miércoles, 1 de agosto de 2018

Punto final a la persecución ultraconservadora contra la drag Sethlas: archivada definitivamente la denuncia por su actuación en la Gala Drag Queen 2017

Resultado de imagen de drag sethlas gala,Punto final a la persecución desatada por la denominada Asociación de Abogados Cristianos contra la drag Sethlas (cuyo nombre real es Borja Casillas) por su actuación en el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria de 2017, un número con el que ganó la Gala Drag Queen y en el que aparecía disfrazada de Virgen María y de Jesucristo. La Audiencia Provincial de Las Palmas ha desestimado finalmente el recurso interpuesto por el colectivo ultraconservador contra el archivo de la denuncia.

La espectacular actuación de Sethlas le permitió alzarse con el primer premio en la Gala Drag Queen pero desató la ira de los sectores más conservadores de la Iglesia católica. El obispo de Canarias, Francisco Cases, llegó a asegurar que había sido el día más triste de su estancia en las islas, por encima incluso del día del accidente aéreo de 2008, en el que murieron 154 personas (luego se disculpó por su «desafortunada» comparación) y la Asociación de Abogados Cristianos presentó una denuncia ante la Fiscalía, que esta acabó por archivar. Meses después, sin embargo, la justicia española reabría el caso al admitir sendas denuncias de un ciudadano de Sevilla y de la ya mencionada Asociación de Abogados Cristianos y decidir investigar a Borja Casillas por un presunto delito de incitación al odio religioso (artículo 510 del Código Penal). Una acusación que buscaba precisamente burlar la resolución de la Fiscalía, que lo que había investigado era una posible ofensa a los sentimientos religiosos.



La jueza Estela María Marrero, del Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria volvió a archivar la causa en un auto dado a conocer a finales de 2017. Sin embargo la Asociación de Abogados Cristianos recurrió. Ahora la Audiencia Provincial de Las Palmas desestima el recurso y confirma el archivo, condenando además a la asociación ultraconservadora a pagar las costas generadas en el trámite de apelación. La Audiencia argumenta, una vez más, que se debe tener presente el contexto en el que se desarrolló la acción denunciada, el Carnaval de Las Palmas, en el que no cabe buscar afrentas ni conductas ofensivas, sino más bien arriesgadas y osadas y, en cierto modo, agitadoras, precisamente lo que hizo Sethlas en su actuación.

Absurdo sinsentido

En su momento comentamos nuestra extrañeza porque Borja Casillas fuese investigado por un presunto delito de odio cuando parece resultar tan complicado que la justicia española admita esta circunstancia cuando de verdaderas agresiones a personas LGTB se trata. Por fortuna, ha acabado imponiéndose el sentido común y Borja Casillas ve por fin como acaba su calvario judicial.

Lo sucedido con la Gala Drag Queen también puso de manifiesto el doble rasero de Televisión Española, que había transmitido la gala en directo. Los entonces responsables de la televisión pública justificaron que la actuación desapareciese de su web e incluso pidieron «disculpas» por su emisión. Una web aún hoy que sigue manteniendo online (enlace) la misa en la que Juan Antonio Reig, obispo de Alcalá de Henares, descargó el Viernes Santo de 2012 su bien conocida homofobia.

La Gala Drag Queen de Las Palmas de Gran Canaria, por cierto, fue galardonada el pasado mes de mayo con uno de los Premios Pluma de la FELGTB «por ser un símbolo internacional de diversidad y reivindicación desde lo festivo y la libertad». Un galardón que fue recogido por la concejala del Carnaval del Ayuntamiento de Las Palmas y por la propia Sethlas junto a La Tullida, ganadora de la Gala Drag 2018.

dosmanzanas – La web de noticias LGTB

No hay comentarios:

Publicar un comentario