miércoles, 30 de enero de 2019

Laura, reina y embajadora

De pequeña, Carmen Laura Lourido (Santa Cruz de Tenerife, 1984) se pasaba la noche de la gala en vela para al día siguiente contarles a sus compañeras de clase quién había ganado. Hija de comparsera que militó en las filas de Rumberos, Laura es la reina saliente del Carnaval 2018, que el miércoles 27 de febrero cederá el testigo a su sucesora. Logró el título a la segunda oportunidad que se presentó, pues participó por primera vez en 2017, con un diseño de Antonio Santos Arteaga, que le brindó la oportunidad de conocer a Jorge González Santana, el creador de la fantasía ganadora.

Su afición por la gala le permitió "focalizar" a Jorge González en el año 2014, cuando presentó la fantasía "Samba", un año antes de que ganara su primera reina. En 2013, Laura había participado en el Carnaval como componente de la comparsa Danzarines Canarios.

Alumna del Hogar Escuela, en el barrio de El Toscal, y luego titulada en Turismo, entró por oposición en Turismo de Tenerife. Meses después de haberse presentado, y cuando Laura ya daba por zanjada su experiencia en la gala, recibió el mensaje de Jorge González, que le propuso ser su candidata a reina, una oferta que ni se pensó.

De su experiencia como reina del Carnaval 2018, Laura mantiene imborrable el momento de la proclamación, que admite que se le hizo eterno. "Estás tú delante y el equipo detrás. Entre los diseñadores pueden hablar, y tú estás pendiente a que los presentadores desvelen el veredicto del jurado. Fueron unos minutos que se hicieron eternos".

A la hora de hacer balance de su año de reinado, Laura dice no tener palabras para resumirlo. Presume de ser la reina del Carnaval de mayor edad y de haber logrado su objetivo: promocionar el Carnaval. Ya proclamada, le propuso tanto al ayuntamiento como al Cabildo que la fiesta tuviera más proyección exterior; que no solo recayera en la información a través de los medios de comunicación, sino que también fuera presencial. "He superado todas las expectativas que tenía para mi reinado. He participado en el segundo encuentro internacional de carnavales del mundo, que se celebró en Colombia, también asistí a la feria de turismo de Londres y a Fitur, en Madrid". Además, representó el Carnaval en la presentación de los premios Dial -gala que se celebrará en Santa Cruz el 14 de marzo-, ha formado parte en jurado de galas de toda la Isla, en el Plenilunio, el encuentro de touroperadores de la Casa del Carnaval, el encendido de luces de Navidad, la inauguración de la plaza de Charlot y la calle de Rumberos... "Me gusta estar en todos los actos públicos. Soy una novelera", admite.



Ser reina ha obligado a Laura a adquirir cultura de Carnaval, por decisión personal. "Me he aprendido historia de las rondallas, los carteles, de Isabel Coello, de Enrique González... Cuando eres reina debes tener conocimiento de todo lo que es el Carnaval y no quedarte en blanco".

Respecto al auge registrado en el número de aspirantes -en 2019 se han inscrito 19, frente a las 13 de 2018-, Laura es partidaria de no poner un tope. "Es bueno que todos los diseñadores tengan oportunidad de presentar, que se consoliden las firmas comerciales y que otros creadores puedan conseguir nuevas firmas".

Solo un pero: facilitar que el público pueda participar en el mayor número de actos posibles; lo dice en referencia a la dificultad para lograr entradas para el acto inaugural del Carnaval, del viernes.

Admite su vocación comparsera. De hecho, el Carnaval 2019 no se ha comprometido, pero sí tiene en mente sumarse a una formación de cuerpo de baile y parranda de cara a 2020. Descarta hablar de decadencia en el concurso de murgas, y pone como ejemplo la gran demanda que existe de parte del público para conseguir entradas. "Sigue siendo el primer certamen del que se agotan las localidades en taquilla".

Para la sucesora a la que entregue el cetro el 27 de febrero, Laura le recomienda que luche por tener un reinado activo, "que aproveche esta oportunidad porque es única en la vida. Además, que aprenda a vivir el Carnaval desde otro enfoque, porque el reinado se va rápido".

Tan buena es la relación con su diseñador y su equipo, que asegura que ya aconseja a la nueva candidata que representará a Fuentealta, la firma comercial con la que ella ganó en 2019. "Saldré con el equipo tanto en la cabalgata y el coso como en el Ritmo y Armonía", añade. Laura sentencia: "El Ritmo y Armonía es uno de los concursos más maravillosos".




Humberto Gonar

No hay comentarios:

Publicar un comentario