miércoles, 3 de abril de 2019

Angelito el 'Emérito' se jubila tras la Cabalgata del Carnaval de Telde

Resultado de imagen de angelito "el emerito " sejubila tras la cabalgataNacido y criado en el Risco de San Lázaro de la capital grancanaria, pero teldense de adopción, Angelito el Emérito o Angelito el de Telde, como cariñosamente se le conoce, se jubila de los Carnavales. Por lo menos como Emérito, el personaje con el que junto a Corina, el papel que interpreta su mujer -María de los Ángeles Estupiñán- se ha dejado querer y fotografiar por buena parte de los carnavales de la Isla.

A punto de cumplir 70 años -lo hará el próximo 13 de mayo-, la historia del polifacético Ángel Santana es una historia singular. Conoció a su esposa siendo todavía un crío, cuando él tenía trece años y ella apenas once. Al poco tiempo se hicieron novios y hasta ahora. Tras cuarenta y nueve años de matrimonio, tienen la suerte de poder compartir una familia de cuatro hijos y sus dos grandes pasiones.

La principal, la devoción que profesan a la Virgen del Rocío. Ambos son rocieros "de corazón"; forman parte de la Hermandad del Rocío de Las Palmas de Gran Canaria y ella incluso canta en el coro. Pero cuando llegan los meses de carnavales, además de sangre rociera por sus venas corre también la purpurina y el desparpajo carnavalero.

El idilio de Ángel con los carnavales comenzó cuando se vino a vivir a Telde, ciudad en la que lleva residiendo más de cuarenta “felices” años y participando activamente de su vida social. Primero en Las Remudas, luego en La Pardilla y por último en el barrio de Caserones Altos. Y también en El Calero, donde durante dos años y medio -tras dejar su puesto como jefe de mantenimiento de la Clínica Cajal- regentó la taberna rociera El Rincón de Ángel.



Ha formado parte de numerosos colectivos locales; desde asociaciones escolares a colectivos vecinales o culturales como el club deportivo La Pardilla o la Asociación Cultural Talarte, que fundó junto a sus compadres Paco Robaina y Chano Santana y con la que lograron un primer premio en los carnavales capitalinos.

Fue precisamente a raíz de esta comparsa y de la murga Los Remuderos cuando se empezó a involucrar en el Carnaval de Telde. A principios de la década de los 80, Angelito entró a formar parte de la comisión organizadora como representante de estos dos grupos y luego se convirtió en coordinador de las fiestas y estuvo varios años al frente de las galas con José Pradera Chávez como director artístico.

Una etapa que luego enlazó con la de carrocero por diferentes carnavales de la Isla, sacando durante dos o tres años la carroza de los oficiales de la Base Aérea de Gando.

En su periplo carnavalero pocos roles le faltan por desempeñar. Ha llegado incluso a patrocinar un drag en los Carnavales de Maspalomas, hizo de comentarista radiofónico en varias galas con su amigo Ezequiel López y hasta gestionó un chiringuito en los de Las Palmas de Gran Canaria. También creó la Cofradía del Jamón, un grupo de amigos que entre 2004 y 2008 participaban en las cabalgatas con un carromato en el que cortaban y desgustaban este manjar culinario.

Y ahora por último, de 2008 en adelante, se ha convertido en uno de esos personajes emblemáticos del Carnaval. Un marinero de gala -explica que por respesto no le gusta que se le asocie al ámbito militar o político- que luce con galones, fajín, una banda con los colores de la bandera de España y un traje blanco al que lleva adosado un sinfín de medallas recicladas que él mismo adorna. Tiene más de setenta, muchas de ellas se las regalan y otras las compra. Eso sí, no se las pone todas; las va alternando. Y siempre junto a él, su mujer; luciendo un traje negro, peineta y también la banda rojigualda.

El Emérito y Corina, como se hacen llamar, han desfilado en prácticamente todas las cabalgatas de la Isla. Las Palmas de Gran Canaria, Maspalomas, Agaete, Arucas, Ingenio, Agüimes, Mogán y, por supuesto, Telde. Reciben el cariño de la gente y, sobre todo, posan con el público. En alguna ocasión calculan que les han pedido más de 1.000 fotografías en un solo día.

Los carnavales les han deparado grandes satisfacciones y amistades. Disfrutan mucho como el Emérito y Corina, pero la edad no perdona y cada año se les hace más difícil resistir el trajín de las fiestas. A su edad, los kilómetros que tienen que andar en cada cabalgata y de vuelta al coche pesan cada vez más. Tal es el sobresfuerzo, están hasta dos o tres días para recuperarse del todo. Por eso, han tomado la decisión de jubilarse como personajes.

En adelante seguirán disfrutando de los carnavales y las cabalgatas pero de una manera mucho más relajada, vestidos de mascaritas y sentados en alguna terraza.

Resultado de imagen de angelito "el emerito " sejubila tras la cabalgata

No hay comentarios:

Publicar un comentario