domingo, 10 de marzo de 2019

La Zarzuela reaviva el culto a la lírica del pueblo chicharrero

ZARZUELA TENERIFE 1Cada año la Agrupación Lírica La Zarzuela se esfuerza por renovar su repertorio, combinando obras que han alcanzado indiscutible popularidad dentro del género lírico español con otras que aún dotadas de alto nivel de calidad no se han visto favorecidas con igual éxito. Es ese el propósito firme que mueve a su director, Salvador Rojas, a la búsqueda y preparación del programa, que el público aguarda con interés, primero en su presentación en el Teatro Guimerá y luego en la Plaza del Príncipe, donde les corresponde intervenir este mediodía.

Fue en el carnaval de 1977 cuando hizo su presentación la Agrupación Lírica La Zarzuela, desde entonces vinculada al Círculo de Amistad XII de Enero. La iniciativa partió de su director Salvador Rojas González, que años antes había dirigido Los Románticos, grupo de similar estructura que fundó el músico y periodista Álvaro Martín Díaz (Almadi) que participaba como segundo director de Los Fregolinos.

El maestro Salvador Rojas, catedrático de historia y músico, contó para el inicio de La Zarzuela con el apoyo del músico Juan Estany Rius, compositor de grandes conocimientos y que demostró una loable capacidad para favorecer el desarrollo de la actividad cultural. En opinión del musicólogo José Miguel Mederos Rivero, cabe situar a Juan Estany entre los miembros de la última generación de autores de zarzuela, con un legado valioso que merece su difusión. En los inicios La Zarzuela la integran componentes que procedían de Los Románticos y de la Coral Polifónica de Cepsa, grupos que dirigía Salvador Rojas, y cuentan con el apoyo incondicional del Círculo de Amistad, en especial de su presidente Pablo Corona y del directivo Moisés Díaz Estébanez.



A la continuada participación que con firme entrega e ilusión ha desarrollado La Zarzuela a lo largo de los años hay que sumar otras notables aportaciones como han sido los espectáculos Álbum de la Zarzuela y el Pasodoble, y el titulado La Zarzuela y La Danza, contando en este último con el Ballet Francisco de Goya dirigido por Carmen Gordo, así como las grabaciones Páginas de Zarzuela recogidas hasta el momento en 8 CD.

Cada año el grupo elige su vestuario, acercándose al imaginario costumbrista propio del género. En esta ocasión el diseño Fantasía de La Zarzuela se debe a Teresa Hernández, con la colaboración de Manuela de la Fuente. El programa de mano que ofrecen lleva el diseño gráfico del pintor Tomás García Mesa y contiene trabajos relacionados con la zarzuela, participando inicialmente en ello Moisés Díaz Estébanez y de manera continuada y hasta el presente José Miguel Mederos que ocasión ofrece un documentado trabajo acerca de la zarzuela Katiuska , la mujer Rusa, de Pablo Sorozábal, autor al que el grupo presta atención preferente, recordándole en el 30 aniversario de su fallecimiento y ofreciendo por ello la marcha Katiuska y la romanza de Leandro, de La Tabernera del Puerto. En el trabajo de Mederos Rivero destaca la marcha Cosacos de Kazán, que popularmente identificamos como pasacalle de la Unión Artística de El Cabo y del que podríamos decir que goza de similar consideración al que alcanza en otras latitudes la Marcha Radetzky (Strauss).

El intenso trabajo que desarrolla La Zarzuela, contando con la eficaz labor de apoyo que presta el pianista concertador Andrés Cabrera, le permite ofrece una veintena de tema, que interpreta su veterano coro mixto y una amplia orquesta que la integran jóvenes músicos, todos titulados, que en algunos casos están desarrollando su trabajo en diferentes orquestas: Joven Orquesta de Canarias (Jocan), Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, Orcam, etc. En esta ocasión el elenco de solistas lo integran el tenor Víctor Coello, voz principal de la agrupación desde hace una veintena de años, la soprano Beatriz Rodríguez Siverio, galardonada en varias ediciones del concurso de rondallas y miembro de diferentes agrupaciones corales, Laura Alonso, soprano, natural de Caracas y desde hace años profesora de canto en Tenerife, y a ellos se suman, formando parte del coro, el barítono Luis F. María y Anta y el tenor José Díaz Mederos. A lo largo de la dilatada historia de La Zarzuela han participado como solistas Francisco Quevedo, Emma Suárez, Loly Hernández, Andrés Almenara, Mercedes Cabrera, Alicia Díaz, Cristina Hernández y Celso Albelo, quien en 1998 interpreto la Canción del olvido y el Huésped del sevillano.

Diario de AvisosZenaido Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario