martes, 5 de marzo de 2019

Miles de indianos toman las calles de Santa Cruz de La Palma

Cada vez más personas acuden de muchos rincones del mundo atraídas por una fiesta que simboliza el hermanamiento entre la isla de La Palma y la de Cuba, principal destino de la emigración canaria a comienzos del siglo XX.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Sergio Matos, y la concejal de Fiestas, Virginia Espinosa, desde el atrio de la Iglesia de El Salvador dieron la bienvenida a la ciudad a cuantos se acercan por primera vez a conocer Los Indianos y a quienes repiten un año más convencidos de que es una fiesta que no admite imitaciones, expresaron.

Hacia al mediodía, tal y como estaba previsto, tuvo lugar la llegada al puerto capitalino de la comitiva indiana, encabezada por el popular personaje de la Negra Tomasa que encarna Víctor Lorenzo Díaz Molina, Sosó; y donde fue recibida por miles de "indianos" que bailaban al son de la popular Conga de la Negra Tomasa.

Este año el Ayuntamiento apostó por reforzar el acto de recepción en el puerto, por lo que se escenificó un verdadero retorno inmigrante, para lo que se ha contado con una embarcación de mayores dimensiones y una comitiva más numerosa.



Tras la llegada al puerto, el foco de atención se desplazó a la plaza de España, donde la música vino de la mano de Orillas del Son y el baile de la asociación Mil y Un Pasos.

El momento álgido de la fiesta llegó con la entrada en la plaza de la Negra Tomasa, acompañada por el alcalde y por el cónsul de Cuba en Canarias, Ulises Barquín Castillo, para bailar al ritmo de la Conga causando el clamor de la multitud que allí se congregó desde primera hora de la mañana.

Tras el descubrimiento de la placa que renombra el centro de la ciudad como plaza de La Habana, se dio comienzo a la multitudinaria fiesta indiana que abarrota las calles de Santa Cruz de La Palma hasta primeras horas de la madrugada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario