sábado, 2 de marzo de 2019

Los Carneros, un año como Bien de Interés Cultural y otra vez a la calle

Los carneros de TigadayTodo está listo para que los Carneros de Tigaday vuelvan a llenar las calles de Frontera con su espectáculo carnavalero, una muestra de ritos antiguos que en esta edición cumple un año siendo Bien de Interés Cultural de Canarias.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de La Frontera, Susana Pérez, ha resaltado esta celebración que forma parte del acervo cultural del municipio y ha querido agradecer el trabajo realizado por las personas que, año a año, se encargan de cuidar y velar para que este legado se mantenga y se conserve para generaciones futuras.

Las citas: el domingo y el martes de carnaval,  3 y 5 de marzo.

Cuenta la experiencia que si oyes sus cascabeles no debes detenerte porque, con toda probabilidad, terminarás embetunado.

Tigaday y sus calles adyacentes se convierten por unas horas en un gran escenario: de 30 a 40 jóvenes disfrazados de carneros procuran la diversión de todos aquellos que allí se dan cita, las de sus propios protagonistas –los carneros--; la de sus fieles colaboradores --los encargados de ayudarles en el arreglo de su disfraz o en procurarles el betún--; la de los meros observadores, ya sean niños o mayores; y sobre todo la de aquellos que esperan impacientes para poder correr o esquivar a esta peculiar manada.

Nadie sabe a ciencia cierta la fecha de la que data esta celebración, lo que sí se conoce es que estuvo prohibida y olvidada hasta que, para regocijo del pueblo herreño, la recuperó Benito Padrón Gutiérrez y, junto a él, la dedicación de su hijo Ramón Padrón y la de los miembros del Grupo Folclórico Tejeguate que, entroncados con la juventud del municipio de La Frontera, han logrado mantener la representación de Los Carneros de Tigaday como el ejemplo más emblemático y representativo de los que hoy se celebran durante el carnaval en la Isla de El Hierro.



La Fiesta comienza y termina con una estampida, el sonido de los cascabeles y la aparición del rebaño, hombres jóvenes portando zaleas y cornamentas curtidas con el tiempo, el disfraz más antiguo cuyos inicios se entrelazan con el origen ganadero de la isla; y junto a ellos: máscaras espeluznantes a modo de pastores malévolos, más conocidos como “locos”.

La escenificación es un atractivo cultural y turístico; una cita ineludible para todos los vecinos de la isla y para los que la visitan en estas fechas.

El Hierro Ahora

No hay comentarios:

Publicar un comentario