viernes, 8 de febrero de 2019

La cantera sube el telón del escenario

La cantera del Carnaval chicharrero subió ayer el telón del escenario del Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife que acogió la primera fase del concurso de Murgas Infantiles. En este primer día del certamen se vivieron los regresos de dos murgas que retornan al concurso después de un año fuera de la fiesta, Bambas y Pita-Pitos. Se subieron también al escenario Distorsionados, Chinchositos, Raviscuditos y Mamelones. En esta primera fase los más pequeños demostraron, ante un Recinto medio vacío, que al Carnaval todavía le queda mucho futuro por delante.

Los primeros en subirse al escenario fueron los Bambas, que estrenaron el concurso en el año que regresan después del descanso que llevaron a cabo en el Carnaval pasado. Los 44 componentes, con un diseño de Luis Dávila (Deprisa, deprisa, que nos vamos al Carnaval, que este año es del fondo del mar) llenaron las tablas con una seguridad renovada. En su primer tema, titulado Es normal que no entiendas, es cosa de brujas, hicieron alusión al acoso escolar y recordaron el esfuerzo y las ganas por volver a pisar el escenario.

En su segundo tema Y todo por un periódico utilizaron la prensa para hacer un recorrido sobre diversos temas: la corrupción, la excesiva dedicación al fútbol en la sección de Deportes, el encarecimiento del cine o la pobreza infantil fueron algunos de las críticas que resaltaron.
Llegada desde Los Realejos, Distorsionados tomó a continuación el escenario con el diseño Porque todo astronauta nació en los sueños de un niño curioso, realizado por la propia murga. Comenzaron con su primer tema Aprender está en tu mano en el que a través de un manual para sobrevivir pensado "para los niños" reclamaron igualdad de oportunidades para los menores con Síndrome de Down, pidieron respeto para la diversidad sexual y cantaron por la inclusión de todos los menores con discapacidad.



Con una mejor dicción durante la segunda parte de su actuación, alabaron en su segundo tema el esfuerzo que hacen muchos estudiantes para llegar a cumplir sus sueños, criticaron el desperdicio de alimentos que realizan muchos grandes establecimientos y la adicción de muchos a las nuevas tecnologías.

Cumpliendo 31 años subieron al escenario los 42 componentes de Chinchositos. Vestidos de Payaso mil colores, en un mar de fantasía comenzaron animando el Recinto Ferial con su entrada que levanto a buena parte del público, para después continuar con un primer tema bien resuelto en el que destacaron los problemas de gran parte del patrimonio de Santa Cruz y también reivindicaron que se mime a los que como ellos son la cantera del Carnaval.

En su segundo tema Unas normas muy estudiadas repasaron la fórmula para una buena actuación, concluyendo que lo más importante es contentar al público.
Pasado el ecuador de la primera fase del concurso tomaron el escenario desde Tacoronte Raviscuditos, con su directora Nayari Álvarez al frente. Lucieron en su décimo aniversario la fantasía Recuérdame, diseñada por Carmelo Padilla.

Su primer tema Ravis TV utilizó el marco de este medio de comunicación para cantar en tono cómico algunas de las características arquitectónicas de Santa Cruz, de las que destacaron que la plaza de España es genial para desconectar ya que parece un spa. En esta primera parte de su actuación también tuvieron tiempo para hablar de la educación y del incendió provocado en el Hospital Nuestra Señora de Candelaria.

Raviscuditos VS Enfadadito. Nuestra canción, su segundo tema, destacó la ausencia de murgas infantiles en el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria e invitaban a venir a Santa Cruz a los pequeños grancanarios con alma de murguero, para así explorar el pique entre las dos fiestas.

En quinto lugar subió al escenario otra murga que regresa este año de nuevo al concurso. Sumergiéndose directamente en el país del Carnaval gracias a su fantasía diseñada por Famara Luna, Pita-Pitos comenzó su actuación muy arropados por un nutrido grupo de familiares y amigos que animaban junto al escenario.

Ofreciendo varias lecciones comenzaron su primer tema crítico Quiero ser la voz de lo que canto, con el que buscaban el enfado del público criticando el afán de muchos por conseguir premios y reivindicaron que las letras de los temas para el concurso infantil deben estar hechas con los ojos de un niño.

En su segunda canción se enfundaron en unas gafas de realidad virtual para "ver todo lo que ocurre en el concurso". En un tema en el que criticaron la nueva normativa que impide subir al escenario a los niños menores de tres años. Una denuncia que además de Pita-Pitos realizaron la mayor parte de los grupos que se subieron ayer al escenario del Recinto Ferial. Además, en este segunda parte de su repertorio también hubo tiempo para poner en evidencia a todos aquellos que andan pegados a una pantalla, reclamando que se preste más atención a la realidad. Un momento de la canción que aprovecharon para agradecer a sus familiares y amigos en forma de fotografías el apoyo que les aportan.

Los gritos de la afición de Mamelones resonaban por todo el recinto anunciando la llegada de la última murga de la primera fase del concurso. Sus 60 componentes irrumpieron en el escenario con un diseño de Lito Díaz, Granjero a lo loco buscando animalitos desesperadamente. Pisaron con fuerza la tarima en su 40 aniversario dedicándole unos minutos a congratularse por el esfuerzo y el trabajo de estas cuatro décadas.

Entre dictado y redacción Mamelones fue dando una lección en su primer tema en el que le leyeron la cartilla a los que cometen faltas de ortografía como consecuencia de las nuevas tecnologías, al mismo tiempo que aprovechaban para reivindicar una conducción más cívica para evitar el atropello de menores y quisieron hacer un homenaje a los maestros. "Quiero ser como tu, quiero ser de mayor profesor", cantaron.

En Un monstruo viene a verme Mamelones se metió en la piel de este personaje terrorífico para en clave cómica resaltar por ejemplo el mal olor de la plaza de España, o los temores que hacen temblar a los adultos. Una canción que finalizaron homenajeando a los mineros que arriesgaron su vida para rescatar al pequeño Julen del pozo de Totalán.

La actuación de Mamelones puso fin a la primera fase del certamen, pero el concurso de murgas infantiles continuará hoy en el Recinto Ferial de la capital con su segunda fase que contará con la actuación de siete grupos: Rebeldes, Lenguas Largas, Frikywiky's, El Cabito, Guachipanduzy, Castorcitos y Redoblones.

La Opinión de TenerifeDalia Guerra

No hay comentarios:

Publicar un comentario