lunes, 11 de marzo de 2019

Río despide a una sardina manriqueña

El carnaval de Una noche en Río echó el cierre con la celebración del entierro de la sardina, el acto con el que se despide un programa festivo que arrancó el pasado 15 de febrero con el pregón que ofreció en Santa Ana el humorista Manolo Vieira en compañía de la Chirimurga del Timple. En medio 24 días en los que la ciudad ha renovado su corte carnavalera y ha vivido fiestas de día, de noche y su gran cabalgata, la cita en la que las mascaritas reivindican la calle como suya.

Unos días de disfrute que a los incondicionales de la fiesta les cuesta decir adiós por lo que no dudan en acompañar en su último recorrido por la ciudad, previo a su quema en la playa de Las Canteras, a una sardina que en esta ocasión rindió homenaje a la figura del artista lanzaroteño César Manrique con un diseño inspirado en su obra, en el año en el que se cumple el centenario de su nacimiento (el 24 de febrero).

Además, más de cien figurantes, entre acróbatas, bailarines, actores y zancudos, representaron a lo largo del paso de la comitiva fúnebre Timanfaya, el sueño de Manrique, un espectáculo con formato de teatro de calle realizado bajo la dirección artística de Israel Reyes en colaboración con la Fundación César Manrique. César Manrique compaginó su obra con la defensa de los valores medioambientales de Canarias buscando siempre la armonía entre el arte y la naturaleza como espacio creativo.

Durante el trayecto la playa, el espectáculo de teatro de calle construyó un viaje onírico por la obra del artista de Lanzarote que constó de cuatro escenas. La primera fue César y la máscara de la vida. Le siguió La obra en movimiento, aire, agua tierra y fuego. Continuó con El cortejo de los peces, huellas de sal. Y terminó con El fuego del volcán, la danza de las cenizas.



RECORRIDO. La carroza que portaba la sardina partió sobre las 19.00 horas, desde la calle León y Castillo, a la altura del Club Natación Metropole, con el habitual cortejo fúnebre que estuvo encabezado por representantes de los grupos del carnaval, viudas y plañideras y un buen grupo de carnavaleros ataviados con las más diversas vestimentas de inspiración religiosa.

Además, la carroza de la sardina estuvo acompañada en este trayecto por la reina del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria 2019, Erika Echuaca, y del drag ganador en la cita del lunes en Santa Catalina, Drag Chuchi (Pedro Bethencourt).

La carroza medía 12 metros y fue diseñada por Carlos Santos, el escenógrafo del carnaval de Una noche en Río.

En cuanto a la sardina, apuntar que contó con una longitud de cuatro metros y la elaboró el equipo del departamento artístico de El Corte Inglés.

Ademas, este último acto de la presente edición del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria contó con la animación de batucadas, la carroza anunciadora y tres carruajes más que culminaron su recorrido en la playa de Las Canteras, donde se procedió a cumplir con el acto simbólico de quemar la sardina en el mar.

A continuación, el público asistente en el entorno de la playa capitalina pudo disfrutar de los fuegos artificiales que se lanzaron desde la plaza de La Puntilla y que dieron por finalizadas unas fiestas con temática brasileña.


No hay comentarios:

Publicar un comentario