domingo, 15 de julio de 2018

El obispado calla ante la utilización de una iglesia como camerino de ‘drag queens’

El párroco de La Breña, en Gran Canaria, Fernando Báez Santana, ha cedido a un grupo de ‘drag queens’ la casa parroquial como camerino, y el altar de la propia iglesia para hacerse fotos. El obispado calla… Y otorga.


El Padre Báez también ha querido posar vestido de amarillo rodeado de los hombres disfrazados de mujeres, informa Canarias7, que se hace eco de la polémica en redes sociales que ha causado esta penúltima profanación.

La gala de transformistas es una de las actividades de las fiestas en honor a San José y la Virgen del Pino.

Muchos de los atónitos feligreses han pedido al obispo, Francisco Cases, que sea cesado como sacerdote por ceder la iglesia y resto de dependencias parroquiales. A la gala, que fue un gran éxito de organización y participación, asistieron unas 300 personas en este barrio de Telde, con una población cercana a las 400 personas.

Monseñor Cases tuvo ya un encontronazo público con los transformistas, concretamente con la Drag Sethlas, por su exhibicionismo blasfemo en el Carnaval de Las Palmas, un espectáculo tan bochornosamente ofensivo que tuvo que ser el presidente de la Federación Islámica de las Islas Canarias, el imán Tijani El Bouji, quien más firmemente protestara, asegurando que sus correligionarios “no tolerarían un ataque como el de la Drag Sethlas”.



Báez, que tiene estudios de Historia de la Iglesia por la Universidad de Comillas de Madrid, ya ha tenido que ser reprendido por sus superiores en diversas ocasiones por sus constantes excesos verbales y sus conflictos con otros sacerdotes y con representantes políticos.

En un programa de la televisión local llegó a negar las apariciones marianas de la Virgen del Pino, venerada desde 1481. “No se le ha aparecido a nadie, no aquí, no en Fátima ni en Lourdes no en ninguna otra parte del mundo”.

InfoVaticanaCarlos Esteban 

No hay comentarios:

Publicar un comentario