viernes, 24 de agosto de 2018

La "grandeza" del Carnaval en miniatura

La imagen puede contener: una persona, interiorEn la Casa del Carnaval se encuentran dos exposiciones de muñecas de Carnaval. Las Reinas del Carnaval y los diseños de la Comparsa Los Rumberos en su exposición “Medio siglo tumbando cañas”, esta última hasta el 14 de septiembre.

Fran Romero máximo exponente de este arte en Canarias creador de las muñecas de “Reinas de Carnaval” es también: Coreógrafo y Diseñador de candidatas a Reina del Carnaval.

“En mi casa se vivió el Carnaval de una forma bestial. Mi madre se dedicó a la costura y yo siempre estuve involucrado con ella, haciendo disfraces. Desde muy pequeño me metieron en un grupo de Carnaval, Machu Pichu recuerdo. Aquello me confirmó de que aquello era mi mundo. Contra viento y marea, porque mi familia sólo quería que estudiara me metí en los antiguos Tamanacos (1988). La Comparsa se disolvió por un problema de salud de su director, Jesús Trujillo, y yo de ahí recalé en Danzarines Canarios como componente y como manitas. Por aquel entonces diseñaba Santi Castro y siempre pues se le echaba una mano. Entonces se estaba intentando recuperar el Carnaval de Candelaria y me llamaron para diseñar en la Gala. Fue meterme y ganar (1992) y después vino todo rodado.

La idea de las muñecas surgió de una visita al pabellón de Brasil en la Expo 92. Pasó una década, sobre el 2000, yo enfermé y lo pasé bastante mal y en una revista que te llevan a las clínicas, salió un concurso de muñecas para vestir Barbies de diseñadores noveles a nivel internacional. Mi familia me animó y presenté dos muñecas. Mi sorpresa fue que gané el concurso obteniendo el primer y segundo puesto. Haciéndose público todo esto se empezaron a interesar los medios de comunicación, internacionales incluso, como la MTV, que vino a hacer un reportaje. Y llegó un momento en el que me pregunté: ¿y ahora qué hago?. Se me ocurrió la idea de hacer las Reinas de Carnaval. Los trajes de las Reinas se destruyen porque no hay espacio y pensé en recrearlas a escala para tener un legado (2002). Le presenté el proyecto al Concejal de aquella época, José Carlos Acha, para que me indicara qué empresa podría estar interesada. El me respondió que “aquí no vamos a buscar empresas, esto se lo queda el Ayuntamiento de Santa Cruz, y lo vamos a hacer paulatinamente”. En un principio se planteó hacer 25 muñecas y la primera vez que se expuso fue en la Real Academia de Bellas Artes en la Plaza de Irineo González. A partir de ahí, todos los años se añadía la Reina que ganaba. Para la casa Mattel la muñeca Barbie es una imagen corporativa y tengo un permiso firmado por ellos para yo explotar la imagen de la muñeca. Lo único que me exigieron a mi es que según fuera trabajando con las muñecas les mandara fotos. Cuando vieron la segunda fotografía me dijeron “Fran, no mandes nada más, confiamos en tí ciegamente” e incluso colaboraron conmigo en la primera exposición y me mandaron muñecas y peanas.



Las muñecas han estado expuestas fuera de Canarias, en Barcelona. Llevo 30 años en el Carnaval y año tras año he tenido la suerte de encontrar buena sintonía en la sucesivas comisiones de fiestas sin importar el signo político. Siempre me han tratado bien. Yo en lo que me fijo es en cómo me tratan a nivel laboral y personal, y no tengo pegas.

Ahora mismo hay 45 Reinas de Carnaval, incluso la de este año que ya está terminada pero no está al público. Mi gran ambición y la espina que tengo clavada es hacer las reinas de 1979 hacia atrás para tener la exposición completa, porque creo que aunque los trajes de hoy son espectaculares, hay grandes maestros con muchísimas Reinas como María Isabel Coello y no hay ni una muñeca que la represente. Para mí eso es una deuda pendiente. Yo confío que ese proyecto salga adelante porque incluso el coste no es el mismo que las reinas actuales. Como decía Luis Dávila: “antiguamente cuando era la gala de la reina, yo metía el traje de Reina en un taxi e iba al Teatro Guimerá. Ahora necesitas un container”. Incluso con los nuevos materiales que hay hoy en día, hay muñecas que necesitan un reciclado para hacer una renovación y queden mucho mejor. Si es cierto que tengo muchísimos compañeros diseñadores que los llamo y les digo que me guarden medio metro para yo hacer la muñeca con las misma tela y por ello estoy muy agradecido a todos ellos. Yo suelo tener buena relación con mis compañeros, me gusta estar a bien con todos y me han respondido positivamente casi siempre.

Teniendo la Casa del Carnaval las muñecas, no sólo las ven los canarios sino un público internacional.

Si es cierto, que teniendo un cariño especial a algunas muñecas, me quedo con “Cleopatra, Reina del Nilo” del año 1988. Es un traje muy sencillo, aunque para la época fue muy innovador, y ganó en la Plaza de Toros. Sin decir nada se presentó a la gala, la Diseñadora: Laura Alberto Barroso que era compañera de clase. De repente gana y al año siguiente va a Niza e incluso representa a Tenerife en los “Carnavales del Mundo” celebrado también en Francia. No es la mejor muñeca, no es la más bonita pero es nostalgia. Le tengo mucho cariño.

Como Diseñador fue con Lucía la última vez que participé en la Gala de la Reina. Este año desgraciadamente no pudo salir lo de Gara y quiero aprovechar la ocasión para mandar un fuerte abrazo a sus familiares por su reciente pérdida.

Con casi 50 años yo lo que tengo ganas es de hacer algo que tenga un sentido. La empresas se tienen que concienciar de que el Carnaval es una vía para demostrarle al mundo que si se puede, que cualquier persona puede. Teniendo un accidente hace muchísimos años yo he tenido que demostrar el doble para que me den la mitad y lo he conseguido. Lucho por la igualdad.

El Carnaval es un espectáculo y hay que venderlo al exterior, pero la gente se olvida que el Carnaval es una fiesta amateur, y la gente se esfuerza para sacar un espectáculo profesional y creo que tenemos en nuestras manos la oportunidad de demostrarle al mundo que todo el mundo tiene cabida que no sólo el Carnaval se tiene que quedar en la pluma, en la espectacularidad, dándole la oportunidad a personas que tienen un hándicap. Ese es mi objetivo.

De la exposición de Rumberos diré que las muñecas están muy bien logradas y tiene un trabajo muy exquisito. Admiro el trabajo que tiene porque sé el trabajo que lleva. Me siento muy orgulloso de que alguien tenga inquietudes y que las haga realidad. Entiendo que los Rumberos es la Comparsa decana donde todos los comparseros, en los cuales me incluyo, hemos aprendido y muchas veces nos olvidamos muy rápido del pasado. Para quedarte con lo bueno que hicieron los demás e intentar avanzar.

Sin una Isabel Coello, sin Luis Dávila, sin Miguel Ángel Castilla, sin Monzón, sin Fermín de Cariocas, sin Doña Juanita y Don Carlos de Danzarines Canarios…, toda esa gente ha hecho grande nuestro Carnaval. Hoy en día, hay una hornada maravillosa de nuevos Diseñadores, que yo pensé que faltando los 4 de toda la vida se acababa esto, pero no ha sido así. Me siento orgulloso cuando veo sus trabajos,“olé..tú”, porque tienen unas ideas muy buenas, son innovadores e intentan no caer en los mismo.”

Mark Seculic ayudó al equipo de Rumberos encabezado por: Roji Monzón y Bella Gámez, entre otros, que elaboraron las muñecas para la exposición “Medio siglo tumbando cañas“. Con tan sólo 17 años y perteneciendo desde hace 3 a la batucada de la Comparsa Los Rumberos, también le apasiona el mundo del diseño de carnaval en muñecas. La presencia de Fran Romero, punta de lanza en este arte, propició una clase magistral donde el joven rumbero fue aconsejado y pudo conocer de primera mano la historia de uno de nuestros grandes diseñadores y exportadores de nuestro Carnaval.
Casa del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife


https://images.vexels.com/media/users/3/140174/isolated/preview/c96beb0316d36e66d4b0c6485bf92c9d-facebook-icono-cuadrado-by-vexels.png#SantaCruzdeTenerife #Tenerife #IslasCanarias #CanaryIslads #España #Spain #CarnavalSC19 #MundoCarnavalTenerife #barbie

Mundo Carnaval 

No hay comentarios:

Publicar un comentario