sábado, 29 de diciembre de 2018

Santi Castro: “Este trabajo es muy sacrificado, tienes que ser muy carnavalero, pero merece la pena”

Santi Castro, diseñador del Carnaval, Foto de Sergio MéndezEl gran Santi Castro vuelve a diseñar el traje con la que la candidata a Reina del Carnaval de DIARIO DE AVISOS – PLATÓ DEL ATLÁNTICO subirá al escenario para dejar boquiabiertos a todos los amantes del acto central de la fiesta. Este año, además, con la novedad del exitoso proyecto para elegir a la candidata perfecta: Quiero ser Reina, en la que seis chicas luchan por vestir la fantasía.

-¿Cómo reaccionó cuando DIARIO DE AVISOS-Plató del Atlántico le contó el proyecto Quiero ser Reina?
“En principio te coge de sorpresa, porque no es ya solo la responsabilidad de elegir a una chica sino intentar, sobre todo, mantener el interés de todos los lectores del periódico. Mantener el interés de un proyecto desde el principio hasta el final, y hay que poner cada día un poquito de parte de ese gran equipo para crear ese interés. Es complicado y es un reto”.

-¿Qué le parece el proyecto?
“Un reto y además una forma divertida de contarle a la gente cómo puede empezar el carnaval. El carnaval no es solo la calle y el disfraz. Es desde que empezamos eligiendo a una chica, todo lo que puede llevar a una mujer al escenario y todo lo que puede transmitir una mujer tras un proceso de formación”.

-¿Es importante tener a la candidata antes de diseñar el traje? Es decir, ¿la candidata se adapta al traje o el traje se adapta a la candidata?
“Nosotros normalmente trabajamos siempre buscando una candidata que se adapte al boceto e idea que tenemos. De hecho este año en la preselección tenemos seis perfiles totalmente diferentes. De manera que vamos a estudiar un poco no solo las capacidades y cualidades de cada una de ellas, sino cómo podríamos encajar o qué partes aunque sean mínimas de ese boceto para adaptárselo a la posible chica que lo vaya a lucir”.



-¿Qué destacaría de las candidatas y qué cualidades busca en ellas?
“Son todas muy diferentes. Nosotros no buscamos una modelo de pasarela, buscamos un perfil que represente una idea de carnaval, de salir al escenario a divertirte, compartir y empatizar con la gente. Cada una tiene un perfil muy distinto. Desde los ojos, la sonrisa, la forma de desfilar, cómo se mueven, todo eso va a hacer todo el conjunto. Durante dos o tres semanas lo que vamos a estar viendo y valorando, va a hacer que nos decantemos por una o por otra”.

-Sé que no nos puede contar nada del diseño, pero si tuviera que definirlo de alguna manera, ¿cómo lo haría? ¿Habrá mucha pluma o mucha purpurina?
“Nosotros siempre trabajamos en base a intentar aportar algo nuevo. Lógicamente la pluma no es algo nuevo, pero la forma a lo mejor de colocarla o algunos elementos que la acompañen, siempre va a ser algo nuevo. Todos los años se intenta aportar algo diferente. Este año hemos encontrado un material que creo que es la primera vez que se va a utilizar. Es innovador en cuanto al efecto que tiene y creo que puede dar un buen resultado sobre el escenario. Ahora ha vuelto la moda de mucha pluma, así que vamos a intentar aportar algo nuevo con ella y mantener siempre una línea elegante, fina y algo que nos caracteriza mucho a nosotros, que sea muy estético”.

-El nombre de Santi Castro está asociado al éxito. El año pasado una de sus candidatas fue primera dama de honor. ¿Qué siente cuando mencionan su nombre durante los premios?
“Sientes el orgullo de decir que todo el grupo de gente que continuamente está apoyándote tiene el reconocimiento hacia el trabajo. Todas las horas que hemos estado privándonos de familia y de amigos han valido la pena. Te sientes premiado y orgulloso de saber que la gente va a compartir contigo tu obra. Realmente hay un par de segundos en los que te mantienes en una nube y al final se lo dedicas a tu mujer, a tus hijos, a todo el mundo que ha estado alrededor apoyándote para que tu nombre siga estando ahí”.

-¿Es muy sacrificado?
“Es sacrificado porque tienes que ser muy carnavalero. Todos los diseñadores que estamos dentro de esto afortunadamente tenemos otro empleo porque si no, no podemos vivir. Tienes que ser muy carnavalero y trabajar por y para el carnaval. Para que la gente disfrute de tu trabajo en esos tres minutos y medio que estás en el escenario. Pero el fin común de todo es que las personas reconozcan que lo que pueda gustar más o menos al jurado no significa que sea el mejor. Trabajo para que mi trabajo salga a la calle y digan que es diferente, bonito, grande, espectacular, colorido. Todas las valoraciones que quieran darle y que tú vayas caminando y la gente te vaya dando ánimo para seguir otro año más. Eso es muy importante”.

Diario de AvisosMarta Plasencia

No hay comentarios:

Publicar un comentario