sábado, 16 de febrero de 2019

Zeta Zetas marca la diferencia


Final del concurso de murgas del Carnaval de Santa Cruz, que ha ganado Zeta-Zetas.Premio a la innovación. En un ejercicio de llevar al límite su particular estilo, Zeta-Zetas se hizo con el primer premio de Interpretación del concurso de murgas adultas de Santa Cruz.
La segunda ocasión que los de Javi Lemus (al que la murga pidió, mientras festejaba el premio, que siguiera al frente y no lo dejara como al parecer tiene previsto) saborean la gloria tras haberse llevado ya en 2017 el cartón más preciado.

Esta vez los del Barrio de La Salud le dieron un nuevo giro de tuerca a sus particulares y arriesgadas propuestas.

Lo hicieron con un croma –en forma de sábana y suelo verdes– que a modo de efecto especial no solo hizo invisible a media murga, sino que permitió situar a la otra mitad (por medio de las pantallas del Recinto) en diferentes escenarios con los que abordar asuntos como las colas en las autopistas o el cáncer infantil.

Puesta en escena que encandiló al jurado, al igual que al de hace dos años tampoco le importó que su primera canción apenas aportara.

Un primer premio que en parte también es fruto de que ninguna de las otras contendientes por los galardones ofreció dos canciones redondas, como por ejemplo sí sucedió en las fases con Mamelucos y Bambones. Un galardón máximo que de cara al futuro más cercano puede inclinar definitivamente el concurso hacia una vertiente más visual y tecnológica en detrimento de la letra contundente.

Cuartos de la noche, Zeta-Zetas eran uno de los grandes esperados de la noche, Zeta-Zetas. Salvaron la fase de forma discreta, pero su final prometía. Su entrada, espectacular el miércoles, tuvo algunas deficiencias esta vez. Debía ser pecata minuta para lo que estaba por llegar.


Primero se convirtieron en dos murgas, la suya y la de políticos y personajes famosos (que quieren tener voz), tanto locales como nacionales (Bermúdez, Gladys de León, el Rey Juan Carlos€).
Ciertas reminiscencias a Mamelucos y Bambones, pero en este caso en un quiero y no puedo ya que el tema gastó minutos sin entrar hasta el fondo en prácticamente nada, hasta el punto de recurrir a la gala de Amargo.

Su mejor golpe, uno efectista de luces y de cierta autocrítica. "Yo aquí no me pienso callar y aquí lo voy a cantar", dijeron, pero cuándo no€ Subieron algo al final con un epílogo a modo de crítica velada para "aquellos que votan a los corruptos".

Pero su verdadero efecto especial llegó con el ya famoso croma, 'La película de tu vida'. Y es que con un fondo verde la mitad de la murga se hizo 'invisible' dejando protagonismo al otro 50 por ciento que se transportó, en una vuelta de tuerca a lo que ya hicieran hace dos años, a distintos escenarios a modo de ficción cinematográfica, algo que les sirvió para arremeter contra varios asuntos.

Primero aparecieron cayendo en paracaídas en las colas de la autopista. "Nos ignoran los que nunca han sufrido estas colas o será que se levantan a otras horas", dijeron sobre los políticos.

Elevaron su tono y llegaron al corazón apareciendo en una sala de espera de una planta pediátrica de un hospital aprovechando que ayer era el día del cáncer infantil. Allí rindieron un homenaje a los médicos y enfermeros que están dando el callo todos los días, "y no figuran como los políticos". Dieron un giro que parecía forzado para hablar del maltrato, el abandono a las madres, pero lo resuelven bien tirando de "hipocresía".

Su último efecto, ponerse a volar como excusa para evocar a esos canarios "que se fueron de esta tierra buscando un futuro mejor". Pero no su marcha, sino las dificultades que luego tienen para volver a la Isla, ya sea para vacaciones o porque "muere un familiar cercano".

Se permiten incluso lo que parecía un directo con varios isleños en el exterior. "Pueden cortarles las alas, pero nuestras voces no pueden callarlas", remataron en un recurso que, como en los anteriores, no estuvo del todo sincronizado con los vídeos que simulaban su situación paralela.

El concepto de murga con ellos queda muy difuso o, como mínimo, entra en otra dimensión. Pero nadie les puede discutir su capacidad para innovar y sorprender. Y eso, como hace dos años, les ha dado para el máximo galardón. Por mucho que este segundo tema discurra por un fino hilo que obliga a una máxima atención y comprensión. Lástima que las dudas no puedan aclararse en la calle.

El segundo en Interpretación fue para Mamelucos y el tercero, para Bambones. Fue un concurso que tuvo más crítica que humor, algo que echaron de menos los espectadores y los expertos en murgas.
Los de premios de Presentación no depararon ninguna sorpresa. Los grandes favoritos eran Mamelucos y se llevaron el primer premio, revalidando el título conseguido en la edición 2018 del concurso de murgas. Segundos en Presentación fueron los Diablos Locos y terceros, las chicas de Ni Muchas Ni Pocas.

Carlos García 

No hay comentarios:

Publicar un comentario