lunes, 18 de febrero de 2019

6.000 euros de multa por no dejar orinar en los baños

Los responsables de las cafeterías, bares y restaurantes de Santa Cruz se enfrentarán a multas de "hasta 6.000 euros" si no permiten a los carnavaleros acceder a sus baños durante la fiesta chicharrera. Así lo ha anunciado a la opinión de tenerife el concejal responsable de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Carlos Tarife, del PP.

En el pleno del Ayuntamiento de la capital celebrado el pasado 25 de enero, el concejal de Servicios Públicos, el nacionalista Dámaso Arteaga, advirtió de que este año se intensificarán las inspecciones en los citados establecimientos en los Carnavales, fundamentalmente durante los bailes, con el fin de evitar que estos cierren sus baños. Lo que entonces se desconocía era el importe de las sanciones a los que estos podrían enfrentarse.

Finalmente, desde la Gerencia Municipal de Urbanismo se ha establecido que las multas podrán llegar hasta los 6.000 euros para aquellos bares, cafeterías y restaurantes que prohíban el acceso a sus aseos. Eso sí, Carlos Tarife aclara que "no se trata de que estos establecimientos tengan que permitir el uso de sus baños a todo el mundo, pero sí a sus clientes". "Aquellas personas que consuman en el local, sea lo que sea, podrán utilizar el aseo", añade el concejal de Urbanismo.

El edil también matiza que todos los bares, cafeterías y restaurantes situados en el centro de la ciudad deberán tener sus baños abiertos, "independientemente de que tengan barras en el exterior". "No servirá de excusa que se haya colocado una barra en la calle", dice, aunque esta dificulte el acceso a los baños de los clientes.



Carlos Tarife comenta que el Ayuntamiento de Santa Cruz ya se ha reunido con la Asociación Zona Centro y con Fauca (Federación de Áreas Urbanas de Canarias) para tratar este asunto. El concejal de Urbanismo apunta que el sector ha mostrado, en todo momento, su disposición a colaborar, entendiendo que los baños de los citados establecimientos no pueden permanecer cerrados durante el Carnaval.

Con respecto a cómo se realizarán las inspecciones, Tarife comenta que se llevarán a cabo con personal municipal y a través de los agentes de la Policía Local. Asimismo, también se intervendrá a raíz de las denuncias realizadas por los clientes de los locales, en el caso de que estas se produzcan.

Esta es una de las medidas que se llevarán a cabo este año durante el Carnaval para mejorar la limpieza en las calles de la capital. Y es que los vecinos del centro de la ciudad se han quejado del "insoportable olor a orines que tenemos que soportar durante estas fiestas, por mucho que al día siguiente se limpie".

Por otra parte, y según lo ha anunciado el edil de Servicios Públicos, se incrementará el número de baños portátiles que se colocarán en el cuadrilátero de la fiesta. "Hemos pasado de 136 en el año 2016 a los 190 que instalaremos en 2019, de los que 60 serán para personas con movilidad reducida", ha manifestado Arteaga.

La Opinión de TenerifeEloísa Reverón 

No hay comentarios:

Publicar un comentario