miércoles, 20 de febrero de 2019

"Para mí, éramos primer premio de Interpretación"

Julio Alexis Fernández Calzadilla es el director musical, desde finales de la década de los ochenta, de Bambones y también, ya más recientemente, de Trapaseros. Además, es el mago de las voces en Bambas y forma parte del equipo de letristas de El Cardonal, que el pasado lunes fue premiado, por décima oportunidad, con el Criticón por Los Ofendidos.

¿Satisfacción por el premio?
El tema elegido es muy bueno para un Criticón; es uno de ellos, porque también estaban Los Ruidos y, quizás, Esclavos. En Bambones queremos a todos los temas por igual. Cualquiera podría haber estado entre los nominados.

¿El premio Criticón viene a enmendar la plana al jurado?
El premio Criticón para el letrista es un orgullo. Otro año se lo dieron a Triquikonas por un tema de humor. Hay cosas que se salen de madre.

¿Valora ese premio?
Sí, sí. Pero a veces te quedas dudando porque ha habido años que no sabes lo que se ha premiado. Han vuelto a hacer las cosas bien.

En el concurso, ¿ganó la letra o se impuso el espectáculo?
No sé lo que gana. Letra había. Después de haber visto el concurso, para mí somos primer premio de Interpretación por letra, murga y un montón de cosas. Una cosa son las innovaciones y otra cosa... El croma quedó en una broma, porque era una cosa grabada. ¿Qué dificultad tiene eso en el escenario? Te pones en el micro, sin hacer gestos y solo tienes que afinar; es más, es una ventaja. Hago esta reflexión a sabiendas de que quiero mucho a la gente de Zeta-Zetas.



¿Marcará estilo?
No vamos a hacer algo como eso. A lo mejor algún día haces como el góspel o la chirigota, lo que se hizo este año con los políticos delante. Ponte a mirar y, ¿quién lo está recuperando otra vez? Escribir sobre lo escrito es muy fácil.

¿El jurado ha premiado más el efecto croma que la letra?
Creo que sí. Era cuestión de sensaciones. Detrás del escenario, todo el mundo decía que si premiaban la letra, ganábamos y si preferían el espectáculo, Zeta-Zetas. Sabíamos que iba a ganar Zeta-Zetas, porque cuando hay que elegir, siempre salimos perdiendo nosotros.

¿Tiene Bambones sabor agridulce por pasar y por no ganar?
No estar en la final el año pasado me parece una anécdota. A todos aquellos que dicen que no estuvimos tan bien en 2018, solo les digo que con medio tema de la Educación ya estábamos en la final. Es mi opinión personal. Y entre los tres primeros, al margen de las puntuaciones del jurado.

Monta a Trapaseros. ¿Considera justo que se quedara sin final?
Lo considero injustísimo; tenía que estar en la final sí o sí, y haber pasado a media tabla. No sé qué se prima, si el espectáculo o la letra; fueron muy correctos. A todos les gustó y todos los metían en la quiniela y, de repente, fue el desaparecido. Misterio de la vida.

¿Tal vez porque Trapaseros dejó el Norte para venir a Santa Cruz? Otra murga del Norte que sí pasó...
No lo sé... Te pones a mirar y ves el concurso y tenía que haber pasado. No sé por qué no pasaron.

¿Partidario de que Trapaseros siga concursando en Santa Cruz?
Por supuesto, pero no solo Trapaseros, sino todos los del Norte. ¿Cuál es el concurso de la Isla, de Canarias? El nuestro. El concurso de Las Palmas está abierto a todas las Islas y el nuestro, no. Se hacen unos días más, máxime cuando están desapareciendo murgas. Me parece injusto que haya una norma que solo permita venir a la ganadora y, si no, renuncia a su concurso. Otra cosa es el tema de las subvenciones, pero no piden dinero por participar.

¿Y qué le parece que las murgas del Norte critiquen a Trapaseros por ir a Santa Cruz?
Y después llaman a los grupos de Santa Cruz para ir a su presentación. Una pataleta. Terminaron cansados del Norte; cualquier cosa que hacía molestaba. Este año no están y los ponen verdes, cuando ha sido la murga que más ha luchado por el Norte.

Humberto Gonar

No hay comentarios:

Publicar un comentario