lunes, 18 de febrero de 2019

"Los Rumberos son todo para mí; mis padres fundaron la comparsa y ahí sigo"

Juan José Monzón es hijo del mítico Manolo Monzón, considerado el padre de las comparsas del Carnaval de Santa Cruz y fallecido en 2011. Tras venir de Venezuela con su padre, Juan José se convierte en mascota de la Masa Coral tinerfeña desde 1961 hasta 1966, año en que se une a la comparsa Los Rumberos, fundada por su padre. Ahí sigue, ahora ya como director de Los Rumberos.

"Mi padre llevó la dirección musical hasta 1992 y desde ese momento, mi hermana y yo nos hicimos cargo de Los Rumberos", comenta. En el año 1993, Los Rumberos vuelve a concursar en el Carnaval. También ha dirigido musicalmente a la comparsa Los Brasileiros y las agrupaciones musicales Teiderife y Sabor Isleño.

¿Qué significa Los Rumberos para usted?
Casi todo, ya que mis padres son los fundadores de la comparsa. Allí he conocido a mucha gente. Me casé, mis hijas han pertenecido a Los Rumberos... Para mí Los Rumberos lo es todo, ya que gracias a la comparsa he conocido a muchísimas familias y lugares que no habría visitado de no ser por la comparsa.

¿Se puede entender el Carnaval chicharrero sin la figura de su padre, Manolo Monzón?
Mi padre fue uno de los grandes del Carnaval, como Enrique González. Los Rumberos fue el primer grupo mixto de nuestro Carnaval, ya que, hasta ese momento todos eran masculinos o femeninos.



¿Cree que en pocos años las comparsas de nuestro Carnaval desbancarán a las murgas?
Se podría conseguir siempre y cuando cada comparsa creara un espectáculo propio (música, canto y baile), como cuando en el año 1994 nosotros hicimos Diario de un emigrante. Podría ser el revulsivo para superar a las murgas+. Sería crear un tipo musical.

¿La parranda debería ser una parte fundamental en la comparsa?
Sí, es la base de las comparsas. Empezaron como una parranda y después se empezó a bailar delante de esa parranda. Nosotros siempre hemos apostado por la parranda, canten bien o no. Se debería valorar un poco más este grupo dentro de la comparsa.

¿El reto de Los Rumberos es conseguir el Primer Premio de interpretación?
Es un gran reto. Una vez ganamos pero al eliminar nuestra puntuación más alta y la más baja, que eran las más altas de todas, quedamos en segundo puesto. Sería una gran ilusión para nosotros conseguir el primer premio. Sería el broche de oro después de que dedicar toda una vida al Carnaval, se pusiera una calle a nombre de Los Rumberos y se organizase la exposición en la Casa del Carnaval.

El 12 de enero se puso Los Rumberos a una calle. ¿Orgullo o responsabilidad?
La responsabilidad ya la teníamos y ahora ha llegado la calle. Es un enorme orgullo.

¿El doble set de sonido era el avance que faltaba?
En el año 2008, con Bruno Piqué al frente de Fiestas, nos ofreció la opción de mejorar el espectáculo o eliminarlo debido a las largas esperas entre grupos. Nos reunimos los directores para sentar las bases actuales: reducir el tiempo de actuación, instrumentos comunes... Pero mi padre siempre defendió el escenario giratorio o el doble set de sonido, para aligerar el espectáculo. El doble set fue un gran avance.

¿Se podría mejorar algo más en el concurso de comparsas o el Ritmo y Armonía?
Queda poco margen de mejoría, quizás en Ritmo y Armonía se podría apostar por una melodía para cada comparsa. Sería como hacen en Brasil, en el Sambódromo, un desfile bajo el mismo tema musical, con sus paradas y cambios de baile.

¿Qué nos mostrará Los Rumberos este año?
Un gran proyecto con la llegada de un buen diseñador y un buen proyecto musical.

La Opinión de TenerifeGrupo Mascarada Carnaval

No hay comentarios:

Publicar un comentario