martes, 19 de marzo de 2019

"Competir en gimnasia rítmica me ha ayudado en la preparación"

Alba Dunkerbeck, de 16 años, se coronó el pasado domingo como Reina del Carnaval de Maspalomas. La joven asegura haber cumplido un sueño, aunque admite que su preparación de más de diez años en la gimnasia rítmica la ayudó a controlar los nervios y centrarse en sus movimientos sobre el escenario.

¿Qué tal sienta llevar la corona de la Reina de Maspalomas?
Para mí es una locura, nunca pensé que pudiera llegar hasta aquí. Desde que era pequeña soñaba con presentarme y ganar la Gala de la Reina del Carnaval, pero nunca me había animado hasta ahora a participar en ninguno de estos actos y la verdad es que es una grata sorpresa haber ganado. Cuando nombraron mi nombre en el escenario estaba fascinada y no sabía cómo reaccionar. Me quede en shock y enseguida empezaron a saltarme las lágrimas de la emoción. Soy muy feliz.

Durante la gala, viendo a las otras candidatas, ¿se vio con posibilidades?
Cuando estábamos entre bastidores me fijé en las compañeras y en sus fantasías. La verdad es que fue impresionante ver todos esos vestidos y cómo se desenvolvían las otras chicas. Había muchísimo nivel y las temáticas eran muy diversas, así que lo veía muy complicado. Es verdad que a mí mi fantasía me encantaba y tenía muchas esperanzas puestas en ella, pero nunca se me llegó a pasar por la cabeza que podría ser la ganadora.

Acaba de cumplir 16 años y se convierte en una de las reinas más jóvenes en ganar este certamen.
La verdad es que lo reflexiono y para mí es un sueño cumplido. Algunas de mis compañeras también eran muy jóvenes, pero la mayoría son mujeres con varios años de experiencia en este tipo de espectáculos y yo es la primera vez que participo en algo así. No estaba nerviosa, pero no sabía cómo era lucir una fantasía y moverme por un escenario. Me centré en defenderlo al máximo, con todas las desventajas que pudiera tener. Al final el esfuerzo dio sus frutos [Sonríe].



Su fantasía estaba muy relacionada con la alegoría del carnaval de Maspalomas. ¿Se sentía identificada?
Sí, 50 años de historia hace homenaje a los 50 años que han pasado desde que el hombre llegó a la luna. Me parece que la confección era perfecta y muy acorde al carnaval de este año. Estoy muy orgullosa. Sobre todo creo que iba conmigo porque yo me considero una persona elegante sobre el escenario y esta fantasía lo es en todos los sentidos. Sé moverme y actuar, y la elección de colores, de música y de resto de elementos con los que interactué me venían perfecto porque casaban muy bien con mi personalidad.

El peso es uno de los hándicaps principales en estos certámenes. ¿Cómo lo sobrellevó?
Creo que entre el vestido y el gorro llevaba puestos unos 25 kilos encima. Es verdad que los días previos a la gala practiqué con un peso similar, para ver cómo debía moverme y la dificultad a la que me enfrentaba. Sin embargo, no supe cómo sería llevar el vestido hasta la misma noche y no me moví con él hasta la salida al escenario. Me sorprendió porque no me supuso tanta complicación como me pensaba.

No es la primera competición en la que participa. Mediante la gimnasia rítmica ha quedado campeona de España.
Sí, es muy ilusionante. Practico este deporte desde hace 11 años en el Club Corzas Maspalomas. Es una actividad que me encanta y a la que he dedicado mucho esfuerzo. Actualmente estoy en el equipo sénior, y ahora empiezo la temporada con los individuales. A ver cómo me va.

¿Cree que la práctica de este deporte le puede haber beneficiado a la hora de prepararse para la gala de la reina?
En cierto sentido sí. Llevo muchos años compitiendo de cara al público. Las miradas de los espectadores, los focos que te alumbran y el jurado que está pendiente de ti y de cada uno de tus movimientos son elementos a los que ya estoy muy acostumbrada. Eso me ayudó ayer [el pasado domingo para el lector] a salir al escenario sin nervios de ningún tipo. Salí e hice lo que debía hacer porque tenía muy claro a lo que me enfrentaba.

Esta edición del carnaval siempre la recordará con cariño, pero, ¿cómo ha vivido estas fiestas anteriormente?
Para mí siempre ha sido un evento muy especial. En concreto, pienso que los carnavales de Maspalomas se celebran con mucha alegría y con muy buen rollo. Al organizarse con carácter internacional atrae a muchos más turistas a la Isla y nos beneficia muy positivamente. Todo el mundo vive esta fiesta con mucho entusiasmo y, sobre todo, con respeto.

¿Cómo percibe este año de reinado?
Por ahora estoy contenta por haber ganado. Es muy pronto para saber qué proyectos me esperan y cómo organizaré el año, pero creo que todo va a salir bien y disfrutaré de la experiencia al máximo.

¿Qué aspiraciones tiene en el futuro? ¿A qué le gustaría dedicarse?
Estoy estudiando bachillerato y cuando termine mis estudios tengo claro que quiero salir de la Isla para continuar mi formación en el ámbito del comercio. Me gustaría prepararme en Inglaterra, me llama muchísimo. Creo que también tiene relación a que he vivido siempre rodeada de extranjeros y de alguna forma me he interesado por las relaciones comerciales, el turismo y el servicio de cara al público.

Judith Pulido


No hay comentarios:

Publicar un comentario