miércoles, 16 de enero de 2019

"Los Caribe somos la única comparsa que grabó un disco"

La ya desaparecida comparsa Los Caribe es historia del Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria. Fue pionera en organizar el primer pasacalle por la ciudad antes incluso de que la recién democracia lo permitiese gracias al empeño de un grupo de vecinos de La Isleta. Fue el 16 de febrero de 1976 y aquella primera salida desde el castillo de La Luz a Las Canteras, colapsó el tráfico de la zona del Puerto. En marzo se celebraría el primer Carnaval tras la muerte de Franco.

El vocal de Unidos por Gran Canaria. Héctor Ramos, solicitará este viernes en la junta de distrito Isleta-Puerto-Guanarteme que el Ayuntamiento reconozca la labor de uno de sus fundadores :Juan Carmelo Martel, que durante años ejerció como director del cuerpo de baile de la comparsa, compuesta por 110 personas entre bailarines y músicos.

El isletero Juan Carmelo Martel, que se recupera de una operación de cadera, recordaba ayer en su casa de La Isleta aquellos primeros momentos de la fiesta con tanta expresividad y guasa que los recuerdos parecían escenas vividas hace unos días.

Fundador del grupo folclórico Los Sancocho antes que de Los Caribe junto a Juan Domínguez García, Martell explicaba que fueron pioneros en sacar el Carnaval a la calle. "Ni Manolo García ni nada", aseguraba como padre de la criatura por hacer el primer pasacalle de la historia de las carnestolendas de la ciudad tras el Franquismo. Carmelo fue director de baile del grupo, mientras que Domínguez llevó la parte musical.



"Yo iba todos los años a Tenerife [al Carnaval que entonces se llamaba fiestas de invierno] hasta que un año les dije que era el último. ¿Por qué?, me preguntaron: porque voy a fundar una comparsa les dije". Así explicaba el origen de la comparsa, cuyo nombre surgió de manera espontánea.

En realidad, Los Caribe se habían gestado en la peluquería de Pica, donde acudían las vecinas, los homosexuales y transformistas del barrio, mientras que en la verbena de las fiestas del Carmen se conformó el grupo.

"Manolo García nos preguntó cuántas personas éramos. Setenta, le dije; pues te voy a dar el castillo [castillo de La Luz]", relataba este comercial durante una treintena de años de Tirma. "¡ Éramos setenta aparte de los músicos¡ Ahora, el que bailaba cantaba".

Fue por medio de Ginés Betancor, vocal entonces de la asociación de vecinos que presidía Manolo García [precursor del Carnaval], cómo consiguieron aquel particular local de ensayos del que, curiosamente, Carmelo echaría un día a Manolo García sin saber quién era porque miraba los ensayos. "Luego fuimos uña y carne; nos daba el dinero para las boas, entrábamos en el patronato como si la organización fuera nuestra", cuenta sobre el respeto que se tenía a Los Caribe.

Entre los miembros fundadores de la comparsa destaca también Ginés Betancor Hernández, Rodolfo Jiménez, Mari Carmen Cervera, Fita Morán; entre otros, como así relata el periodista José Febles Felipe en Cuatro décadas de Carnaval en Las Palmas de Gran Canaria. En el mismo se data que el primer vestido que llevó la comparsa costó 0,28 euros la unidad [47 pesetas de entonces]. Carmelo rememoraba que los gorros ni se movían porque les habían echado cemento.

Juan Carmelo Martel se siente muy orgulloso de ser el fundador de la comparsa Los Caribe, que llegó incluso a grabar un disco en Tenerife en cinco días, aunque ayer no lo localizó para ilustrar la entrevista [en la foto sale con otro similar que grabó una comparsa de Tenerife]. Algo que no ha logrado ninguna otra comparsa puesto que entonces utilizaban música en directo durante el espectáculo.

También se mostraba contento por la iniciativa que presentará Unidos por Gran Canaria este viernes porque hasta ahora no se le ha echo un reconocimiento oficial por parte del Ayuntamiento.

Los Caribe llegaron a ganar tres concursos consecutivos en 1978,79 y 80 y se llegó a convertir en comparsa oficial del Carnaval de Las Palmas. Sin embargo, no logró mantenerse al mismo ritmo que la fiesta. A principios de los años noventa desapareció, después de que parte del grupo se dividiese para fundar Los Maracaibo. "Pero nunca grabaron un disco como nosotros", puntualizaba con guasa Juan Carmelo Martel, que con la distancia y la sabiduría que dan los 72 años de vida, confiesa que él se marchó antes porque gestionar aquel grupo se volvió difícil dado que cada uno empezó a dar su parecer sobre cualquier decisión que había que tomar. "¡Terminé jarto¡" Hoy echa de menos que las comparsas no vayan acompañados como antaño de orquesta durante su puesta en escena.
La Provincia - Diario de Las Palmas
Lourdes S. Villacastín 

No hay comentarios:

Publicar un comentario