viernes, 25 de enero de 2019

El diabólico regreso de Richar

Richar Casanova (Santa Cruz de Tenerife, 1975) se encontró un día por la calle a un amigo de la Cruz del Señor, Víctor Martín "El Gallo", que lo invitó a subirse al coche y en vez de llevarlo para la casa, lo subió al local de su murga, Trasnochados. Comenzó así su paso por esta modalidad en 1993. Antes, su vínculo con el Carnaval estuvo vinculado a las rondallas. Había comenzado los estudios a los seis años en el Conservatorio de Música y un año después el director Silvestre Álvarez lo animó a tocar la guitarra en la Masa Coral. Todo un niño prodigio. Y allí estuvo hasta los 13 años. Al inicio, la guitarra era más grande que él.

Mientras continuó y finalizó su formación musical de grado medio, se adentró en las murgas con Trasnochados y luego, Trabachones, en 1997, que funda junto a Jonás González. Al año siguiente recibe la invitación de Manolo Peña a que se sumara a Mamelucos, que por aquella época, en la interpretación, tenía el sello de Carlos Mas y Paco Tacoronte. Fue una operación de "acoso y derribo" de Manolo, comenta con humor Richar, que finalmente accedió.

Lo que no sabía era que en 1998 ni Carlos ni Paco iban a salir, lo que obligó a Richar a montar todo el repertorio tomando el testigo de Carlos Mas, un "monstruo musical, como Paco, un profesional, experto y pionero en el montaje con el sistema informático musical", que desconocía Richar.


No fue un inicio sencillo en Mamelucos. De hecho en 1999 hubo un intento con Francis Díaz y Manolo Gándara de buscar otra fórmula de montar, pero no terminaba de surgir, hasta que Javier Rodríguez adquiere en 1999 un teclado "midi" con el que Richar se inicia en el sistema de Carlos Mas, con su valor musical, hasta el punto de que Mamelucos logra su esplendor -en su etapa- en años sucesivos. Ya en 2005 Richar deja de subir con la murga y hace tándem con Quique Vargas desde 2006 hasta 2011, cuando por obligaciones familiares cierra el ciclo. Surgió entonces la era de Xerach Casanova, su hermano, que tan buenos resultados ha cosechados también para Mamelucos. Como prueba de que los años pasan, Richar -fundador y miembro de la rondalla Mamel's- fue presentado el verano pasado como el "hermano de Xerach" cuando Lali Carvajal, directora de Diabólicas, anunciaba su incorporación.

La murga ha dado un cambio espectacular en voces, admiten. Y eso que le tenían respeto por su seriedad, y historial. Gracias a Xiomi, que con su alegría ha convertido a Richar en "el profe" de Diabólicas, quien deposita en Sara Febles su confianza en el montaje musical, hasta consolidar una murga que canta bonito.

Humberto Gonar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario