martes, 26 de febrero de 2019

Reina hasta el último minuto

"E stoy en mi salsa", comenta Laura Lourido, la reina del Carnaval 2018, mientras no falta quien pasa a su lado en el recinto ferial y le recuerda: "¿Aprovechando los últimos minutos del reinado?", a lo que responde, con su sonrisa imperturbable: "Preparándome para entrar a la historia del Carnaval".

Laura Lourido ha hecho suya la filosofía de Mafalda y la ha adaptado a su condición de soberana de la fiesta: Paren el mundo, que yo me bajo... porque es Carnaval. Se propuso tener una agenda ocupada como reina y promocionar los actos y ha visto cumplido con creces su objetivo: ha viajado para representar al Carnaval en dos ferias internacionales de Turismo (Fitur, en Madrid, y World Travel Market, de Londres); integró la expedición chicharrera que viajó al encuentro mundial celebrado en Colombia y desde que fue proclamada reina no ha parado. "Pasé un mes de julio ocupadísimo; coincidía que me llamaban de tres galas para ir de jurado el mismo día... En agosto estaba de vacaciones y mantuve los actos de representación del Carnaval. Ha sido inolvidable".

Laura Lourido siempre llevará con ella en calor y la acogida del pueblo de Santa Cruz, un agradecimiento que tendrá oportunidad de devolver de forma activa en la gala de la reina de mañana por la noche, de la que no desvela ningún detalle.



Trabajadora de Turismo de Tenerife, encuentra poca diferencia entre el frenesí con el que afrontó los preparativos como candidata con el ritmo trepidante que vive estos días. El año pasado fueron los ensayos de la aspirante y en esta edición participa como reina. "Se vive desde otra perspectiva". Entonces más metida en la fantasía, en el taller, con su diseñador; este año, desde una óptica más global, pero con intensidad. Hasta las cuatro de la tarde de ayer estuvo en su trabajo, luego una entrevista a las cinco, a las seis menos cuarto sesión fotográfica y desde las seis hasta la noche, ensayo de los momentos de la gala de mañana. "Nunca me imaginé que iba a ser tan intenso", afirma esta reina que ya mira al futuro. "El próximo año pienso disfrutar el Carnaval como comparsera", como ya ocurrió cuando salió con Rumberos y Danzarines Canarios, y siempre "estaré a disposición del Carnaval, para lo que haga falta. Es algo que se lleva dentro", asegura. Siempre quiso ser reina. Desde los 25 años, hasta que en 2017 lo intentó de la mano de Antonio Santos Arteaga, a quien saluda como de la familia mientras se celebra esta entrevista y lo felicita por los éxitos al cosechar este año su reina de la tercera edad.

Al año siguiente, en 2018, recibió el mensaje por Facebook de Jorge González Santana, que la invitaba a repetir con una fantasía suya y... "¿quién se iba a resistir a quien había logrado el título de reina?". Y Carmen Laura se convirtió en la segunda soberana consecutiva de Jorge González. "Tiene una forma particular de trabajar, que respeta el secreto, es una magnífica persona; he colaborado con su candidata con algunos consejos", añade Laura, quien no se cansa. Sabía que tenía entrevista y se puso de gala. Cuando se le pregunta si está cansada, sentencia: "Es cansancio con amor". Se resiste a despedirse como reina porque sabe que ya es historia y un ejemplo para quien desee ser la mejor embajadora del Carnaval.

Humberto Gonar


No hay comentarios:

Publicar un comentario