domingo, 31 de marzo de 2019

Los vecinos acudirán a la justicia si no se traslada el Carnaval al puerto de Santa Cruz de Tenerife

Resultado de imagen de Los vecinos acudirán a la justicia si no se traslada el Carnaval al puerto de Santa Cruz de TenerifeLa Asociación de Vecinos El Perenquén ha informado este sábado que acudirán a la justicia si en el año 2020 no se traslada el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife a la zona puerto ciudad.

La asociación ha avanzado que hará una petición formal al Ayuntamiento para que se cumpla la sentencia de 2007 que obliga a contemplar el traslado a zona no residencial.

Los vecinos piden que el macrobotellón del Carnaval se traslade a la zona puerto ciudad, "es decir, unos cientos más abajo de su actual ubicación, como se celebraba antaño antes de remodelarse la plaza de España", de modo que se congenie el derecho de los vecinos al descanso con el de los ciudadanos al disfrute del ocio.

La presidenta de El Perenquén, Silvia Barrera, ha señalado que esperan un acuerdo institucional del Ayuntamiento tras las elecciones, pero si no es así, acudirán a la vía judicial para exigir la ejecución de la sentencia judicial dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias en 2007 que obliga el traslado del macrobotellón a zona no residencial.

Según la asociación, las principales quejas tienen que ver con el exceso de ruido durante los macrobotellones nocturnos, al punto de que algunos afectados denuncian sufrir un "infierno", por lo que se dan casos de personas que se van del centro durante el Carnaval si disponen de una vivienda alternativa; o bien se encierran en habitaciones alejadas de la calle, cuando es posible.

Sin embargo, las personas enfermas y las que no tienen dinero para realojarse durante esos días tienen que sufrir en total indefensión una contaminación acústica que, por intensidad y duración, rebasa lo tolerable para preservar la salud humana, ha alertado.



También son generalizadas las quejas por la suciedad, que, tras los macrobotellones, deja el centro histórico convertido en un "intolerable basurero" y los daños al patrimonio histórico público y privado, al mobiliario urbano y a los jardines.

Ha aclarado que "bajo ningún concepto están en contra del Carnaval", que es una fiesta patrimonio cultural, sino "única y específicamente con la ubicación actual de los macrobotellones nocturnos".

"Es decir, ni siquiera se puede decir que estamos contra el botellón, sino contra su emplazamiento en pleno centro histórico", ha aclarado Barrera.

La Opinión de Tenerife

No hay comentarios:

Publicar un comentario