viernes, 23 de noviembre de 2018

El Cabildo reconoce la investigación y la excelencia de los oficios artesanos

El Cabildo de Tenerife, con motivo de la celebración del Día Insular de la Artesanía, ha rendido homenaje hoy, día 22, a aquellas personas que han apostado en su labor por promover, difundir y proteger los oficios artesanos. En un acto institucional, que se celebró en el Salón Noble del Palacio Insular, se ha hecho entrega del Premio Tenerife al Fomento y la Investigación de la Artesanía de España y América, que este año ha recaído en Francisco Javier Martínez González, por su trabajo sobre los violeros, lauderos y guitarreros. Del mismo modo, se ha reconocido el trabajo de dos artesanos tinerfeños. Se trata de Candelaria Pérez, dedicada al oficio de la cestería, y Juan Luis Dávila, quien se ha centrado en su trayectoria en varias facetas como el escaparatismo, el diseño de trajes y disfraces de carnaval y agrupaciones y candidatas a reinas o la elaboración de belenes, entre otras.

El vicepresidente socioeconómico del Cabildo, Efraín Medina, destacó el esfuerzo y el trabajo de todos los homenajeados en el día de hoy y aseguró que “su compromiso ha sido vital para el sector de la artesanía”. Medina resaltó el compromiso de la Corporación de  difundir y apoyar esta materia en la Isla y señaló que “seguir avanzando y creciendo es una tarea en la que todos debemos colaborar”.  Además, recordó que fruto de esta apuesta, el Cabildo ostenta el Premio Nacional de Artesanía.
Este año, la Corporación insular ha concedido el Premio Tenerife al Fomento y la Investigación de la Artesanía de España y América a Javier Martínez González, por su  trabajo ‘Reivindicación Cultural del Legado de los violeros, lauderos y guitarreos. Un patrimonio común a España, Portugal y Latinoamérica’. Este reconocimiento tiene como principal objetivo incentivar la actividad investigadora en el sector y conseguir aumentar los recursos informativos al respecto. La investigación ganadora presenta la constatación del enorme interés de la violería en España, Portugal y Latinoamérica y reivindica dicho interés, como patrimonio artesanal inmaterial en riesgo de desaparecer.



El Cabildo rindió homenaje también a los artesanos tinerfeños Juan Luis Dávila y Candelaria Pérez, por su aportación al sector.

Candelaria Pérez Pérez, nacida en 1933 en El Sauzal, ha dedicado toda su vida al oficio de la cestería, siendo esta una actividad en retroceso dentro del conjunto de oficios tradicionales. En concreto, se ha especializado en el uso de las varas de afollado (Viburnum Rigidum, especie endémica que forma parte del bosque de laurisilva), siendo la única artesana, junto a su hija María Concepción Canino Pérez, que en Tenerife recolecta, prepara y urde las flexibles varas para la elaboración de la cestería. El hecho de mantenerse como artesana en activo en el desempeño de esta modalidad y haber conseguido la transmisión del oficio, hace que reúna los méritos suficientes para serle concedido el citado reconocimiento.

En el caso de Juan Luis Dávila Viera, el Cabildo ha destacado la figura polifacética de este artista que ha dedicado su vida a distintos oficios. El  escaparatismo, el diseño de trajes y disfraces de carnaval y agrupaciones y candidatas a reinas, la elaboración de belenes con figuras de todos los estilos y técnicas artesanas, la confección de trajes tradicionales en miniatura conformando una colección única de muñequería de inspiración tradicional y campesina, el diseño de vestuario para toda clase de espectáculos, la elaboración de carteles y otros soportes publicitarios son algunas de sus vertientes. Además, destaca su labor investigadora en el ámbito del folclore de Canarias, siendo los trabajos más conocidos los dedicados a los usos y costumbres en la manera de vestir de Tenerife, lo que le sitúa como uno de los pocos expertos en la vestimenta tradicional de la Isla. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario