domingo, 3 de junio de 2018

Ni Fú-Ni Fá, la murga con habanera

La murga madre del Carnaval de Tenerife volverá a estar presente en el Festival de Habaneras que cada edición cobra más auge bajo la tutela de la Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. No es la primera vez ni que la Fufa se hace presente en estos recitales programados con motivo del Día de la Virgen del Carmen (ya estuvo representada cuando dio cobijo a Valbanera, hasta que se independizó) ni es la primera murga o grupo del Carnaval que dio el salto a un apartado más coral. Pionero en esta trayectoria es Habana Vieja, de la Casa del Miedo-Sociedad Mamel's, una experiencia que secundó La Otra Habana o que también retoma esta edición la fusión de coros de Bambones y Zeta-Zetas.

Esencia Guajira, la habanera de la Afilarmónica Ni Fú-Ni Fá, es un proyecto que lidera Fran Margarito y que viene a relanzar el compromiso con la dinamización socio-cultural. Junto al Carnaval, las Fiestas del Carmen y, en particular, es una bocanada de aire fresco que certifica la nueva etapa que afronta la sociedad que preside desde hace tres años Carlos Fumero y que supone el cierre de una etapa de transición -del fallecimiento del maestro-. De una forma más gráfica, se pasa de la Ni Fú-Ni Fá de Enrique González a la Ni Fú-Ni Fá del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, legado del maestro y padre de las murgas de Canarias.


La nueva habanera viene a ampliar la oferta cultura de la Ni Fú-Ni Fá y a pacificar la institución. Para ello, el concurso de Fran Margarito es fundamental. Amante del Carnaval, salió incluso un año como director de Trasnochados, para luego sumarse durante una década a la Escuela de Folclore de Santa Cruz, militar en Singuangos desde 1993 hasta que decidieron no salir a comienzos de los años 2000, fundador de Son 21 y también fue "alma mater" de Los Lejías, pioneros de la Canción de la Risa. Y, por si le sobra tiempo, desde 1989 es miembro de la tuna de Medicina. Ahora, con la vista puesta en el 26 de enero, cuando tiene previsto presentar su primer registro discográfico en solitario, ha decidido sumar esfuerzos en la Fufa. En positivo y para disfrutar y pasarlo bien. Asegura que no quiere protagonismo, sino contagiar la buena marcha de la institución.

Fran Margarito es un showman, un hombre que le encanta hacer equipo y, sobretodo, un buen tenderete. Su incorporación para sacar la habanera de Ni Fú-Ni Fá no es un desembarco, sino una colaboración para impulsar la institución. Aunque asume el reto de ser el director musical de Esencia Guajira, en esta nueva sección de la institución cuenta precisamente con el director artístico de la afilarmónica, Cándido Acuña, y también con José "Grillo", el responsable musical de la Fufa.

Para Margarito, es fundamentar disfrutar y pasarlo bien. De ahí que Esencia Guajira solo ensaye una vez al mes con la vista buena en salir a hacer un buen papel. Para ello, de las dos obras que preparan para el festival de julio, ya ultiman La Habanera de Los Corujos, llegada de Lanzarote, junto a otra obra muy popular y que preparan con gran cariño para sorprender al público.

La visita al local de la Fufa permite descubrir en las filas de Esencia Guajira caras que en febrero se pintan de payasos con otros que han secundado la convocatoria que hizo la afilarmónica para sacar esta nueva sección. En total, 35 componentes a los que se suman cinco músicos que acompañarán al grupo con guitarra, laúd, bajo y acordeón, más percusión menor (bongós y claves). "Todos formamos un grupo de música sencillo, que disfrutamos cada vez que nos reunimos, que vamos a hacer un buen papel y que, además de estar en el festival de habaneras de Santa Cruz, ya hemos confirmado la participación el 1 de septiembre en otra cita similar que se celebra en Las Caletillas". Fran Margarito no descarta incluso alguna salida para actuar en una isla, si bien este proyecto está aún por perfilar.

Por ahora, Ni Fú-Ni Fá recupera esencia. Esencia Guajira, con la cara amable de Fran Margarito al frente, un "pata negra" del Carnaval.

En paralelo, la sociedad también ha puesto el embrión en la sede de la Escuela de Folclore. Para ello, se ofrecen clases de pulso y púa con la colaboración de José "Grillo", entre otros, y el reto de recuperar para las próximas Fiestas de Mayo el grupo folclórico Tajinaste que tuvo su cuna décadas atrás en la propia Afilarmónica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario