domingo, 29 de julio de 2018

Santa Cruz tendrá en 2020, un lugar donde celebrar el Carnaval al aire libre

En menos de un año Santa Cruz contará con más de 20.000 metros cuadrados de nueva superficie, en el entorno de la plaza de España y cerca del mar, "para el disfrute del ciudadano". Así lo anunció el pasado viernes el alcalde, el nacionalista José Manuel Bermúdez, durante una visita a las obras que está ejecutando en la actualidad el Cabildo en dicha zona, las cuales comenzaron a principios de 2018, y a la que también asistieron los presidentes del Gobierno canario y de la Corporación insular tinerfeña, los nacionalistas Fernando Clavijo y Carlos Alonso.

El Cabildo tiene previsto acabar en octubre una primera parte de los trabajos, fecha en la que se abrirá al tráfico rodado la avenida Marítima, pero se cerrará el tramo lateral del edificio de la Corporación insular más cercano al mar para continuar con la segunda parte de las obras. La previsión es que sobre febrero de 2019, cuando termine esta segunda fase, se pueda abrir al tráfico toda la zona. Tras la actuación del Cabildo, el Ayuntamiento chicharrero acondicionará el espacio más pegado a la avenida de Anaga, sobre el túnel de la Vía del Puerto, y la intención es que todo esté listo antes del próximo verano.

A continuación, y según apuntó el alcalde, solo quedaría pendiente en este ámbito una tercera fase que "tiene que ejecutar la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife para unir de forma definitiva lo que el Ayuntamiento y el Cabildo hemos hecho hasta ahora con el cantil del muelle y el mar, y que incluirá la creación de unas 1.000 plazas de aparcamiento en el Puerto". "Confiamos en que la parte que le corresponde a la Autoridad Portuaria sea llevada a cabo en el próximo mandato, para que por fin se pueda ir caminando desde el centro de Santa Cruz hacia el mar", añadió el regidor chicharrero.



El coste total de las obras que se ejecutan en la actualidad asciende a 3,4 millones de euros, de los que el Cabildo ha aportado 2,4 millones y el Consistorio chicharrero, el presupuesto restante. Se trata de una de las actuaciones previstas con cargo al Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN), según recordaron los presidentes de la Corporación insular y del Ejecutivo canario. "Esta obra es un ejemplo de las actuaciones que se están desarrollando en todas las islas a través del Fondo de Desarrollo de Canarias y que no solo se centran en mejorar y construir infraestructuras fundamentales para el bienestar de la población sino que también están contribuyendo al desarrollo económico y la generación de empleo, además de incidir en otras áreas estratégicas para el futuro de las islas, como son la formación y el conocimiento", señaló Fernando Clavijo.

El alcalde de Santa Cruz destacó que con esta actuación, el Cabildo y el Ayuntamiento "dan un paso más en lograr el principal objetivo que se persigue con este proyecto, acercar la ciudad al mar y facilitar a la ciudadanía un espacio mayor para su disfrute". Para Bermúdez, se trata de una obra muy esperada e importante para la capital, pues esta ganará 20.000 metros cuadrados, una superficie que equivale a cuatro campos de fútbol, para "pasear, practicar deporte, realizar grandes eventos, y acoger el escenario del Carnaval y el parque infantil más grande de Canarias".

El proyecto que se está ejecutando, obra de los arquitectos Herzog y De Meuron, es el tramo de mayor relevancia en la conformación del frente de la ciudad, y resulta esencial para resolver el tránsito de cruceristas y asegurar la conexión de itinerarios con la marina deportiva y el edificio previsto.

En concreto, los trabajos consisten en la urbanización de las superficies de los túneles de la Vía Litoral y del Puerto. Estos incluyen la demolición de parte de los acabados (firmes y soleras), rellenos y movimientos de tierra para conformar las secciones hasta dar continuidad a todos los ámbitos, formación del soporte base, impermeabilización, pavimentación, formación de alcorques, bancos circulares, barandilla de borde, mobiliario urbano, jardinería e instalaciones necesarias. El Muelle de Enlace se rematará provisionalmente con una barandilla lineal retrasada del borde de la actuación y un banco corrido. Se incluye la preinstalación para la futura colocación de dos quioscos.

Precisamente, con respecto al remate provisional y hasta que el Puerto ejecute la parte de la obra con la que la plaza de España se unirá definitivamente al mar, el alcalde mostró su preocupación por la seguridad de los ciudadanos en relación a la barandilla que se instalará. Los técnicos de la obra explicaron que habrá una distancia de unos tres metros tras la valla para evitar el riesgo por caídas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario