentín Sanz, en la plaza del Príncipe o en la plaza Candelaria? Eso lo vamos a combatir jurídicamente; no vamos a esperar a que nos presenten una demandan, sino que vamos a dar un paso adelante y vamos a proponer una modificación normativa que proteja nuestro Carnaval de ese tipo de cosas, con la regulación que se precise", insiste Bermúdez, "pero no sustituyendo el Carnaval de la calle por trasladarlo al Puerto. No veo un Carnaval de Santa Cruz en el Puerto".

El regidor sí entiende que la fieste ocupe gran parte de la superficie que se acaba de ganar al puerto, de unos 40.000 metros cuadrados. "Pero de ahí a que se traslade de su sitio tradicional a allí, no estamos de acuerdo".

Humberto Gonar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario