jueves, 28 de marzo de 2019

La privatización de la seguridad de la cabalgata, «de extrema gravedad»

La portavoz del Grupo Municipal Unidos por Gran Canaria en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Ángeles Batista, se sumó ayer a las demandas de sindicatos y de la Policía Local en el Consistorio capitalino, ante la falta de equipamiento y la suplantación de funciones por parte de la empresa privada.


En una nota de prensa remitida a este periódico, la edil considera de extrema gravedad que la seguridad en la gran cabalgata del carnaval -que congregó a más de 200.000 personas en las calles de la ciudad- se dejara en manos de guardas privados porque el Ayuntamiento no paga las horas extras de la Policía Local desde hace meses. «La seguridad de la ciudadanía debe estar por encima de todo y no vale dejarla en manos de vigilantes de seguridad, que si bien pueden servir de apoyo a la Policía Local, nunca deben sustituirlos en sus funciones», detalló Batista, «aún está por ver si el gobierno municipal (PSOE, LPGC Puede y Nueva Canarias) ha cometido irregularidades en la contratación de una empresa privada que, además, tiene relación con la jefatura de la Policía Local».

La privatización de la seguridad de la cabalgata ha sido criticada por los sindicatos con representación en la Policía Local, que denunciaron la suplantación de funciones por parte de los agentes privados de seguridad. Los representantes de USPB, UGT y CC OO esperan aún por la respuesta del grupo de gobierno. De momento, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha rehusado a dar explicaciones sobre esta contratación.



Batista emplazó al concejal de Recursos Humanos, Mario Regidor, a pagar lo antes posibles las horas extras de los agentes para que situaciones como las vividas en la cabalgata no vuelvan a producirse. De hecho, ya existe un antecedente similar con los bomberos, en agosto, originado también por el impago de las horas extras. En este caso, el Ayuntamiento empleó unos 2.000 euros en la contratación de cinco bomberos privados con equipos de protección y una cuba de 1.100 litros para el dispositivo de seguridad de los fuegos de San Lorenzo.

La edil del partido Unidos por Gran Canaria recuerda que el Ayuntamiento tampoco cumple con la normativa de uniformidad de los agentes, «algo que hemos denunciado en varias ocasiones. La indumentaria de alta visibilidad, que ha solicitado la Inspección de Trabajo y Seguridad Social al tripartito -para mayor seguridad de los agentes-, siguen sin aparecer. Lo raro es que la anterior jefatura de Policía había aprobado la compra de todo ese material, pero la actual lo paró».

Además, la portavoz de Unidos por Gran Canaria afirma que su partido apoya las reivindicaciones de la Unión Sindical de la Policía y Bomberos (USPB) en relación a las problemáticas que genera la falta de efectivos, tanto en la policía como en el cuerpo de bomberos. Batista ve con buenos ojos la propuesta de USPB a la hora de establecer un acuerdo marco que permita compensar adecuadamente la cobertura policial y de los servicios de Bomberos en eventos y servicios extraordinarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario