lunes, 25 de febrero de 2019

Un bull terrier acebrado enloquece a Río

Viene este carnaval de Río con una reminiscencia de ritmos que convierte cualquier estampado en una paleta arco iris. No es de extrañar que con este aura hasta los perros que participan en el carnaval canino se metamorfoseen en abejas, rumberas o cestas de frutas con patas. Pero hete aquí que el can que se llevó los veinticuatro kilos de alimento que recibe el ganador de este divertido evento no fuera un tucán ni un trasunto de sambero carioca, sino una cebra divertida. Sobre el cuerpo blanco de Milka, una bull terrier miniatura, su dueña, Eva León, decidió pintar unas rayas negras. Y así irrumpió, acebrada, de la mano de una joven lancera africana.

La salida al escenario de ambas desató la locura en el escenario del parque de Santa Catalina. Desde que puso las patas sobre las tablas, se extendió el convencimiento de que ya había ganadora del carnaval canino.

«Es la primera vez que la maquillo», explicó Eva León, «había que aprovechar este lienzo blanco y sacar el lado más salvaje de las dos».

El año pasado ya participó, cuando Milka había cumplido tres meses. Y este año, con la fantasía Desde la selva más salvaje llegan Milka y Eva a disfrutar del carnaval carioca, decidieron repetir la experiencia. «Fue algo genial, la gente es muy acogedora y es bueno que el carnaval tenga un hueco para todos», añadió.



Veinte minutos tardó en maquillar a Milka, en lo que el presentador Baby Solano -que condujo con soltura, humor y agilidad la gala- calificó como el primer ejercicio de body painting del carnaval canino.

Los otros premiados fueron Thara, una bulldog francés de nueve años, que recibió un segundo premio -12 kilos de comida- por la soltura con la que lució la fantasía La perla de Brasil, junto a César Macías, que iba de Neptuno; y Zafiro, un galgo que lució la fantasía Tuttifruti, diseño de Felicia Svensson. Los seis kilos de comida que se llevó este galgo se lo entregaron a Mónica Svensson, que fue la persona que desfiló con este elegante animal.

De los dieciocho inscritos, solo uno no pudo comparecer. Pero también desfilaron como invitados los gran danés y el podenco del grupo Los Snorkels. Además, se dio la oportunidad de que todos los asistentes que acudieron con sus mascotas disfrazadas pudieran subir a desfilar al escenario del parque. Más de cuarenta animales se sumaron así a esta fiesta que cumple diez años. Y ahí iban desde Batman canino a abejas patosas.

Resultado de imagen de logo canarias7Javier Darriba

No hay comentarios:

Publicar un comentario