jueves, 31 de enero de 2019

Pedro San Ginés y Echedey Eugenio agradecen y felicitan a ‘Los Diabletes’ de Teguise y a ‘Los Buches’ de Arrecife "por mantener vivas estas señas identitarias del carnaval tradicional de Lanzarote"

La nueva exposición de la Casa Amarilla del Cabildo de Lanzarote ‘Buches y Diabletes’ fue inaugurada en la tarde de este martes por el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, y el consejero de la Casa Amarilla, Centros Turísticos y Centro de Datos, Echedey Eugenio, junto a otras autoridades, con la presencia de numeroso público asistente y los representantes y herederos actuales de estas dos agrupaciones, verdaderos protagonistas del carnaval tradicional de Lanzarote, según ha informado la institución en nota de prensa.


A través de esta muestra, comisariada por el músico y divulgador Benito Cabrera y organizada por el Centro de Datos del Cabildo de Lanzarote, “hemos querido hacer un tributo y recorrido por el carnaval tradicional de nuestra isla”, apuntó el presidente, quien quiso hacer un “especial reconocimiento” a estas dos formaciones, “no solo por lo mucho y bien que han trabajado y se han implicado para hacer que esta exposición sea posible, sino por el esfuerzo y lo difícil que ha sido mantener vivas estas señas identitarias de nuestro carnaval”.





El consejero responsable del Centro de Datos y el espacio expositivo de la Casa Amarilla, Echedey Eugenio, se sumó al reconocimiento del presidente y trasladó sus felicitaciones al trabajo realizado por los técnicos del área y al comisario de la exposición, Benito Cabrera, “por el resultado de lo que fielmente refleja”.

Cabrera por su parte explicó que con esta exposición, no han pretendido “sentar cátedra, ni hacer una muestra para antropólogos ni expertos”, sino para que la población conozca “un poquito más en profundidad la esencia de nuestro carnaval”, porque “no se quiere lo que no se conoce”, señaló.

La muestra permanecerá expuesta al público en La Casa Amarilla (C/ León y Castillo, número 6, de Arrecife) hasta finales del mes de abril, donde se podrán ver imágenes exclusivas y nuevo material gráfico realizado por los fotógrafos Nico Melián y Joaquín Vera, con textos en castellano, traducidos también en inglés.


Esta exposición incluye piezas audiovisuales y un corto documental cuyo autor es el videocreador David GP. Pero, además, los que se acerquen a este espacio expositivo descubrirán las expresiones carnavaleras y costumbres de otras partes del mundo, muchas de las cuales guardan paralelismos simbólicos con los antiguos carnavales de la isla. Todo ello con un planteamiento estético expositivo muy cuidado que ha corrido a cargo de la joven diseñadora lanzaroteña Carmen Corujo.


Otro de los objetivos principales de la exposición es hacer llegar a los escolares este tipo de tradiciones y manifestaciones culturales, para ello, el Cabildo de Lanzarote ha confeccionado una guía didáctica dirigida al alumnado con la finalidad de completar pedagógicamente la visita.

Contenido expositivo

El origen de los Diabletes de Teguise se remonta a varios siglos en el tiempo y constituyen los diablos carnavalescos por excelencia de Canarias. Inicialmente estuvieron ligados a la celebración del Corpus Christi, al igual que sus parientes los Diablos de Yare (Venezuela) o, más cercanamente, el de Tenerife.

Los Diabletes simbolizan el sentido primigenio, festivo y esencial del antiguo Carnaval y tienen paralelismos en otras latitudes como los Caretos de Ousilhao (Portugal).

Los otros protagonistas a los que el Cabildo de Lanzarote le ha querido rendir un merecido tributo, los Buches de Arrecife son un vestigio del antiguo Carnaval. No sabemos su antigüedad exacta en Arrecife, aunque hay referencias escritas a finales del siglo XIX. Lo que antaño fuera una manifestación espontánea y participativa se acabó perdiendo, pero en 1963 un grupo de amigos resolvió hacer renacer esa tradición en forma de parranda marinera que evocara ese antiguo Carnaval. En 1991 editaron un disco con diseño de César Manrique, cuya lámina original puede contemplarse en la exposición. Como hacen los Buches cuando salen a la calle, la tradición carnavalera del golpeo, con sus modificaciones, arraigó en muchos lugares. Bajo los nombres de guirrio (León) o pantallas (Galicia). En Canarias también aparece en los carneros de Tigaday (El Hierro).

Referencia a otros carnavales

La exposición muestra otras manifestaciones como el Carnaval tradicional de La Aldea de San Nicolás (Gran Canaria), que ha recuperado elementos tradicionales de costumbres ancestrales que tienen que ver con los rituales de fertilidad. También se exhibe el Mataculebra, una manifestación recuperada en Tenerife y que constituye una clara influencia cubana en los carnavales canarios.
Otra de las tradiciones más arraigadas en el Carnaval tradicional canario era la de empolvarse a sí mismo y a los demás con harina o talco. El ejemplo más conocido es, sin duda, el de Los Indianos en La Palma.

Murgas y entierro de la sardina

La murga es todo un género coral-teatral-musical con carácter festivo, irónico y desenfadado. Parece que las chirigotas gaditanas son las que más influyeron en las actuales murgas de Canarias.
Esta manifestación se extendió desde España a otros países de América. En el ámbito festivo, lo más conocido del Miércoles de Ceniza es el llamado Entierro de la Sardina, muy celebrado en Canarias. Como precedente a la adopción de esta práctica, se celebraban tradiciones de quema simbólica de muñecos de figuras humanas en varias localidades de Canarias.

Paseo por el Carnaval de Arrecife de principios de siglo XX

La exposición también muestra un conjunto de imágenes del Carnaval de la capital de Lanzarote a principios del siglo XX, con un nutrido grupo de retratos en estudio y de fotografías tomadas en exteriores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario