lunes, 10 de diciembre de 2018

"La actuación del pasado Carnaval, no nos salió como tenía que salir"

Ángel Cabrera
Director murga infantil Los Castorcitos

Su andadura en el Carnaval comienza en la murga infantil Chinchositos en el año 2002, con Loren, Berto Marichal y Juan Díaz. Allí pasó cinco años, dos cantando y tres tocando la percusión. De ahí sale Castorcitos, ante la ausencia de Chinchositos para el año 2008. Estuvo dos años tocando la batería y al tercer año comenzó como director. Su incursión en murgas adultas se resume en los cuatro años de Caraduras tocando la batería y un año en Ni pico Ni Corto, como componente.
Es de los pocos directores adultos que hay en una murga infantil, pero no descarta en un futuro centrarse en una  murga adulta.

¿Cómo has visto la evolución de las murgas en estos últimos años?
Ha cambiado el concepto de cómo hacer un tema, visualmente los tema hoy en día son más visuales, un ejemplo claro es que están planteando los temas una murga ahora mismo puntera, como es Zeta Zetas.
Creo que la murga es murga, pero sin olvidarnos la evolución y sin perder la esencia del género.

¿Crees que en el pasado Carnaval Castorcitos era merecedor de algún premio?
No nos salió la actuación como tenía que salir, si teníamos posibilidades de meternos entre las cuatro primeras, pero sinceramente, no todo salió como esperaba.
Un mal día le pasa factura a cualquiera, ya sea adulta, comparsas, o a los niños nos pasó. No pasa nada, un año se gana y otro año no.



Castorcitos es una de las murgas que más ha crecido en estos años ¿Dónde radica la clave de esta evolución?
La clave están en que nos sentamos, las cinco personas responsables de la parte artística de la murga: Oscar Gómez, Yone Expósito, Josua Sánchez, Iván Cairós y yo; y nos planteamos no salir a participar como habíamos hechos años atrás, sino de ir a concursar.
Nos planteamos sacar buenos temas, con cambio musical y ponernos "serios", de ahí parte la gran evolución de la murga.

¿Las murgas han dejado de ser atractivas para los niños?
Sí, porque los niños están centrados en la tecnología, con todo lo que ello conlleva. Ya no ves a los niños ansiosos por ir a ensayar como era en mi época, en donde iba dos horas antes de que abriera la puerta del local.
Aunque algunos piensan que ya no hay niños para las murgas, yo considero lo contrario; si hay niños, pero se van a las murgas ganadoras porque vemos murgas con 50 componentes, mientras que otras suben "raspando" al concurso, con los 25 componentes justos. Cuando yo empecé había 17 murgas y hoy en día son 21, cinco murgas más se notan.

¿Los adultos tenemos culpa de que los niños no sigan en las murgas, por las presión que ejercen para competir en un concurso?
Si, por supuesto. Nos tomamos muy en serio el tema de los ensayos, no debemos olvidarnos que son niños y echarles más presión encima a cada uno. Hay adultos que obvian lo importante, que son niños.

Otro año en donde volvemos a perder varias murgas infantiles, este año van tres (Rebobinados, Carricitos y recientemente Melositos) ¿en que deberían cambiar para parar la ausencia de grupos?
No creo que haya que cambiar mucho. Para muchos padres y niños, ya se ha convertido en aburrido la murga, se han profesionalizado demasiado y se les exige demasiado a los niños.

¿Cambiarias un concurso por un festival?
No, si lo convertimos en un festival, entonces no quedamos con seis murgas, más o menos; perderíamos con total seguridad diez murgas más.

¿Conectar con el público es primordial en las murgas de hoy en día?
Sí, es lo más importante, creo que lo primero que busca nuestro letrista Yone Expósito, junto con el grupo artístico. Nosotros intentamos que el público se meta en nuestro papel y que sean partícipes de nuestro repertorio.

¿Es muy difícil formar a un murguero desde pequeño?
Es lo más difícil, poner a un niño de tres años en un ensayo y que se esté quieto es complicado y más si no le gusta. Pero un niño que les gusta las murgas,  que lo vive desde pequeño; no es tan difícil que le gusten las murgas, lo hace con  agrado. Estos murgueros son los que faltan hoy en día, ya que, muchas murgas se centran en tener muchos niños grandes, que sólo estarán en el grupo dos o tres años por la edad.

¿Cómo van los preparativos del próximo Carnaval?
Vamos muy avanzados este año, casi terminando el repertorio. Vamos mucho mejor que el año pasad, con más ganas.
Intentaremos hacerlo lo mejor posible para que nos salga bien, como lo estamos ensayando cada semana.

Grupo Mascarada CarnavalLa Opinión de Tenerife

No hay comentarios:

Publicar un comentario