domingo, 27 de enero de 2019

Duelo murguero del Norte en Santa Cruz


Primera vez desde 1977 que coinciden dos murgas del Norte en la capital. Trapaseros renunció para lograr una plaza; Tiralenguas representa a la comarca.

"Santa Cruz es la meta de toda murga que quiere evolucionar"

Trapaseros nació en Los Realejos a comienzos de los años noventa y promovió el concurso del Norte, lo que no le impidió pelear por participar en Santa Cruz, sin que lo consideren una traición para su certamen.

El próximo febrero celebran doce años concursando en Santa Cruz. Es la primera que lo hacen renunciando a su Norte natal para obtener plaza en la capital. En 2018 quedaron descalificados por superar en casi tres segundos los 30 minutos de repertorio. Y no pasaron a la final en la que siempre estuvieron y muchas veces ganaron. Eso supuso una catarsis: Juanka López volvió a la dirección en sustitución de Domi González y Ragüel Chávez asumió el "retorno a Santa Cruz", una decisión refrendada por los componentes y que ha atraído a extrapaseros.

"La meta de toda murga es Santa Cruz es para evolucionar", afirma Juanka, que recuerda la primera vez que Trapaseros concurso en de Santa Cruz, 1999. "Hay componentes a los que les da pena no salir en el Norte, pero ahora hay que dejar fluir, partido a partido", comenta con humor Juanka en presencia de Ragüel. Ganadores de un 2º y un 3º en Santa Cruz, aseguran que un espectáculo como el "Rey León", con el que ni pasaron a la final por exceso de parafernalia, "hoy es imposible, las bases no permiten ese despliegue, lo que se traduce en canciones carentes de espectáculo", añade. "Pero ese tema marcó un antes y un después", y creen que hasta su estilo ha sido referente para alguna murga, como Zeta-Zetas.




"Nuestro concurso es en el Norte; no lo parimos, pero lo hicimos"

Tiralenguas, de Icod de los Vinos, lleva 28 años dando la murga, tantos como los que lleva su director al frente, José Antonio Vera, formación que vuelve ocho años después -"anda, vuelve a ponerlo, que no te cansas de decirlo", aconseja con buen humor Vera- en presencia de toda la murga, testigo de la conversación.

"Hemos estado en tres oportunidades en el concurso de Santa Cruz: 2006, 2008 y 2011". Las dos últimas pasaron a la final. Y otro dato más que llevan a gala: "Fuimos la primera murga del Norte que pasó a una final en Santa Cruz".

Vera, Josué González -el letrista- y, desde el año pasado, Xerach Casanova, su director musical, forman el "trío Acaymo del Norte", dice el director, mientras ríe antes de fajarse: "Mi concurso es el del Norte; por el que he luchado 27 años. No lo parimos, pero lo hicimos".

Admite que está en horas bajas el certamen comarcal. Se ha ido Trapaseros, pero siguen las ilusiones y las ganas por luchar por las murgas, "para que sigan vivas". "Pasan por un momento difícil porque la gente no tiene tiempo". Ahora hay nuevas generaciones, lo que no le ha impedido que Tiralenguas sea fiel a sus valores: "Humildad, currantes... y nos crecemos ante la adversidad", añade Vera. Cuando se le pregunta si su temática está pensada a la medida de Santa Cruz, explica: "El concurso se celebra en la Isla donde vivo y todos conocen la problemática, esto no es Alaska. "La participación en un concurso no debe condicionar un repertorio", explica.

Humberto Gonar

No hay comentarios:

Publicar un comentario