miércoles, 4 de julio de 2018

Los grupos protagonizarán el fin de fiesta del Carnaval 2019

La concejala de Fiestas abrió la tarde del lunes la tradicional ronda de negociaciones con las murgas infantiles y adultas para revisar las bases de los concursos del Carnaval 2019, edición que comenzará el viernes 1 de febrero, con el acto inaugural y sorteo de aspirantes, para seguir ya de forma ininterrumpida desde el jueves 7 de febrero, con las fases de murgas infantiles, en el recinto ferial.


El alto grado de consenso presidió las dos primeras reuniones, que culminaron con un "canto común", al hacer suya la concejala el compromiso de liderar la organización de un gran acto fin de fiesta -como se acordó en las reuniones con el alcalde-, que se celebrará el Domingo de Piñata con la participación de todas las modalidades. Ese colofón tendría lugar el domingo 10 de marzo -último día del programa del Carnaval 2019- y, entre las ideas, se había sugerido un desfile desde diferentes puntos estratégicos de Santa Cruz para culminar en la plaza de Candelaria al ritmo del "Santa Cruz en Carnaval" para despedir la fiesta dedicada a las Profundidades Marinas y anunciar el motivo y el cartel de la siguiente edición, 2020, bajo una exhibición pirotécnica.

De resto, ni las recurrentes referencias a las guaguas, o a los bocadillos que otrora daba la organización a los componentes fueron parte de la conversación, donde, por ejemplo, en las murgas adulta se ratificó la fórmula de las tres fases y final, el viernes, sin ahondar en el número de finalistas -establecido en ocho- o reabrir el "melón" del debate de la puntuación, que seguirá valorándose la fase y no se acumulará para la final, en la que se pondrá, como es habitual, el contador a cero.



La organización pidió la colaboración a las murgas infantiles para que el día del concurso no se suba al escenario a los pequeños de cero a tres años, que sí participarán en el resto de actos donde quieran llevarlas las murgas. En cuanto a la edad, los nacidos en el año 2001 -cuando cumplen la mayoría de edad, de enero a diciembre- podrán salir en las murgas adultas, mientras en las infantiles se permitirá cinco componentes de ese año y 10 de 2000, para evitar que se diluya su condición de formaciones infantiles.

Se matizó que en el mínimo de 40 componentes y el máximo de 85 se computará al director y la percusión, y quedó reglada la figura del figurante. Así, cada murga podrá subir al escenario de forma puntual tantos figurantes como componentes tenga inscritos, solo para parodias, no para cantar.

Las murgas retomaron la propuesta del sonido que planteó el ingeniero Carlos Mas, la última edición, y se le pidió asesoramiento para ampliar de 26 a 30 micros, como se puso sobre la mesa en febrero y se aplazó.

En la reunión de las murgas infantiles se echó en falta a los representantes de Bambas, Pita-Pitos y Paralepípedos, que han anunciado su regreso, y en el encuentro adulto se sumó por primera vez Arremangados, que tienen su cuartel general en Candelaria. Tras este encuentro de trámite, solo queda que las bases se lleven al consejo de Fiestas y se abra el plazo de inscripción en septiembre.

Humberto Gonar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario